Silencio

silencio2Una obra grandiosa hecha por un maestro. Martin Scorsese es uno de los mejores cineastas de la Historia del Cine después de crear grandes películas de mucho éxito y trascendencia. No obstante, esta vez viene con un proyecto especial: el proyecto de su vida.

No pretende hacer taquilla ni ganar premios ni hacer historia -almenos es lo que se desprende al verla- sino únicamente mostrar al espectador una historia de magnitudes enormes hecha con su experiencia. De aquí sale un argumento que ya se vio en 1971 sobre la misión de dos jesuitas portugueses al Japón del siglo XVII en busca de un misionero que ha renunciado a su fe.

No es solamente correcta históricamente sino, también, técnicamente, pero no le podemos pedir menos al director. Es cierto que tiene movimientos de cámara innecesarios, escenas muy largas y un ritmo lentísimo -necesario-, pero, según mi opinión, no le quitan mérito. Es un proyecto que no quiere entretener ni conectar con el público. Más bien procura contar la historia lo más preciso posible y, quien quiera, goce del monumental y hermoso viaje por Japón donde el cristianismo no tiene cabida. Además, va mucho más allá de lo que muestra ya que experimenta en un cine espiritual personal sobre la fe y cómo vivirla junto al propio silencio de Dios -coincidiendo con la inexistente banda sonora-.

Andrew Garfield y Adam Driver son los protagonistas de esta expedición y los encargados de intentar transmitir la palabra de Dios en el país nipón hasta encontrar a Liam Neeson, el misionero que se descristianizó -todos ellos bien interpretados-. 083436-jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxxLa película plantea aspectos digno de reflexionar como, por ejemplo, la importancia de la raíces, la historia del cristianismo en Japón, las duras y repugnantes torturas a los cristianos, el hecho de renunciar a tus ideales, el sacrificio por transmitir la palabra de Dios, entre otros.

No es una película comercial y no gustará a todos así como tampoco llegará de la misma manera emocionalmente, pero debo -y debemos- reconocer que está hecha con la máxima ambición, poderío y experiencia de Scorsese quien puede estar bien satisfecho de su trabajo.

Lo mejor: el viaje de principio a fin y el personaje del Inquisidor.

Lo peor: su frialdad y difícil conexión.

Recomendada para los que os gusten las películas que se gozan con lentitud, paso del tiempo, escenas largas, tranquilidad, etc.

Nota: 8/10

Sigue leyendo

Anuncios

La La Land

lalalandEl romance más ‘hype’. Expectativas muy altas con mucho despliegue publicitario y muchos premios es lo que define este musical que parece se llevará todos los premios.

Damien Chazelle nos alucinó con ‘Whiplash’ y vuelve por la puerta grande para presentar una película con una mezcolanza de emociones que puede gustar o defraudar. Para ello, cuenta con las interpretaciones creíbles y bien actuadas de Ryan Gosling y Emma Stone que ambos se coronan en lo más alto y llevan el tempo y toda el alma de la cinta.

Debo reconocer que técnicamente es estupenda y perfecta y, cumple con su objetivo que es contar el romance de una pareja y su posterior evolución. Con esta premisa incide en temas más allá de lo que muestra para reflexionar como, por ejemplo, el hecho de pasar una mala racha, seguir tus sueños, seguir el amor y hacer las cosas por amor, el sacrificio, el éxito, el esfuerzo, la pasión por el jazz o la actuación, entre otros. Y, para hacerlo ameno y diferente, añade temas musicales para convertirlo en un musical y entrar más en el corazón de la gente.

Sin embargo y según mi opinión, la mezcla que contiene de emociones y sensaciones termina agobiando y alejando al espectador para que éste solo goce de las canciones -todas magníficas y lo poco que sentí- y números musicales. Pienso que es una gran película, muy bien ejecutada y, personalmente, me gustó -más las partes de comedia que de romance/musical-, pero el ‘hype’ le perjudica y puede hacerse fría o quedándose en nada. Será recordada por sus premios, pero, ¿lo será por ser la película que es?.

Lo mejor: el número inicial y su pasión por la música.

Lo peor: la mezcla difícil de emociones.

Recomendada para los amantes de los musicales, los romances, Ryan Gosling y Emma Stone.

Nota: 7’5/10

Sigue leyendo

Proyecto Lázaro

lazaroGattaca 2.0. El director español Mateo Gil se arriesga en su nuevo film con un tema complejo, denso y difícil de llegar al espectador que recuerda a la mítica película de Gattaca de Andrew Nicool.

La película tiene un arranque complicado porque utiliza un diálogo muy técnico y científico con el que puedes perderte fácilmente. Sin embargo, a medida que pasan los minutos va cogiendo fuerza y redirige su rumbo hacia el objetivo de explicar cómo es la vida de un resucitado genéticamente y su posterior adaptación.

El actor principal es actuado por Tom Hughes que lo hace a la perfección y el que más destaca junto a Charlotte Le Bon. Sin duda, la cinta se aguanta por sus personajes y sus conversaciones con alguna frase memorable, pero el ritmo es irregular, los flashbacks descolocan al espectador, la repetición de escenas es innecesaria y la obligación a reflexionar acaba cansando.

En definitiva, es un argumento interesante que no termina de estar ejecutado de forma completa y correcta.

Lo bueno: sus actuaciones y algunas reflexiones interesantes.

Lo peor: sus flashbacks y repetición de escenas.

Recomendada para amantes de la ciencia-ficción. Más de ciencia que ficción.

Nota: 6/10

Sigue leyendo

¡Canta!

cantaPor ilusión y no por dinero. La factoría de “Los Minions” terminaron el 2016 estrenando esta película de animación llena de alegría, música y algún que otro mensaje para reflexionar. El encargado de dirigirla es Garth Jennings y cuenta con un increíble reparto en las voces que se adecuan a sus personajes así como en sus respectivas canciones.

La historia principal de la película es original y curiosa, pero se desarrolla como puede porque lo más importante que tiene el film y por lo cual te prepara es su final, es decir, las actuaciones de cada candidato de las audiciones y, para llegar a dicho momento, primero pasan diversas subtramas -algunas innecesarias- que terminan por cansar.

No obstante, la película entretiene pese a que se haga pesada en algunos instantes y, sus canciones son bailables, alegres y variadas. Además, deja entrever algunos mensajes para los adultos como, por ejemplo, -y el más valioso para mi- las cosas deben hacerse por ilusión y pasión y no sólo por el dinero.

A todo esto, tenemos delante una película diferente que puede gustar a los más pequeños, pero también se les puede hacer pesada.

Lo mejor: su mensaje y sus canciones.

Lo peor: algunas subtramas como la del ratón.

Recomendada para el público más pequeño quienes se lo pasarán en grande.

Nota: 7/10

Sigue leyendo

Vuelta a Casa de mi Madre

vueltamimadreEl director de “Barbacoa de amigos” Eric Lavaine, regresa al cine con esta comedia irregular, casi pensada para sobremesa televisiva.

Eric Lavaine quiere plantear la crisis de los 40 en la mujer a través del paro y la denuncia social. En este aspecto el trabajo del director francés, se asemeja mucho al último trabajo de Ken Loach “Yo, Daniel Blake”, aunque intentándolo disfrazar en forma de comedia.

La protagonista es Stephanie, interpretada por la actriz Alexandra Lamy, una arquitecta de éxito en París que se queda en paro al quebrar el estudio en el que trabajaba. A sus cuarenta y pocos años decide vender su piso y regresar a casa de su madre – interpretada por Josiane Balasko- donde es acogida con los brazos abiertos.

La película nos habla de ese momento duro de tener que regresar a tus orígenes, al nido del cual tuviste que volar un día y volver a empezar de nuevo. De la dificultad de encontrar trabajo una vez se ha superado la franja de los cuarenta y de las relaciones familiares y personales. Ese regreso al hogar familiar, reforzará, también, los sentimientos de Stephanie hacia sus hermanos. Sus recuerdos de niñez y como ha cambiado su perspectiva de visión del mundo.

Su director sabe moverse mejor en los terrenos de la comedia– sus trabajos anteriores así lo demuestra- que cómo ha realizado esta “Vuelta a Casa de Mi Madre”.

Lo mejor: La interpretación de Josiane Balasko.

Lo peor: La flojedad de su guión.

Nota: 4’5/10

Escrita por Jordi Izquierdo.

Sigue leyendo

Frantz

frantzLas consecuencias de la guerra. Muchas son las películas sobre los efectos ocasionados por la guerra, pero, en esta película, Françóis Ozon convierte un argumento curioso y difícil, pero ya visto en ‘Remordimiento’ de Ernst Lubitsch, en una auténtica maravilla exprimiendo al máximo su sentido, sus emociones, sus mensajes y su profundidad.

Quiere explicar la historia de Anna, una chica alemana que visita la tumba de su prometido muerto en la Primera Guerra Mundial hasta que un buen día coincide con un joven desconocido francés y pretende descubrir su historia. Ambos personajes son interpretados magistralmente por Pierre Niney y Paula Beer con los que conectas y empatizas enseguida para poder sentir lo que Anna quiere descubrir de Adrien y, al mismo tiempo, lo que Adrien quiere esconder.

La primera hora de la película es exquisita, llena de fuerza, alma, pasión y con la que gozas cada minuto, cada instante y cada escena que presenta. La segunda hora quiere seguir el mismo estilo que la primera, pero por culpa de la historia y sus sucesos es inferior ya que intenta transmitir más mensajes, símbolos y elementos con los que reflexionar.

En su conjunto es una película perfectamente montada que enseña de una manera especial la posguerra desde los dos puntos más afectado, Francia y Alemania, y cómo afectó a la sociedad así como, también, enseña el valor del perdón después de un conflicto bélico totalmente innecesario. El cine de Ozon es soberbio y con ‘Frantz’ lo consolida de par en par.

Lo mejor: cuando la música pone color a la vida.

Lo peor: la inferior segunda hora, pero nada alarmante.

Recomendada para un público dispuesto a pensar y dejarse llevar por una historia sensible.

Nota: 9/10

Sigue leyendo

Comancheria (Hell or High Water)

comancheriaEl estado de Jeff Bridges. El director David Mackenzie vuelve después de ‘Convicto’ con un neo-western sobre la vida de dos hermanos desesperados para conseguir dinero.

Chris Pine y Ben Foster regalan dos interpretaciones a la altura de los papeles y muy creíbles para hacer creer al espectador que necesitan dinero para mantener la granja familiar y la família. Ambos son iguales, pero a la vez diferentes, ya que Foster lleva la batuta y es descabellado y Pine es el correcto y razonador. En el otro lado tenemos Jeff Bridges y su compañero Gil Birmingham quienes se encargan del tono humorístico gracias a las memorables frases de Bridges como sheriff racista.

La historia se desarrolla de principio a fin correctamente y, su gran valor se lo gana su gran diálogo trabajado y adecuado a cada momento. De todo el film, para mi, la mejor parte es el final: momento memorable, heroico y de una intensidad sublime. Un thriller ‘westernizado’ con componentes críticos y de un ritmo potente y exaltado ‘in crescendo’.

Lo mejor: su final y Jeff Bridges.

Lo peor: puede saber a poco.

Nota: 7’5/10

Sigue leyendo