Sombra

‘Sombra’ es una profunda y estimulante representación, tanto física como metafísica, del yin-yang, mostrándonos dos bandos enemigos que pelearán en una épica batalla por su destino.

Título original: Shadow (Ying)
Dirección: Zhang Yimou
Guion: Zhang Yimou, Wei Li
Fotografía: Xiaoding Zhao
Música: Lao Zai
Reparto: Deng Chao, Sun Li, Ryan Zheng, Guan Xiaotong, Wang Qianyuan, Wang Jingchun, Hu Jun, Lei Wu.
Fecha de estreno: 17/05/2019
País: China. Duración: 116′. Género: Drama, acción.
Distribución: Vértigo Films. Cines: 65. Tráiler

Sinopsis: explica la historia del condado de Pei. Un comandante del ejército se ve forzado a emplear toda clase de sucias estratagemas para poder sobrevivir a las traiciones que se suceden en la corte del rey. Para ello ha creado una “sombra”, un doble que es capaz de engañar al mismísimo rey y a sus enemigos cuando la situación lo requiere.

Dos años después de haber estrenado una película tan impersonal y poco acertada como La gran muralla, Zhang Yimou vuelve a las carteleras con Sombra, una cinta que, en honor al género wuxia al que aquí retorna, mezcla a la perfección acción y filosofía, presentándose como uno de los grandes estrenos de este año en España.

Volviendo a un estilo más propio de su filmografía, Yimou nos regala una poesía de rima asonante y métrica libre, una canción creada con una cítara bien afinada, una palabra pintada en el suelo bailando a su son, al son de un artista que no conoce de límites y que sabe medir los tempos y ahondar en los personajes que crea, consiguiendo relatos como el que nos atañe: una profunda y estimulante representación, tanto física como metafísica, del yin-yang, mostrándonos dos bandos enemigos que pelearán en una épica batalla por su destino.

Tanto dicha batalla como el resto del film cuenta con un poderío visual que pocas veces veremos en lo que queda del presente año, haciendo de la belleza su mayor distintivo y su mejor arma frente. Durante los 116 minutos que dura, Sombra cuenta con una fotografía pulcra y elegante, unas coreografías tan bien medidas como hipnotizantes y unas secuencias de acción cuya grandeza está a la altura de la producción de esta nueva obra del cineasta chino.

Sin embargo, cuenta con ciertos aspectos a mejorar. Por ejemplo, tenemos una gran cantidad de personajes que no mantienen un equilibrio narrativo durante el film. Asimismo, el exceso a la hora de intercalar unas tramas con otras pueden hacer perder la conexión del público con el film. Aun así, Sombra es uno de los mejores estrenos de esta semana, de lo que llevamos del año y, muy probablemente, de lo que nos depara la segunda mitad del 2019. Y es que Yimou pocas, muy pocas veces falla.

Lo bueno: Su poderío visual, la maestría de Yimou a la hora de mezclar poesía y acción y la música de cítara que envuelve todo el conjunto.
Lo malo: Gran cantidad de personajes poco equilibrados y excesiva alternancia de tramas.

Nota: 8/10

Escrita por Eduardo Bernal.

Anuncios

El Increíble Finde Menguante

‘El Increible Finde Menguante’ es un retrato sobre esa generación que, en algún momento, cambió el ‘fin de semana’ por el ‘finde’ y tuvo que enfrentarse al mundo sin algodones.

Título original: El Increíble Finde Menguante
Dirección: Jon Mikel Caballero
Guion: Jon Mikel Caballero
Fotografía: Tânia da Fonseca
Música: Luis Hernáiz
Reparto: Iria del Río, Adam Quintero, Nadia de Santiago, Jimmy Castro, Adrián Expósito, Irene Ruiz, Luis Tosar
Fecha de estreno: 10/05/2019
País: España. Duración: 93′. Género: Drama, fantástico.
Distribución: Oliete Films. Cines: 15. Tráiler

Sinopsis: explica la historia de Alba, una chica de 30 años que entrará en un bucle temporal mientras está pasado un fin de semana con sus amigos en su casa de la infancia.

El joven director navarro Jon Mikel Caballero demuestra tener un bagaje cinematográfico detrás para dirigir este arriesgado drama ‘millenial’ sobre los temas del día de esa generación que pasó a nombrar el fin de semana, “finde”. Su doble trabajo como director y guionista hace posible esta película interesante, que bebe de otros films como “Atrapado en el Tiempo” y “Una Cuestión de Tiempo”, y brinda al espectador una trama original y una puesta en escena de Tânia da Fonseca curiosa.

Uno de los puntos positivos de este proyecto es la importancia de sus personajes, todo creíbles y convincentes gracias a su notable trabajo. Entre ellos cabe destacar a Iria del Río, encargada de llevar el tempo de la película en estos viajes en el tiempo y, también, responsable de dar significado a cada detalle -el padre, los juguetes escondidos. En definitiva, Jon Mikel Caballero logra realizar una comedia dramática y fantástica que, a según qué público puede no transmitirle nada, pero merece reconocerse su atrevimiento y loable intención.

¿Recomendable? Sí.

Lo bueno: el papel del padre.
Lo malo: no comprender sus reflexiones sobre la generación.

Nota: 6’5/10

Vivir Deprisa, Amar Despacio

‘Vivir Deprisa, Amar Despacio’ es un drama con tintes cómicos que no dejará indiferente ni al espectador más sensible ni al que busque una experiencia vital más allá del propio cine.

Título original: Plaire, aimer et courir vite
Dirección: Christophe Honoré
Guion: Christophe Honoré
Fotografía: Rémy Chevrin
Reparto: Vincent Lacoste, Pierre Deladonchamps, Denis Podalydès, Rio Vega, Willemijn Kressenhof, Adèle Wismes, …
Fecha de estreno: 10/05/2019
País: Francia. Duración: 132′. Género: Drama.
Distribución: Surtsey Films. Cines: 10. Tráiler

Sinopsis: explica la relación que tienen Jacques, escritor parisino, y Arthur, estudiante de la Bretaña francesa.

Diez años después de la fascinante La belle Personne, Christophe Honoré estrena este drama con tintes cómicos que no dejará indiferente ni al espectador más sensible ni al que busque una experiencia vital más allá del propio cine.

La película que nos ocupa no es perfecta, pues dista de ser un conjunto regular y de llegar a la calidad cinematográfica del título mencionado protagonizado por Léa Seydoux y de otros trabajos anteriores del director francés. Y es que su inicio es abrupto, peca de cierta precipitación a la hora de presentar a los personajes protagonistas y la relación entre ellos. Asimismo, yerra en incluir tópicos más que manidos en el género dramático francés de los últimos años y convencionalismos narrativos que no invitan al espectador a continuar el visionado del film.

Afortunadamente, un servidor sí continuó viendo la película y pudo comprobar, no sin congratulación que, a pesar de que el convencionalismo formal caracterice casi la totalidad del conjunto, la cinta de Honoré tiene cabida para lo lírico (véase la escena poética de la bañera donde uno de los personajes imagina a otro acompañándolo) y lo emocional. Por un lado, la narración cuenta con un tempo pausado que no impide que la cinta se haga amena en gran parte del metraje y la historia fluya ligera. Por otro lado, tenemos otra dulce contradicción: Vivir deprisa, amar despacio es, al mismo tiempo, una película alegre y triste, pues mantiene en todo momento un aura cómica pese a su trasfondo dramático, lo que la convierte en una montaña rusa que combina escenas divertidas con otras trágicas.

En lo que no está tan acertado el film es en la construcción e implantación de personajes, que a veces son demasiados y muchos de los cuales no se profundizan. Tampoco ayuda que se nos presente un exceso de tramas entrecruzadas, algunas de las cuales no aportan mucho al relato, algo que alejará al espectador en no pocas ocasiones.

Aun así, Vivir deprisa, amar despacio cuenta con una dirección interesante (aunque convencional por lo general), un guion bien construido en la mayoría de pasajes y unos actores (a destacar el trío protagonista: Vincent Lacoste, Pierre Deladonchamps y Denis Podalydès) que cumplen su cometido a la perfección.

Lo bueno: La música, los actores y los momentos más emotivos y líricos del film. El homenaje a François Truffaut representado en la escena donde aparece la tumba del mítico director francés.
Lo malo: Algunos clichés y excesivas tramas entrecruzadas pueden distanciar al público del metraje.

Nota: 7/10

Escrita por Eduardo Bernal.

Vitoria 3 de Marzo

‘Vitoria 3 de Marzo’ es el relato de un acontecimiento histórico silenciado y apartado que merece ser visto y conocido.

Título original: Vitoria, 3 de marzo
Dirección: Victor Cabaco
Guion: Héctor Amado, Juan Ibarrondo
Fotografía: Gaizka Bourgeaud
Reparto: Ruth Díaz, José Manuel Seda, Alberto Berzal, Mikel Iglesias, Amaia Aberasturi, Iñigo de la Iglesia,
Fecha de estreno: 01/05/2019
País: España. Duración: 90′. Género: Drama.
Distribución: Filmax. Cines: ?. Tráiler

Sinopsis: explica el acontecimiento del 3 de marzo de 1976 en Vitoria-Gasteiz cuando cinco trabajadores murieron a manos de la policía durante el desalojo de una asamblea, en el contexto de una larga huelga.

Tras unos años como director de algunos capítulos de la serie ‘Compañeros’, Víctor Cabaco se enfrenta al largometraje para explicar unos hechos que merecen tener su representación en cine. Mediante un proceso de documentación laborioso, el director y su equipo han explicado lo que pasó en Vitoria-Gasteiz el 3 de marzo de 1976, intentando no posicionarse políticamente y siendo lo más fidedigno posible. Asimismo, los 90 minutos pasan volando y hacen ágil un argumento que no se estanca y funciona perfectamente. Eso sí, me sobra la música enfatizadora en las escenas violentas que no necesitan dramatización.

Sin embargo, para alejarse del documental presenta una historia de amor como hilo conductor de todo lo que sucedió, interpretado por Mikel Iglesias y Amaia Aberasturi, ambos correctos en sus papeles. Además, el director y los guionistas deciden no centrarse en la violencia que hubo sino en la otra violencia, la psicológica y cómo afectaba a los ciudadanos de la capital vasca. No obstante, este retrato psicológico de los personajes no profundiza suficiente y es bastante superficial, pero eso no desmerece un trabajo que da voz a lo que, en su momento, fue omitido.

¿Recomendable? Sí, tanto a jóvenes como adultos.

Lo bueno: escuchar las grabaciones de la Policía.
Lo malo: el exceso de dramatización al final.

Nota: 6/10

Entrevista a Víctor Cabaco aquí.

Gloria Bell

‘Gloria Bell’ es una película necesaria para los tiempos que corren, totalmente aconsejable y crucemos los dedos para que Julianne Moore nunca abandone su profesión de actriz.

Título original: Gloria Bell
Dirección: Sebastián Lelio
Guion: Sebastián Lelio, Alice Johnson Boher
Fotografía: Natasha Braier
Música: Matthew Herbert
Reparto: Julianne Moore, John Turturro, Michael Cera, Jeanne Tripplehorn, Holland Taylor, Brad Garrett,
Fecha de estreno: 26/04/2019
País: Estados Unidos. Duración: 102′. Género: Drama, Romance.
Distribución: Sony Pictures. Cines: 64. Tráiler

Sinopsis: cuenta la historia de una divorciada que pasa sus días trabajando en una oficina y, por la noche se desata bailando en discotecas de Los Ángeles. No obstante, su vida cambiará cuando conozca a Arnold.

Una discoteca. Luces de neón. Y una Julianne Moore tímida, insegura y escondida tras unas gafas. “Gloria Bell”: lo mejor, sin duda, en esta película es ella. Su capacidad de comerse la pantalla y eclipsar a cualquier otro actor es algo innato en ella. A eso se le llama talento y se agradece que suceda en cada uno de los personajes que interpreta en los distintos films en los que aparece. Sentimos las alegrías, las penas, las angustias de Gloria gracias a la excelente interpretación de Moore.

El director opta, además, por narrar la evolución de la protagonista a través de la música (“I will survive” o “Alone again”, entre otras), resultando un hilo conductor ágil y lleno de matices. “Gloria Bell” cuenta además con una de las estéticas más hermosas y características de los últimos tiempos, así como una puesta en escena elegante.

El mensaje de la película es obvio y tal vez ha sido bastante manido en el cine. Sin embargo, en este caso, cala en el espectador y, su forma de transmitirlo es inteligente y muy acertado para el lenguaje cinematográfico. Sus silencios y las expresiones de Julianne Moore nos transmiten sus angustias, su aburrimiento y hasta sus esperanzas en la vida.

Lo bueno: Julianne Moore y la escena del Paintball.
Lo malo: Que el espectador la vea como una película más.

Nota: 9/10

Escrita por Gabriela Rubio.

Gracias a Dios

‘Gracias a Dios’ es el símbolo de la lucha actual contra los abusos a niños de la Iglesia con la veteranía de Ozon aunque se hace algo pesado.

Título original: Grâce à Dieu
Dirección: François Ozon
Guion: François Ozon
Fotografía: Manuel Dacosse
Música: Evgueni Galperine, Sacha Galperine
Reparto: Melvil Poupaud, Denis Menochet, Swann Arlaud, Eric Caravaca, François Marthouret, Bernard Verley, …
Fecha de estreno: 18/04/2019
País: Francia. Duración: 137. Género: Drama.
Distribución: Golem Distribución. Cines: 82. Tráiler

Sinopsis: se adentra en los entresijos de la iglesia para relatar la historia de una organización que denuncia los casos de pedofilia de los capellanes. Basado en el caso real de Bernard Preynat, sacerdote de la Diócesis de Lyon.

A título personal, François Ozon me maravilló con ‘Frantz’ y me decepcionó con ‘El Amante Doble’. Esta vez trata un tema muy actual, ya que el caso de Bernard Preynat salió a la luz en 2016. El desarrollo del argumento es correcto, aunque algo denso, y muy bien filmado que provoca indignación, interés y emoción al espectador mediante tres historias de tres personajes diferentes.

Un detalle curioso del film es la demostración de que un movimiento así ha sido impulsado por gente que tiene dinero y puede permitirse abogados, mientras que la llamada ‘clase baja’ no está por estos temas ni puede permitirse ir a juicios. A parte de esto, hay que remarcar que la película dura 137 minutos, totalmente innecesario para explicar esta historia que se alarga y alarga.

En definitiva, Ozon no decepciona en su último trabajo al trata un tema delicado que logra hacerse interesante pese a su ritmo y duración y que recuerda a ‘Spotlight’ de Thomas McCarthy.

¿Recomendable? Sí.

Lo bueno: algunos detalles y su elenco actoral.
Lo malo: su densidad y ritmo.

Nota: 7’5/10

Vista en el contexto del Festival de Berlín. Consulta aquí la cobertura.

Un Pueblo Y Su Rey

‘Un Pueblo y Su Rey’ es otro punto de vista sobre la Revolución Francesa, algo peligroso y ambiguo, pero interesante de ver y conocer.

Título original: Un peuple et son roi
Dirección:Pierre Schoeller
Guion: Pierre Schoeller
Fotografía: Julien Hirsch
Música: Philippe Schoeller
Reparto: Gaspard Ulliel, Louis Garrel, Laurent Lafitte, Adèle Haenel, Denis Lavant, Niels Schneider, Céline Sallette, …
Fecha de estreno: 05/04/2019
País: Francia. Duración: 121′. Género: Drama | Histórica.
Distribución: A Contracorriente Films. Cines: 36. Tráiler

Sinopsis: cuenta la historia de la Revolución Francesa, entrecruzando los destinos de mujeres y hombres del pueblo con los de figuras históricas.

El director francés Pierre Schoeller presenta una superproducción sobre la Revolución Francesa, enfocada, en gran parte, desde la visión del pueblo aunque también deja lugar para la nobleza e iglesia. En ella encontramos un guion bien elaborado a nivel histórico con intenciones de hacer reflexionar al espectador sobre las diversas tendencias de la época, conteniendo detalles interesantes y curiosos. Sin embargo, en mi opinión, su enfoque sobre este hecho histórico puede ser peligroso y debe “cogerse con pinzas” aunque no deja de ser digno de analizar.

El trabajo de Schoeller se sustenta por un gran elenco actoral que da la talla en todos sus papeles. Ayudan a dar credibilidad al tema, al igual que su dirección artística que logra ambientar y situar muy bien al público dentro del contexto. Además, tiene algunos detalles que merecen una atención especial (el papel de la mujer, las figuras de Robespierre y Danton) porque, hasta cierto punto, pueden ser didácticos pero, como ya se ha mencionado, deben “cogerse con pinzas”. Podríamos decir que la obra de Pierre Schoeller no es errónea ni mala ni deficiente porque contiene escenas violentas y duras y tiene planteamientos interesantes y reflexivos, pero el enfoque es algo ambiguo y puede dejar entre dos aguas.

Lo bueno: la escena cuando sale el sol con la toma de la Bastilla.
Lo malo: sus 121 minutos se hacen largos y pesados.

Nota: 6/10