Spider-Man: Homecoming

Las telarañas vuelven a la gran pantalla. El director Jon Watts es el encargado de hacer este reinicio de la mítica saga ‘Spider-Man’ para que volvamos a sentirnos arácnidos y saltemos de edificio en edificio. Esta vez es Tom Holland quien le toca ser Peter Parker en esta entrega arriesgada que no decepciona, pero tampoco es para tirar cohetes.

En ella tenemos una película típica de Marvel, con una historia bien contada, unos personajes bien desarrollados gracias, en parte, al gran carisma que desprende Holland, una acción impactante y un antagonista correcto. Sin embargo, el film se hace pesado, lento, su humor no hace gracia y, por momentos, aburrido con muy pocas escenas trepidantes y mucha historia que contar. Además, la mejor parte de la película no llega hasta el final que es cuando realmente se hace interesante de seguir y disfrutar.

Personalmente, me costó entrar dentro de la vida de Parker, no me interesó en ningún momento lo que explicaba y, en su conjunto, no le encontré nada especial a la película hasta la última media hora. No obstante, valoro y reconozco que es difícil reiniciar una saga por tercera vez y ésto ocasione cierta desconfianza hacia el film. En mi opinión, no me gustó, pero recomiendo verla, sobretodo a los fans de los cómics que pueden ponerse nostálgicos en según qué momento.

Lo bueno: Tom Holland y su última media hora.

Lo malo: el humor y Tony Stark.

Nota: 6’5/10

Distribuida por Sony Pictures España
Estreno en 400 cines
Anuncios

La Guerra del Planeta de los Simios

Un capítulo más. Matt Reeves nos trae lo que parece ser la última película sobre el origen del planeta presentado en 1968 y cabe destacar que ha sido el final más flojo que nos podían ofrecer.

Para empezar, el film tiene una duración de 140 minutos, que llegan a ser excesivos, de los cuales 40 podrían suprimirse. Esta película se nos planteaba en un principio como el desenlace definitivo, presentando la guerra y su respectivo final y lo que realmente obtenemos es un argumento venido a menos. La historia nos muestra el conflicto originado en la segunda entrega entre humanos y simios, pero conforme avanza la película, ésta se pierde y acaba llegando a un conflicto moral puramente individualista donde realmente no se soluciona nada del problema que está sufriendo el planeta. Otro punto a destacar es la excesiva visión que nos muestran sobre el bando de los primates, haciendo que más de la mitad de la película transcurra en lenguaje de signos con sus respectivos subtítulos, lo que hace que el espectador pierda la atención en lo que está viendo.

Por otra parte, la película nos plantea puntos positivos, deleitándonos con unos efectos especiales realmente buenos, y sobretodo una caracterización de los simios sublime. El largometraje hace continuas referencias a otras películas que hará sacar más de una sonrisa al espectador, pero también mostrará sus sombras con más de un error que salta a la vista. Un hecho que me agradó, fue la introducción del personaje “Mono Malo”, interpretado por Steve Zahn, que da el toque de humor que se ha echado de menos en las anteriores entregas.

Lo bueno: el toque de humor que consiguen darle, los dilemas morales que plantea y sus espectaculares efectos especiales.

Lo malo: se pierden buscando destacar el mismo dilema moral durante 140 minutos, su excesiva duración y su sinopsis, que se asemeja a una aventura más en vez de un final de una saga.

Nota: 5’5/10

Escrita por Oriol Berbel

Distribuida por 20th Century Fox
Estreno en 396 cines

Rogue One: una historia de Star Wars

rogueoneEste film toma un descanso de la famosa saga episódica y nos cuenta lo que antes tan solo era una anécdota del principio de “La guerra de las galaxias (1977)”: la crónica de cómo la Alianza Rebelde robo los planes de la Estrella de la Muerte del Imperio Galáctico.

Al principio, a la película le cuesta empezar y tarda en captar el interés de la audiencia, pero una vez nos ha introducido a los personajes, su misión pasa a ser adrenalina pura con muertes y explosiones. El tono es mucho más oscuro de lo habitual y lo distancia de lo que se espera de la saga, con algunas escenas que parecen salidas de cintas bélicas como “Apocalypse Now” o “Salvando al Soldado Ryan”.

En general, los personajes son unidimensionales definidos tan solo por una característica principal que les diferencia (el desahogo cómico, el tipo duro, el sabio, etc.) y nunca acaba de haber una conexión emocional como con otros personajes anteriores de la saga. Aunque hay apariciones de personajes icónicos de la franquicia, son breves ya que varios están recreados con efectos digitales que no parecen acabados de pulir.

La fotografía es impresionante y salen algunos paisajes increíbles grabados en localizaciones exóticas reales de las Maldivas e Islandia. La banda sonora a manos de Giacchino es muy floja y poco memorable pues muchos de los temas no son propios lo que hace que se note más la ausencia de John Williams.

Lo mejor: El androide K2SO (se volverá un favorito estas navidades) y el par de escenas en las que sale Darth Vader (pondrán los pelos de punta a los fans de la saga).

Lo peor: Los personajes principales planos (son tan poco memorables como sus nombres).

Nota: 8/10

Escrita por Fernando. Sigue leyendo

Doctor Strange

drstrangeEl hechizo de Marvel. Antes de nada aviso que opino sin tener presente la versión del cómic original, pero sí mi aversión por Marvel. Por fin la gran empresa que se dedica a adaptar cómics hace una película al nivel de las expectativas creadas. Tanta promoción para después salir del cine y pensar que ya tocaba.

‘Doctor Strange’ se posiciona entre las mejores de Marvel -a mi parecer junto a ‘Iron Man’- con unos efectos visuales apabullantes. Ya los vimos en ‘Origen’ y aquí lo acabamos de gozar durante dos horas de metraje en los que no te aburres en ningún momento, ya que tantas dimensiones y tantos colores te enganchan en la butaca.

Sin embargo, la historia de la vida real sin dimensiones no me la creo y, en general, hay algunos errores que no me acaban de gustar y le hacen perder credibilidad. Además, su banda sonora me recuerda demasiado a ‘Star Trek’, cosa que no me gusta la poca idea de Michael Giacchino.

A parte de esto, debo destacar obligadamente la interpretación de Tilda Swinton: perfecta. Dentro de lo que cabe aparece poco, pero cuando lo hace transmite una sensación de superioridad y poder increíble. También, Cumberbatch y Mikkelsen trabajan muy bien en sus papeles de protagonista y antagonista, respectivamente. En líneas general, cumple con su función: entretener y vislumbrar con sus imágenes extravagantes y nunca vistas.

Así pues, esta película se sale de la línea argumental típica de Marvel con mucho ordenador, pero con fallos y momentos convencionales e innecesarios, entre otros elementos que, para mi, le quitan poderío pese a su espectaculo. Eso sí, te hechizará de tal manera que puedes salir del cine sin saber dónde estás.

Nota: 7’5/10

Star Trek: Más Allá

597436-star-trek-mas-alla-nuevo-trailer-espanol-nuevos-cartelesDemasiado allá. La tercera entrega de ‘Star Trek’ llega a los cines de la mano del director Justin Lin, conocido por su filmografía llena de acción trepidante y que, esta vez, le toca sustituir a J.J. Abrams.

Primeramente, debemos destacar que hay mucha más acción, más tensión, más espectacularidad y mucho más gozo para los ojos que las anteriores entregas y, no significa que sea un error sino al contrario, una virtud. Además, es entretenida, estás conectado durante todo el metraje y encontramos más humor, sobretodo en la dupla de Spock-Bones.

Michael Giacchino vuelve a ser el responsable de componer la música que, una vez más, nos impresiona, emociona y gusta. Exquisita. Y, destacar las interpretaciones de todo el reparto quienes estan correctísimos en sus papeles y no defallan en ningún momento.

Ahora bien, esta entrega va demasiado allá, es decir, tiene puntos positivos dignos de reconocer, pero no todo es perfecto. ‘Star Trek: Más Allá’ es una película que roza límites peligrosos. Por ejemplo, roza el límite del diálogo nefasto y previsible, el de cine demasiado épico, el de la acción ya vista -escenas parecidas a ‘Fast & Furious’-, el de los errores técnicos en cintas del espacio -ruido espacial-, el límite de ser únicamente para complacer a los fans, el de la poca originalidad, entre otros.

Con todo esto, debo añadir que, como en las otras dos cintas, tiene momentos típicos, es bastante previsible y el antagonista interpretado por Idris Elba, en comparación con Benedict Cumberbatch, es mucho menos aterrador. A todo esto y como ya he dicho, es una película con sus rasgos positivos y negativos los cuales hay que reconocer y mencionar.

Finalmente, debo reconocer y sincerarme de que disfruté mucho más esta cinta que las otras gracias a la mezcla de tensión, lágrima, comedia y su enorme espectacularidad pese a que el doblaje en español es horrible. Hacen un buen homenaje a la série antigua y a los fans así como a Leonard Nimoy y Anton Yelchin. Una película totalmente gozable con sus respectivos altibajos.

Nota: 7’5/10

Tomorrowland

Creación excelente de un mundo diferente.tomorrowland

El director Brad Bird consigue crear un mundo diferente al de la Tierra con perfección que llega al espectador y brinda un buen montaje visual. Sin embargo, es una película de acción con mucha explicación ya que se basa en un argumento difícilque debe ser contado para entenderlo.

Hay monólogos muy largos y otros muy cortos y algunas escenas donde el dialogo y la interpretación de George Clooney fallan.

Personalmente, la actuación de Britt Robertson es la mejor (Clooney puede dar más de si) y el mensaje que transmite es nuevo y original.

Nota: 8/10