Una Mujer Fantástica

La reivindicación de Daniela Vega. El director chileno Sebastián Lelio vuelve a la gran pantalla con una película realmente buena y digna de valorar en su conjunto porque el tema que trata es delicado y da mucho que hablar.

Mediante la historia de Marina, una mujer transexual acusada de asesinato de su novio Orlando por la familia de éste, nos trasladamos en un argumento con aires reivindicativos y de denuncia social retratando a una parte de la sociedad chilena que ve una aberración su condición sexual. Marina es interpretada por la actriz transexual Daniela Vega quien demuestra tener un potencial interpretativo enorme y nos hace poner en la piel de la protagonista desde el primer minuto. La película no solo quiere hacer una crítica a esa sociedad que no acepta otros géneros sino, también, el infierno que tiene que pasar una persona transexual en las circunstancias que plantea el film.

El film entretiene y el argumento está muy bien hilvanado, pero, personalmente, me sobran algunas escenas, sus últimos 20-30 minutos se me hicieron eternos y, a veces, parece que le falte un empujón para seguir adelante. Aun así, Sebastián Lelio trata un tema delicado y necesario con mucho decisión y valentía de la mejor forma digno de aupar.

Lo bueno: Daniela Vega.

Lo malo: su irregularidad en el ritmo.

Nota: 7’5/10

Distribuida por BTeam Pictures
Estreno en 39 cines
Anuncios

La suerte de los Logan

Soderbergh y los hermanos suertudos. El director de la hilarante saga de los ‘Ocean’s’ y muchos otros títulos vuelve a dirigir un proyecto prometedor y jocoso junto con Channing Tatum y Adam Driver.

Los hermanos Logan tienen una posible maldición familiar que les persigue y planean cambiar su mala suerte atracando el dinero de una carrera de la NASCAR. Ambos hermanos interpretados magníficamente por Tatum y Driver (y la hermana por Riley Keough) que se compenetran magistralmente con sus diálogos y actos. Serán ayudados por un experto, actuado por Daniel Craig quien vuelve a demostrar que es un actor polifacético y muy convincente en cada papel.

A parte de un elenco actoral que da la talla, tenemos delante una ración de humor de todo tipo que nos acompaña en un viaje entretenido, agradable e ingenioso. Si es cierto que cuesta que arranque y entres en la trama, pero en seguida te coge y no te suelta gracias a su diálogo ágil y conciso perfectamente hilvanado.

Soderbergh vuelve hacer de las suyas en una película que no es una obra maestra, pero sí un producto eficiente y muy propio del autor que entra bien y deja muy buen sabor de boca. Mezcla perfecta y original entre comedia absurda y drama familiar.

Lo bueno: su conclusión, Daniel Craig y la canción “Country Roads” de John Denver.

Lo malo: que la alarguen innecesariamente.

Nota: 7’5/10

Distribuida por DeAPlaneta
Estreno en 151 cines

La Cordillera

Lacordillera_Poster_14153.jpg“La Cordillera” es una de esas películas puzzle a medio camino entre el thriller y el melodrama, en la que empiezas con las fichas volteadas sobre la mesa y poco a poco vas girando para empezar a componer. A muchos les llamará el casting (Ricardo Darín, Dolores Fonzi, Elena Anaya…) y a otros quizás el buen sabor de boca que dejó Paulina, la anterior película de Santiago Mitre. Hará falta un voto de confianza quizás, pero si fluyen con el relato prometo que no serán decepcionados.

Algo que jamás habría pensado después de ver la anterior pieza de Mitre es que el director pertenece a esa otra parte de realizadores argentinos. Me refiero a aquella que abandona un poco la verborrea y se ocupa, más allá de la evidente tesis, de los aspectos plásticos del film.  Una banda sonora excepcional (de la santa mano de Alberto Iglesias) y la cámara omnisciente que recorre la cordillera de los Andes sumergen al espectador en ese paraje desconocido y confuso que es a la vez el propio poder. Se agradece que utilice las formas manieristas sin avergonzarse precisamente porque tomar esas decisiones es a día de hoy más atrevido que cualquier ejercicio de sobriedad formal cansino. Si algo se le puede reprochar a la película es la recaída en ciertos mecanismos de la palabra en la trama de Elena Anaya o algunas de la conversaciones políticas que terminan resultando innecesarias y deshinchan un poco su autoría.

Sin necesidad de recalcar la excelencia de todos los intérpretes, a muchos les va a molestar la sensación final de cabos sin atar, pero a mi parecer esa es la más pura de las intenciones, puesto que no hay nada más maligno en el poder político que la incertidumbre y la duda sobre el espectador. Como he dicho al principio si van a ver la película, se van a encontrar ante un puzle; lo bueno es que, mientras muchas obras se apresuran en completarlo antes de los créditos finales, “La Cordillera” le deja uno irse a casa para terminarlo en la más estricta intimidad.

Lo bueno: su ambigüedad.

Lo malo: la trama de Elena Anaya.

Nota: 8/10

Escrita por Víctor Navarro

Distribuida por Warner Bros. Pictures

Detroit

La indignación de Bigelow. La célebre directora de películas como “En Tierra Hostil” o “La Noche Más Oscura” vuelve a las salas de cine con una apuesta ambiciosa, interesante y decidida a indignar al público. En esta película deja las bombas y el terrorismo para adentrarse en la ciudad de Detroit en julio de 1967 cuando se disputaba una auténtica guerra civil.

Nada más empezar la película, ya sabemos que nos encontraremos porque Bigelow nos tiene acostumbrados a un trabajado y buen cine a nivel técnico. La nerviosa puesta en escena del film es la gran protagonista ya que sus idas y venidas desquician y hacen estar en tensión constantemente. Además, las actuaciones del elenco actoral son muy correctas, sobretodo la de Will Poulter, responsable de que salgas de la sala de cine queriendo su muerte. Y, si lo miramos en un tono histórico, vemos que la directora ha querido representar fielmente esa Detroit de años 60 donde el racismo, en según qué cuerpos de seguridad, y en la misma sociedad existía. 

Sin embargo, con Bigelow siempre hay ‘peros’ y, en esta ocasión, remarco como negativo su innecesaria duración de 143 minutos, su intención de indignar hasta que te sientes obligado a hacerlo, y su irregularidad en ritmo y provocación. Personalmente, me esperaba una película más dinámica y diferente, pero es una más dentro del género del drama racial. 

Lo bueno: Will Poulter.

Lo malo: su inexplicable duración y que no vaya más allá de lo que cuenta.

Nota: 6/10

Distribuida por Entertainment One
Estreno en 215 cines

It

Flotando con Pennywise. El payaso más terrorífico del cine vuelve a la gran pantalla para atemorizar a todos los espectadores que vayan a ver este ‘remake’ del telefilm de 1990, readaptando la extensa novela de Stephen King. El encargado es Andrés Muschietti, quien ya nos asustó con ‘Mamá’ en 2013, y ahora vuelve para adentrar al público en una aventura adolescente en el pueblo de Derry donde desaparecen misteriosamente niños cada 27 años.

La película mantiene un tono de incógnita, intriga y suspense muy logrado mientras nos explica la historia de un grupo de amigos y su lucha contra sus mayores miedos. Es aquí cuando el film coge fuerza y poderío emocional digno de una cinta de terror consiguiendo empatizar con los personajes y siendo uno más de esta aventura. Además, su perturbadora y elegante puesta en escena ayuda a que la conexión sea mejor y vivamos una buena experiencia terrorífica.

Bill Skarsgard, que interpreta al payaso magníficamente, pone los pelos de punta en algunas escenas haciendo creíble esa sobrenaturalidad del payaso en momentos que son verdaderos traumas infantiles. Sin embargo, el punto más flojo del film son las mediocres actuaciones de los adolescentes, la historia que los une es muy tópica y, en general, a nivel narrativo y de historia, no sorprende en nada.

Aun así, este ‘It’ da la talla en su faceta de terror, thriller y película comercial con un entretenimiento constante en sus 135 minutos e instantes de auténtico miedo. “Todos flotaremos.”

Lo bueno: el inquietante Pennywise.

Lo malo: el elenco juvenil.

Nota: 7/10

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 313 cines

Churchill

La toma de decisión de Winston Churchill. El 6 de junio de 1944 hubo el desembarco de los aliados en el norte de Francia en una operación llamada ‘Operación Overlord’ o más conocida como ‘Desembarco de Normandía’. 24 días antes, Winston Churchill, primer ministro de Gran Bretaña, y otros generales de los aliados como Dwight D. Eisenhower tuvieron que tomar una decisión que cambiaría el transcurso de la guerra: inciar o no la Operación.

En este contexto nos encontramos en el film aunque se focaliza en la figura controvertida de Churchill y su pensamiento mostrando así un biopic muy acotado temporalmente y muy introspectivo. Nos sumergimos en un viaje por su vida privada, sus reflexiones, sus oraciones, su vida cotidiana, su temperamento, su personalidad, etc. Además, aparte de ser un retrato psicológico -digno de analizar-, incita al espectador a sentirse involucrado en sus momentos más tensos en los que debe tomar decisiones no solo íntimas sino ‘burocráticas’ que pueden significar mucho para la Historia.

El retrato histórico de la película es muy fiel a la realidad y, como película, se sustenta muy bien gracias a la soberbia actuación de Brian Cox y Miranda Richardson. Asimismo, el guión, la ambientación, la banda sonora y la fotografía están a la altura de un ‘thriller’ biográfico de este tipo.

Personalmente, me encantó esta obra de Jonathan Teplitzky (‘Broadchurch’) no solo por su historia sino porque todos sus elementos están a la altura y nada es gratuito. Más bien, todo lo que presenta da pie a reflexiones posteriores. Una estupenda película de un momento decisivo y una figura imprescindible de la Historia.

Lo bueno: Brian Cox y la manera como está ejecutada la película.

Lo malo: puede quedarse un simple biopic.

Nota: 8’5/10

Distribuida por A Contracorriente Films

La Niebla Y La Doncella

Perdidos en la niebla de La Gomera. El guionista y ahora director Andrés Koppel lleva al cine la novela del célebre escritor Lorenzo Silva para adentrarnos en las profundidades de La Gomera. Vuelve el sargento Bevilacqua y su cabo Chamorro para descubrir el asesino de la muerte de un joven de la isla obligando a reabrir un caso que daban por zanjado.

Un argumento complejo y embrollado con giros argumentales y subtramas es uno de los elementos que definen esta película que, por momentos es emocionante como ‘thriller’, pero también aburrida y demasiado rebuscada. Asimismo, uno de sus aspectos más flojos son sus interpretaciones pues ni Quim Gutiérrez ni Verónica Echegui hacen creíbles sus personajes, pero, por suerte, Aura Garrido y Roberto Álamo cumplen.

Junto con sus actuaciones poco convincentes, le falta ritmo e intriga, así como, también, crear interés al espectador pues cuesta mucho empatizar con la trama. Aun así, en medio de esa neblina que se te crea al verla, al final puedes ver el sol y entender todos los interrogantes que te ha ido provocando.

Lo bueno: sus paisajes.

Lo malo: algunas subtramas y el hecho de que le cuesta contar lo que realmente quiere hacer reflexionar.

Nota: 5’5/10

Distribuida por DeAPlaneta