Nuestras Madres

‘Nuestras Madres’ es una ópera prima muy loable que tiene mucho que contar aunque el relato pueda resultar aburrido.

Título original: Nuestras Madres
Dirección: César Díaz
Guion: César Díaz
Fotografía: Virginie Surdej
Reparto: Armando Espitia, Emma Dib, Aurelia Caal, Julio Serrano Echeverría, Victor Moreira.
Fecha de estreno: 21/02/2020
País: Guatemala. Duración: 78′. Género: Drama.
Distribución: Alfa Pictures. Cines: ?Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de Ernesto, un joven antropólogo de la Fundación Forense que se encarga de identificar a las personas que han desaparecido después de la Guerra Civil en Guatemala.

Siempre es de agradecer que el cine sudamericano llegue a la cartelera española para poder entrar en historias que, quizás, aquí no se explicarían. Este es el caso de esta película de Guatemala que explica unos hechos muy concretos y delicados a día de hoy como son los cuerpos no identificados que están mal enterrados en fosas, bosques, prados y cementerios. Un drama que en España toca de lleno. Sin embargo, no estamos ante un documental, aunque pueda parecerlo, sino que es una historia ficcionada que sigue al joven antropólogo Ernesto y su ambición por descubrir el paradero de su padre.

Armando Espitia es el protagonista y el encargado de llevar el ritmo, puesto que es una película que no malgasta tiempo en planos innecesarios sino que desarrolla el argumento bien en sus 78 minutos. Si es cierto que, en conjunto, es un film muy personal de César Díaz y le falta garra y nervio para entretener al espectador y, por eso, los minutos de metraje pueden hacerse pesados. Aun así, el tema que trata es muy importante y está bien que se dé voz a todas esas madres guatemaltecas que no pudieron enterrar a sus maridos e hijos. Díaz hace un homenaje a ese sufrimiento vivido por muchas mujeres, sobre todo representado en los personajes de Cristina y Nicolasa.

En general, Nuestras Madres es una ópera prima pequeña y sencilla, pero loable y emotiva que trata un drama plural del ser humano que en cualquier país puede existir. Claro es, por eso, que hay que tener interés por este tema, no es un film para disfrutar sino para pensar, y fácilmente quede en el olvido.

Lo bueno: la emotividad que consigue transmitir.
Lo malo: el tono documental que tiene puede resultar soporífero.

Nota: 7/10

Las Golondrinas de Kabul

‘Las Golondrinas de Kabul’ es una sorprendente y emotiva película de animación con una feroz crítica y representación del Kabul de finales de siglo XX.

Título original: Les hirondelles de Kaboul
Dirección: Zabou Breitman y Eléa Gobbé-Mévellec
Guion: Zabou Breitman, Patricia Mortagne, Sébastien Tavel (Libro: Yasmina Khadra)
Música: Alexis Rault

Fotografía: Animación.
Reparto: Animación.
Fecha de estreno: 21/02/2020
País: Francia. Duración: 80′. Género: Animación, Drama.
Distribución: Night Drive. Cines: 17. Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de Mohsen y Zunaira, dos adolescentes que viven en Kabul y se han enamorado pese a vivir en un entorno repleto de violencia y miseria. Paralelamente, explica la historia del matrimonio de Atiq, un trabajador en una cárcel de mujeres y Mussarat, una mujer enferma.

Es una pena que Las Golondrinas de Kabul no haya tenido más recorrido internacional porque bien podría ser una firme candidata en muchos premios, sobre todo por el componente crítico de los efectos de la llegada de los talibanes a Afganistán. Y es que el libro de Yasmina Khadra, pseudónimo de Mohamed Moulessehoul, enmarca dos relaciones de amor en ese Kabul destrozado y sin rumbo, gobernado por la angustia de la guerra. El film plasma muy bien los escenarios de la novela con la ayuda de una magnífica y luminosa animación de acuarela que, acompañada de una música orchestral, adentran al espectador de lleno en la historia.

La historia de Atiq Shaukat recuerda a El Alquimista de Paulo Coelho, un hombre sin alma, pensativo, que anda por las calles de la ciudad, con una vida rutinaria y una mujer enferma de cáncer. Paralelamente, se contrapone a la historia de Mohsen Ramat y Zunaira, dos jóvenes llenos de vida que tienen planes de futuro pese a vivir en un país cerrado, que no les deja salir y con pocas aspiraciones. Ambos relatos se combinan muy bien para que se vaya creando un clímax final lleno de tensión, dejando una sensación amarga en el cuerpo por la crudeza de los hechos, un factor que en la novela no se vive tanto. Eso sí: hay instantes en la película que podrían estar mejor explicados y que, por suerte, la novela los expone más claramente. 

Por lo tanto, el trabajo de Zabou Breitman y Eléa Gobbé-Mévellec es digno de alabar y demuestra que hay largometrajes que con animación pueden llegar mucho más lejos que con acción real. Este es un ejemplo que, por supuesto, no sería recomendable que niños y niñas la viesen ya que contiene momentos muy duros. Al final, por eso, se logra una sorprendente y emotiva película de animación con una feroz crítica y representación del Kabul de finales de siglo XX.

Lo bueno: aunque se haya leído la novela, emocionará mucho.
Lo malo: hay partes mal explicadas que con la novela se entienden mejor.

Nota: 8/10

Monos

‘Monos’ es un retrato abrumador, bello e incómodo sobre la naturaleza y el instinto humano.

Título original: Monos
Dirección: Alejandro Landes
Guion: Alexis Dos Santos,Alejandro Landes
Música: Mica Levi

Fotografía: Jasper Wolf
Reparto: Julianne Nicholson, Moises Arias, Jorge Román, Sofia Buenaventura, Laura Castrillón, Sneider Castro.
Fecha de estreno: 21/02/2020
País: Colombia. Duración: 102′. Género: Drama.
Distribución: B Team Pictures. Cines: 37. Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de una mujer norteamericana secuestrada por una organización paramilitar en Colombia, en un asentamiento aislado en las montañas, en el que un sargento adiestra a jóvenes que están en plena transición hacia la adolescencia, para que mantengan en cautiverio a la mujer secuestrada.

La historia que dirige y explica Alejandro Landes es original y diferente en la que se desarrollan lazos de amistad, amor, envidia y celos entre los jóvenes del campamento situado en lo alto de la montaña. El argumento se va desarrollando y complicando a medida que avanza el metraje, con cambios de escenarios, muchos de ellos salvajes, en medio de la selva colombiana, con una transición visual de un lugar a otro sorprendentemente realizada, decisión que le da ritmo y dinamismo a la película.

La narrativa está contada de forma lineal, con un aspecto cinematográfico impecable y una iluminación muy acertada, aportando una atmósfera muy realista, siendo representada adecuadamente la naturaleza de las montañas y la selva. El sonido de la película es de carácter ambiental, dando mayor protagonismo a los diálogos; pero cuando se inserta la banda sonora, realmente destaca y crea un estado de tensión y expectación muy pronunciado. Las interpretaciones de los jóvenes son muy buenas y creíbles aunque el desarrollo de personajes es selectivo, pero funciona perfectamente sin necesidad de contar un trasfondo sobre ellos. El único personaje que no logra transmitir suficiente fuerza y credibilidad es el de la secuestrada, que por no saber nada sobre su pasado o cómo llegó a estar en esta situación, cuesta empatizar con ella.

En definitiva, esta película refleja la gran capacidad que tiene el cine latinoamericano para explicar historias interesantes con ópticas originales y diferentes.

Lo bueno: El ritmo de la película, la fotografía y la banda sonora.
Lo malo: Trasfondo escaso de la trama.

Nota: 7/10

Escrita por Gabriel Bonanni.

El Plan

‘El Plan’ es una obra teatral que demuestra que con pocos recursos se puede hacer un muy interesante drama social sobre la masculinidad.

Título original: El Plan
Dirección: Polo Menárguez
Guion: Polo Menárguez (Obra: Ignasi Vidal)
Música: Pablo Martín Caminero

Fotografía: Alejandro Espadero
Reparto: Raúl Arévalo, Antonio de la Torre, Chema del Barco.
Fecha de estreno: 21/02/2020
País: España. Duración: 79′. Género: Drama, Comedia.
Distribución: Filmax. Cines: 49. Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de Paco, Ramón y Andrade, tres amigos que llevan en paro desde que cerróIg la empresa en la que trabajaban. Cuando se reúnen, un contratiempo les impide salir de casa: el coche que necesitaban para trasladarse está averiado. Mientras buscan otra manera de llegar a su destino, se ven envueltos en una serie de incómodas discusiones que poco a poco derribarán sus muros y arrancarán sus máscaras.

En 2013 fue cuando Polo Menárguez inició su filmografía con Dos Amigos y, ahora, vuelve con una propuesta teatral en la que demuestra que con pocos recursos se puede hacer un muy interesante largometraje. Y es así porque el film solo tiene un único espacio (un piso), un guion excelente (a cargo del mismo Menárguez) y tres excelentes actores (De La Torre, Del Barco y Arévalo). Con todo esto se logra una película que ahonda en los más profundo de la masculinidad y en los problemas actuales de la sociedad española como es la propia situación laboral de los protagonistas.

Uno de los puntos a favor es que sus 79 minutos están muy bien aprovechados, precisos e idóneos para que el público, primordialmente masculino, se vea reflejado en esos personajes decaídos. Además, la puesta en escena es adecuadamente nerviosa, inquieta y dinámica para sentir las emociones y los diálogos entre ellos, y se vaya creando un clima de ascendente tensión hasta que explosiona (bajo ningún concepto explicar el final).

No obstante, su conclusión me dejó algo frío y desconcertado, puesto que el tema final es muy arriesgado, pero el trabajo actoral  y de guion hace que en todo momento se entienda lo que no se dice y todo se convierta en una valiente y original propuesta que recuerda a la griega Chevalier de Athina Rachel Tsangari. Hay que seguir la pista de Menárguez y su equipo.

Lo bueno: que con poco se puede hacer mucho.
Lo malo: su conclusión deja frío y desconcertado.

Nota: 7/10

Estrenos 21 de Febrero de 2020

La semana post San Valentín viene cargada de estrenos. El cine no cesa de trabajar y lleva a la gran pantalla diez largometrajes ofreciendo al público una propuesta de lo más variada para el fin de semana. En total en lo que llevamos de año se han estrenado 63 películas, de las cuales la mayoría de ellas siguen en cartelera. Sigue leyendo

Sonic va a toda velocidad en la taquilla

CORTOMETRAJES (5)Si bien los principios fueron algo turbulentos con polémica incluida debido al diseño del personaje, no se puede decir que su estreno haya decepcionado. Todo lo contrario. Ha conseguido buenísimos números, mejores de lo que se esperaba. Lo vemos. Sigue leyendo

Solo Nos Queda Bailar

‘Solo Nos Queda Bailar’ sigue la senda de la excelencia con una historia de aceptación de enorme sensibilidad y luminosidad.

Solo_nos_queda_bailar-179481414-largeTítulo original: And Then We Danced
Dirección: Levan Akin
Guion: Levan Akin
Música:
Zviad Mgebry, Ben Wheeler
Fotografía: Lisabi Fridell
Reparto: Levan Gelbakhiani, Bachi Valishvili, Ana Javakishvili, Giorgi Tsereteli, Tamar Bukhnikashvili, …
Fecha de estreno: 07/02/2020
País: Suecia. Duración: 113′. Género: Drama.
Distribución: Avalon. Cines: 57Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de Merab, un chico que lleva ensayando desde que era muy joven en la Compañía Nacional de Danza de Georgia con su pareja de baile, Mary. De repente, su vida da un vuelco cuando aparece el despreocupado y carismático Irakli y se convierte en su rival más poderoso, pero también en su mayor objeto de deseo. En una atmósfera conservadora, Merab se enfrenta a la necesidad de liberarse y arriesgarlo todo en el empeño.

Desde hace varios años, el cine de temática homosexual nos da al menos tres o cuatro títulos de películas estimables y Solo Nos Queda Bailar sigue la senda de la excelencia con una historia de aceptación, un coming-of-age, que dirían los cursis. El enamoramiento de los contrarios es explicado con sensibilidad y luminosidad. Momentos en el que la película vaga por las calles, haciendo coincidir amaneceres amables con luces cálidas en las que todo puede pasar, como cuando eres adolescente y el mundo está por descubrir. De esa manera, la película se demora en la explosión de este amor prohibido que, en un momento dado del metraje, implosiona de una manera torpe y candente.

Lo bueno ocurre cuando el trabajo actoral trasciende la pantalla y te hace sentir que estás viviendo en ese país en vías de desarrollo. En esa Georgia deprimida, de cortes de luz, vecinas cotillas y oportunidades escasas para sobrevivir. Como decía Hemingway en su famosa teoría del iceberg, la profundidad de la película está también en lo que no se cuenta. La vida de ese hermano bruto que al final no lo es tanto, la madre negligente y sus abandonos, o el peso de una herencia artística o el underground queer de la capital de Georgia. Trazos que el director Levan Akin pinta con maestría de buen director. Hay mil detalles que hacen esperar lo mejor de director y actores en el futuro. Se nota, se siente, Georgia está presente.

Digámoslo claro; ser gay en Georgia es una condena de muerte. Y dejar patente esta realidad es la que levanta y exalta hasta lograr casi la película perfecta la segunda parte del metraje. Utilizando el baile de modo narrativo (un baile masculino, sensual, hipnótico) empatizamos con la zozobra de las primeras emociones amorosas, la confusión de los sentimientos, la decepción, el intento de sustitución torpe y, finalmente, la afirmación para poder seguir viviendo. Todo ello culminado en un clímax final, en alto que nos recuerda lo que más nos gustó de Billy Elliot. Necesitamos más pelis que terminen en alto. Sobre todo para espectadores amantes del melodrama.

Lo bueno: Una dirección de mano firme y tacto sensible y unos actores en estado de gracia que bailan vestidos de georgiano o de calle.
Lo malo: Algunas escenas ligeramente morosas que hacen que no llegue al 10.

Nota: 9,5/10

Escrita por Victor Manuel Ruíz Novel.