Ready Player One

El videojuego de Spielberg. El mítico y célebre director de cine, Steven Spielberg vuelve a las salas de cine dos meses después de estrenar “Los Archivos del Pentágono” con la adaptación del libro de Ernest Cline, “Ready Player One”.

La historia se centra en la vida de Wade Watts en un futuro distópico. Este chico, interpretado adecuadamente por Tye Sheridan, es el encargado de guiar al espectador por el mundo de “Oasis”, un mundo virtual propio de un videojuego. Y aquí reside una de las virtudes del film porque el guión y la manera como se cuenta la historia es apropiada, ya que conecta con el espectador desde los segundos iniciales de la película y no lo deja hasta pasados los 140 minutos con total entretenimiento.

Por otro lado, tenemos una creación con múltiples referencias a las modas ochenteras y una música de Alan Silvestri precisa a cada instante que incentiva la sensación de estar viajando en un videojuego al mismo tiempo que te cuenta una historia interesante y curiosa. No obstante, una de las pocas objeciones que tiene el film es que su primera hora es mucho mejor que la segunda y, a este desequilibrio en ritmo e interés, le añadimos que hay instantes en los cuales procura hacer más homenajes que proseguir con la historia.

Aun así, Steven Spielberg vuelve a dejarnos con la boca abierta con esta película que se aleja de la formalidad para coger al espectador y trasladarlo en un futuro increíble para hacernos gozar del paseo por Oasis mientras nos plantea algunas reflexiones que, más de uno se las habrá planteado.

Lo bueno: tiene todo lo que debe tener un estupendo ‘blockbuster’, su espectáculo y tiene momentos memorables.

Lo malo: quien busque una historia profunda se decepcionará.

Nota: 8/10

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 341 cines
Anuncios

El Instante Más Oscuro

El oscuro mayo de 1940. El director de ‘Expiación, más allá de la pasión’, Joe Wright vuelve a la gran pantalla con una película histórica sobre la Segunda Guerra Mundial. Esta vez se centra en ese mayo de 1940 en Inglaterra cuando el gobierno pasó una crisis interna y cambiaron al Primer Ministro, iniciando Winston Churchill su mandato, en medio de la guerra que estaba ganando Adolf Hitler.

Sin ningún tipo de duda, la película se sustenta gracias a la magistral actuación de Gary Oldman quien interpreta al difícil de describir, Winston Spencer Churchill, en un mes realmente complicado y de duras tomas de decisión. Acompañado de un elenco perfecto, el film se desarrolla como un drama histórico y político más, explicando y representando las reuniones llevadas a cabo ese mes de 1940 que, al mismo tiempo, se junta con el ‘milagro de Dunkerque’ ya llevado al cine por Christopher Nolan.

La banda sonora dramática de Dario Marianelli le da su toque épico y adecuado con su piano preciso a cada instante, y el guión de Anthony McCarten dota de veracidad histórica y poderío a los discursos y diálogos que, por momentos, son excelentes. Sin embargo, uno de los ‘peros’ que podríamos encontrar en la cinta es su ritmo pues sus 125 minutos son excesivamente largos y lentos, y hay escenas largas que, para uno que no le interese demasiado el argumento, podría aburrirse completamente.

Aun así, Joe Wright consigue hacer una sólida recreación de ese oscuro mayo de 1940 pese a no desmarcarse o sorprender en nada en concreto del género. Lo que sí recordaremos será Gary Oldman; se merece todo los premios.

Lo bueno: Gary Oldman y la importancia de los personajes femeninos en la vida de Churchill.

Lo malo: que el argumento no dé más de sí y se convierta en una mera representación plomiza de un hecho muy concreto.

Nota: 7/10

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 234 cines

Rogue One: una historia de Star Wars

rogueoneEste film toma un descanso de la famosa saga episódica y nos cuenta lo que antes tan solo era una anécdota del principio de “La guerra de las galaxias (1977)”: la crónica de cómo la Alianza Rebelde robo los planes de la Estrella de la Muerte del Imperio Galáctico.

Al principio, a la película le cuesta empezar y tarda en captar el interés de la audiencia, pero una vez nos ha introducido a los personajes, su misión pasa a ser adrenalina pura con muertes y explosiones. El tono es mucho más oscuro de lo habitual y lo distancia de lo que se espera de la saga, con algunas escenas que parecen salidas de cintas bélicas como “Apocalypse Now” o “Salvando al Soldado Ryan”.

En general, los personajes son unidimensionales definidos tan solo por una característica principal que les diferencia (el desahogo cómico, el tipo duro, el sabio, etc.) y nunca acaba de haber una conexión emocional como con otros personajes anteriores de la saga. Aunque hay apariciones de personajes icónicos de la franquicia, son breves ya que varios están recreados con efectos digitales que no parecen acabados de pulir.

La fotografía es impresionante y salen algunos paisajes increíbles grabados en localizaciones exóticas reales de las Maldivas e Islandia. La banda sonora a manos de Giacchino es muy floja y poco memorable pues muchos de los temas no son propios lo que hace que se note más la ausencia de John Williams.

Lo mejor: El androide K2SO (se volverá un favorito estas navidades) y el par de escenas en las que sale Darth Vader (pondrán los pelos de punta a los fans de la saga).

Lo peor: Los personajes principales planos (son tan poco memorables como sus nombres).

Nota: 8/10

Escrita por Fernando. Sigue leyendo