Logan

loganA la tercera va la vencida. La última entrega de las películas en solitario de Lobezno nos introduce a un Profesor X y a un Logan deteriorados y pasados sus días de gloría en un futuro un tanto post apocalíptico en el que ya no nacen más mutantes.

Hugh Jackman que lleva interpretando este personaje 17 años se despide del rol con esta magnífica oda al antihéroe. El actor australiano y Patrick Stewart -Charles Xavier- se comprometen con sus papeles respectivos con interpretaciones sublimes y nos dan una versión mucho más cruda y deprimente de sus personajes. También destacar a la actriz debutante Dafne Keen -X-23- a pesar de no tener mucho diálogo, hace creíble a este personaje y sus motivaciones.

La cinta sube el listón para el género de superhéroes del mismo modo que lo hizo Christopher Nolan con ‘El Caballero Oscuro’. James Mangold -el director- coge la plantilla básica y los elementos de una ‘road movie’ y los fusiona con una historia que funciona dentro de este mundo una vez habitado por mutantes. La película aprovecha su tono adulto para tratar con temáticas más delicadas como la sedación terminal de una persona con enfermedad mental degenerativa o la discutible ética de la clonación. Añadiendo más capas a lo que siempre había sido una alegoría a la discriminación.

Uno de los puntos negativos del filme es que insinúa que han tenido lugar varios sucesos importantes desde la última vez que vimos a la patrulla X, pero no nos acaba de dar contexto -además de las múltiples incoherencias ya existentes en la línea del tiempo de las películas de X-Men-. Esto puede confundir a la audiencia aunque podría dar pie a futuras precuelas llenando el hueco temporal. Los Reavers, el grupo de villanos principales, funcionan dentro de esta historia ya que juegan un papel importante pero terminan siendo mediocres como personajes. Un villano adicional excluido de los trailers como elemento sorpresa en la película quizás resulta excesivo y no convence a parte del público, pero tiene sentido la decisión de incluirlo en la cinta siendo la última de Jackman.

Lo mejor: es la película perfecta para este personaje en concreto y una emotiva despedida a Hugh Jackman.

Lo peor: la falta de contexto del futuro que se nos introduce.

Nota: 9,5/10

Escrita por Fernando.

Sigue leyendo