Star Wars: Los Últimos Jedi

¿Una genialidad o una porquería? La última cinta de la saga Star Wars ha divido a los fans con un espectro amplio de distintas opiniones. Es la continuación directa de ‘El despertar de la Fuerza’, pero esta vez la dirección está a cargo de Rian Johnson (‘Looper’) y no JJ Abrams (que volverá para dirigir el Episodio IX) y realmente se nota este cambio ya que no podría ser más distinta a su predecesora.

‘Los Últimos Jedi’ nos presenta una historia muy atrevida y diferente a las otras entregas, pero sin faltar homenajes a los momentos clásicos de la trilogía original. En el argumento del filme hay dos tramas separadas. Una que continúa la historia de la heroína y protagonista de la nueva trilogía Rey (Daisy Ridley) entrenándose con Luke Skywalker (Mark Hamill vuelve para interpretar a su personaje más icónico en una actuación más acertada y madura) para enfrentarse al villano Kylo Ren (Adam Driver). La otra trama que involucra a Finn (John Boyega) y a Rose (Kelly Marie Tran) es bastante menos interesante, alarga el filme de una manera innecesaria y al final del filme no aporta nada para el desarrollo del clímax final.

En definitiva, el Episodio VIII es una película competentemente dirigida con una buena banda sonora, efectos especiales fantásticos y escenas muy emocionantes (sobre todo para los fans) pero aún así resulta decepcionante por el hecho de que esta nueva trilogía parece otro producto más de Disney y no una obra de un autor (como la trilogía original de Lucas). Johnson y Abrams trabajaron completamente separados en sus respectivos filmes y no hubo una puesta en común hacia dónde se dirigía la historia de la saga y eso repercute en una narrativa inconsistente y un futuro más borroso para el siguiente capítulo.

Lo bueno: escenas con Rey y Kylo Ren, y la actuación de Mark Hamill.

Lo peor: el humor de Disney y la falta de visión para el futuro de la saga.

Nota: 6,5/10

Escrita por Fernando

Distribuida por Walt Disney Spain
Estreno en 414 cines
Anuncios

Liga de la Justicia

¿La gran culminación del Universo cinematográfico de DC? “Liga de la Justicia”, el equipo que reúne a los superhéroes más famosos de DC Comics luchando codo con codo. Una película que lleva años anticipando los fans y llega por fin a manos de Zack Snyder que nos trajo “El hombre de acero” (2013) y “Batman v Superman: El amanecer de la Justicia” (2016).

Henry Cavill, Ben Affleck y Gal Gadot regresan como “Superman”, “Batman” y “Wonder Woman” respectivamente, roles que ya habían interpretado antes. Pero un cambio de tono a uno más ligero y digerible después de la mala recepción que tuvo “Batman v Superman” es muy aparente y nos deja la impresión de que Warner Bros no tiene un plan conciso y están dispuestos a intentar todo. Como consecuencia nos quedan incoherencias entre filme y filme, y falta esa homogeneidad presente en las cintas de Marvel Studios. Este cambio también es aparente en la fotografía principal con una saturación alterada para que los colores vibren en la pantalla en comparación y esto se agradece ya que es una película colorida (el traje de Superman ya no es granate y azul marino).

La mayoría de los miembros de la liga funcionan gracias a que han escogido actores carismáticos y entusiasmados por formar parte de este universo, destacando a Ezra Miller (“Flash”) y a Jason Momoa (“Aquaman”) que sus presencias llenan la pantalla de energía y nos deja con ganas de ver sus filmes individuales. Por otra banda los personajes principales que se nos introdujeron con anterioridad el “Batman” de Affleck y el “Superman” de Cavill resultan una carga innecesaria con escenas que “continúan” sus películas cuando a esta película le falta tiempo para explicar bien la trama principal (con una duración de 2 horas y 1 minuto resulta ser la más corta hasta ahora de la serie).

El montaje como parece que ya es tradición es bastante desastroso como el de “Escuadrón Suicida” o “Batman v Superman” y parece que nos hayamos perdido algunas escenas que podrían llegar en una versión extendida (otra tradición). El villano Steppenwolf interpretado por Ciarán Hinds pasa de ser amenazador a patético en milisegundos. Algunas referencias a los cómics van a emocionar a algunos fans incluyendo una escena al final de los créditos. A todo esto, “Wonder Woman” (2017) demostró que quizás es hora de cambiar el equipo creativo detrás de estas cintas y traer talento nuevo para que se encargue de la segunda parte.

Al final, “Liga de la Justicia” nos deja indiferente y acaba siendo una película de superhéroes más. Para mí personalmente DC no ha acertado ya que al menos sus otras películas dejaron alguna impresión positiva o negativa.

Lo mejor: Gadot, Fisher, Miller y Momoa hacen lo mejor que pueden con las escenas que les han dado y nos dejan con ganas de volverlos a ver interpretando estos personajes.

Lo peor: Lo insustancial que resulta el producto final.

Nota: 6/10

Escrita por Fernando Chiner

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 328

Thor: Ragnarok

El retorno del dios del trueno. La tercera entrega de Thor en la ya exitosa mega-franquicia de Marvel Studios reúne a los dos vengadores que estuvieron ausentes en Civil War (Hulk y Thor) para contarnos sus desventuras cósmicas. Personalmente nunca me he considerado fan de Thor, pareciéndome el Vengador menos interesante del grupo y consecuentemente sus películas resultaban las más aburridas. Sin embargo, gracias a la hilarante dirección de Taika Waititi esta película se nos hace corta y cada segundo entretiene.

Waititi aprovecha completamente los talentos que Chris Hemsworth ha demostrado tener como actor cómico, y le da al filme un tono mucho más colorido y divertido de lo que habíamos visto en las películas de Marvel (incluyendo ambos volúmenes Guardianes de la Galaxia). La estética es 100% fiel a la Marvel de los años 60 y las ilustraciones psicodélicas de Jack Kirby.

Dicho esto, quizás la película no vaya a contentar a todo el mundo ya que está pensada para que la puedan ver todos los públicos y es muy chistosa (una crítica que han estado recibiendo mucho las últimas cintas de Marvel Studios). Muy diferente al cómic homónimo que presenta un argumento más oscuro y adulto ya que toma elementos del mismo en lugar de adaptarlo. Ciertos personajes solo aparecen en la película para hacer reír al público como el Gran Maestro (interpretado por Jeff Goldblum) y después de un rato pueden llegar a cansar a espectadores que no conecten con el sentido del humor de Waititi.

Lo mejor: La dirección de Waititi y como recicla la saga de Thor.

Lo peor: La comedia obstaculiza que los momentos dramáticos o de tensión tengan el mismo impacto.

Nota: 8/10

Escrita por Fernando.

Distribuida por Walt Disney Motion Pictures
Estreno en 370 cines

Logan

loganA la tercera va la vencida. La última entrega de las películas en solitario de Lobezno nos introduce a un Profesor X y a un Logan deteriorados y pasados sus días de gloría en un futuro un tanto post apocalíptico en el que ya no nacen más mutantes.

Hugh Jackman que lleva interpretando este personaje 17 años se despide del rol con esta magnífica oda al antihéroe. El actor australiano y Patrick Stewart -Charles Xavier- se comprometen con sus papeles respectivos con interpretaciones sublimes y nos dan una versión mucho más cruda y deprimente de sus personajes. También destacar a la actriz debutante Dafne Keen -X-23- a pesar de no tener mucho diálogo, hace creíble a este personaje y sus motivaciones.

La cinta sube el listón para el género de superhéroes del mismo modo que lo hizo Christopher Nolan con ‘El Caballero Oscuro’. James Mangold -el director- coge la plantilla básica y los elementos de una ‘road movie’ y los fusiona con una historia que funciona dentro de este mundo una vez habitado por mutantes. La película aprovecha su tono adulto para tratar con temáticas más delicadas como la sedación terminal de una persona con enfermedad mental degenerativa o la discutible ética de la clonación. Añadiendo más capas a lo que siempre había sido una alegoría a la discriminación.

Uno de los puntos negativos del filme es que insinúa que han tenido lugar varios sucesos importantes desde la última vez que vimos a la patrulla X, pero no nos acaba de dar contexto -además de las múltiples incoherencias ya existentes en la línea del tiempo de las películas de X-Men-. Esto puede confundir a la audiencia aunque podría dar pie a futuras precuelas llenando el hueco temporal. Los Reavers, el grupo de villanos principales, funcionan dentro de esta historia ya que juegan un papel importante pero terminan siendo mediocres como personajes. Un villano adicional excluido de los trailers como elemento sorpresa en la película quizás resulta excesivo y no convence a parte del público, pero tiene sentido la decisión de incluirlo en la cinta siendo la última de Jackman.

Lo mejor: es la película perfecta para este personaje en concreto y una emotiva despedida a Hugh Jackman.

Lo peor: la falta de contexto del futuro que se nos introduce.

Nota: 9,5/10

Escrita por Fernando.

Sigue leyendo

Múltiple

multiple¿Redención para M. Night Shyamalan? El cineasta indio que en su día fue referido como “el próximo Spielberg” lleva un largo historial de fracaso con la crítica. Su nueva cinta es un thriller psicológico protagonizado por James McAvoy que está siendo humildemente aclamada. 

McAvoy está excelente en su papel de villano con trastorno de identidad disociativo que le permite mostrar casi todo su alcance como actor. Sin embargo, el resto de la película sigue teniendo los mismos problemas típicos del cine de Shyamalan -diálogo surrealista, actuaciones poco creíbles, situaciones inverosímiles-, pero no llegan a dañar la integridad de la cinta.

Las actuaciones del reparto son en su mayoría correctas destacando Anya Taylor Joy y Betty Buckley por encima del resto. La cinematografía a manos de Mike Gioulakis  ayuda a la cinta añadiendo tensión y suspense a falta de estar poco presente en el guión.

Al final del todo encontramos un ‘easter egg’ que solo apreciarán los fans de las primeras películas de Shyamalan y dando un giro inesperado que cambia completamente el significado y la perspectiva de la película. Este giro también justifica muchos de los problemas que tendremos durante el transcurso de ‘Múltiple’.

Nota: 7,5/10

Escrita por Fernando.

Rogue One: una historia de Star Wars

rogueoneEste film toma un descanso de la famosa saga episódica y nos cuenta lo que antes tan solo era una anécdota del principio de “La guerra de las galaxias (1977)”: la crónica de cómo la Alianza Rebelde robo los planes de la Estrella de la Muerte del Imperio Galáctico.

Al principio, a la película le cuesta empezar y tarda en captar el interés de la audiencia, pero una vez nos ha introducido a los personajes, su misión pasa a ser adrenalina pura con muertes y explosiones. El tono es mucho más oscuro de lo habitual y lo distancia de lo que se espera de la saga, con algunas escenas que parecen salidas de cintas bélicas como “Apocalypse Now” o “Salvando al Soldado Ryan”.

En general, los personajes son unidimensionales definidos tan solo por una característica principal que les diferencia (el desahogo cómico, el tipo duro, el sabio, etc.) y nunca acaba de haber una conexión emocional como con otros personajes anteriores de la saga. Aunque hay apariciones de personajes icónicos de la franquicia, son breves ya que varios están recreados con efectos digitales que no parecen acabados de pulir.

La fotografía es impresionante y salen algunos paisajes increíbles grabados en localizaciones exóticas reales de las Maldivas e Islandia. La banda sonora a manos de Giacchino es muy floja y poco memorable pues muchos de los temas no son propios lo que hace que se note más la ausencia de John Williams.

Lo mejor: El androide K2SO (se volverá un favorito estas navidades) y el par de escenas en las que sale Darth Vader (pondrán los pelos de punta a los fans de la saga).

Lo peor: Los personajes principales planos (son tan poco memorables como sus nombres).

Nota: 8/10

Escrita por Fernando. Sigue leyendo

La fiesta de las salchichas

salchicasHumor escatológico con un trasfondo inteligente. La nueva comedia animada para adultos de Seth Rogen y compañía viene cargada  de profanidad y humor absurdo (que ya es de esperar conociendo la premisa).

El humor de la cinta mayoritariamente es juvenil y hará reír al público más adolescente, pero por otra parte hay un comentario social metido sutilmente sobre las creencias personales, el origen de las religiones, racismo e incluso sobre el conflicto armado entre Israel y Palestina. 

La animación de la película al estilo de Pixar está muy lograda y hace que la comida y los productos de higiene protagonistas puedan transmitir emociones como el miedo y el amor. También hacen homenajes muy divertidos a algunas películas clásicas tales como Terminator y Salvar al soldado Ryan. El villano principal interpretado en su versión original por Nick Kroll destaca por  sus aterrorizadores métodos de interrogación, aunque el doble significado del nombre del personaje se pierde en la traducción.

Al final esta cinta nos recuerda a otras como South Park: más grande, más largo y sin cortes, pero no llega a estar a la altura. Se centra demasiado en el humor adolescente y alarga demasiado algunos gags. 

Sobretodo no recomendamos La fiesta de las salchichas a las personas que se escandalizan con facilidad. 

Nota: 8/10.

Escrito por Fernando