Belleza Oculta

Una película bien conseguida que sabe encontrar el equilibrio emocional y proyectarlo adecuadamente hacia el espectador. David Frankel, director de “El diablo se viste de prada”, consigue en este film exprimir, a fondo, la fibra sentimental y, al mismo tiempo, el gran talento de actores de la talla como Helen Mirren, Keira Knightley, Kate Winslet o el mismo Will Smith.

La trama principal discurre a través del protagonista (Will Smith) y al problema que cierne sobre él, desde con su conducta hacia sus antiguas amistades y compañeros de trabajo, com a su propia familia. Asimismo, los personajes que se nos presentan como secundarios, desde un principio, acabarán compartiendo protagonismo con Smith y, a la vez, sus historias se entrelazarán, consiguiendo un final totalmente inesperado para el espectador, con un guión a manos de Allan Loeb (“The space between us”) muy ingenioso y una puesta en escena de los actores bien estudiada.

A banda de la magnífica dirección del film, cabe criticar la excesiva imagen que da de paranoico el propio protagonista que en algunos momentos puede que incluso al espectador le suscite cierta sobreactuación en momentos puntuales del metraje. También, es una película que juega mucho con la lágrima fàcil y, para aquellos que, de alguna manera, no les gusta ver “dramones”, este film se añade a la colección aunque no todo gire a través de esto.

En resumen, de esta película puedes esperarte que no todo lo que se te mostrará desde un principio acabará siendo tal y como se espera, jugando con las emociones del espectador hasta el último momento.

Lo bueno: El guión, dirección y actuación de todos los protagonistas en general.

Lo malo: sobreactuación de Will Smith y algunos momentos que hieren la fibra sensible que todos llevamos dentro.

Nota: 7,5

Escrita por Albert Sánchez

Anuncios

Una Mujer Fantástica

La reivindicación de Daniela Vega. El director chileno Sebastián Lelio vuelve a la gran pantalla con una película realmente buena y digna de valorar en su conjunto porque el tema que trata es delicado y da mucho que hablar.

Mediante la historia de Marina, una mujer transexual acusada de asesinato de su novio Orlando por la familia de éste, nos trasladamos en un argumento con aires reivindicativos y de denuncia social retratando a una parte de la sociedad chilena que ve una aberración su condición sexual. Marina es interpretada por la actriz transexual Daniela Vega quien demuestra tener un potencial interpretativo enorme y nos hace poner en la piel de la protagonista desde el primer minuto. La película no solo quiere hacer una crítica a esa sociedad que no acepta otros géneros sino, también, el infierno que tiene que pasar una persona transexual en las circunstancias que plantea el film.

El film entretiene y el argumento está muy bien hilvanado, pero, personalmente, me sobran algunas escenas, sus últimos 20-30 minutos se me hicieron eternos y, a veces, parece que le falte un empujón para seguir adelante. Aun así, Sebastián Lelio trata un tema delicado y necesario con mucho decisión y valentía de la mejor forma digno de aupar.

Lo bueno: Daniela Vega.

Lo malo: su irregularidad en el ritmo.

Nota: 7’5/10

Distribuida por BTeam Pictures
Estreno en 39 cines

La Cordillera

Lacordillera_Poster_14153.jpg“La Cordillera” es una de esas películas puzzle a medio camino entre el thriller y el melodrama, en la que empiezas con las fichas volteadas sobre la mesa y poco a poco vas girando para empezar a componer. A muchos les llamará el casting (Ricardo Darín, Dolores Fonzi, Elena Anaya…) y a otros quizás el buen sabor de boca que dejó Paulina, la anterior película de Santiago Mitre. Hará falta un voto de confianza quizás, pero si fluyen con el relato prometo que no serán decepcionados.

Algo que jamás habría pensado después de ver la anterior pieza de Mitre es que el director pertenece a esa otra parte de realizadores argentinos. Me refiero a aquella que abandona un poco la verborrea y se ocupa, más allá de la evidente tesis, de los aspectos plásticos del film.  Una banda sonora excepcional (de la santa mano de Alberto Iglesias) y la cámara omnisciente que recorre la cordillera de los Andes sumergen al espectador en ese paraje desconocido y confuso que es a la vez el propio poder. Se agradece que utilice las formas manieristas sin avergonzarse precisamente porque tomar esas decisiones es a día de hoy más atrevido que cualquier ejercicio de sobriedad formal cansino. Si algo se le puede reprochar a la película es la recaída en ciertos mecanismos de la palabra en la trama de Elena Anaya o algunas de la conversaciones políticas que terminan resultando innecesarias y deshinchan un poco su autoría.

Sin necesidad de recalcar la excelencia de todos los intérpretes, a muchos les va a molestar la sensación final de cabos sin atar, pero a mi parecer esa es la más pura de las intenciones, puesto que no hay nada más maligno en el poder político que la incertidumbre y la duda sobre el espectador. Como he dicho al principio si van a ver la película, se van a encontrar ante un puzle; lo bueno es que, mientras muchas obras se apresuran en completarlo antes de los créditos finales, “La Cordillera” le deja uno irse a casa para terminarlo en la más estricta intimidad.

Lo bueno: su ambigüedad.

Lo malo: la trama de Elena Anaya.

Nota: 8/10

Escrita por Víctor Navarro

Distribuida por Warner Bros. Pictures

La Reina Victoria y Abdul

‘El Munshi’ de la Reina Victoria. El director Stephen Frears sigue contando historias curiosas. Lo hizo el año pasado con “Florence Foster Jenkins” y ahora explica la historia de amistad entre la Reina Victoria y su criado indio, Abdul Karim.

La película relata un hecho ambientado en 1887 de manera convencional y sin ninguna sorpresa, pero con un tono encantador y entrañable. Gracias a las creíbles actuaciones de Judi Dench -que tiene unos primeros planos excepcionales- y Ali Fazal nos adentramos en un argumento que se hace interesante y, a la vez, curioso con momentos de humor y tensión muy controlados.

El film tiene sus virtudes como es la mezcla adecuada de sensaciones para el espectador que se dejará llevar por los quehaceres de la reina con su maestro indio y los constantes reproches del resto de la casa real. No obstante, le falta chispa y rabia en esos instantes cruciales que marcan la película y podrían haberse aprovechado mejor.

Lo mejor: el duo Judi Dench y Eddie Izzard.

Lo malo: su larga conclusión.

Nota: 6/10

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 210 cines

Detroit

La indignación de Bigelow. La célebre directora de películas como “En Tierra Hostil” o “La Noche Más Oscura” vuelve a las salas de cine con una apuesta ambiciosa, interesante y decidida a indignar al público. En esta película deja las bombas y el terrorismo para adentrarse en la ciudad de Detroit en julio de 1967 cuando se disputaba una auténtica guerra civil.

Nada más empezar la película, ya sabemos que nos encontraremos porque Bigelow nos tiene acostumbrados a un trabajado y buen cine a nivel técnico. La nerviosa puesta en escena del film es la gran protagonista ya que sus idas y venidas desquician y hacen estar en tensión constantemente. Además, las actuaciones del elenco actoral son muy correctas, sobretodo la de Will Poulter, responsable de que salgas de la sala de cine queriendo su muerte. Y, si lo miramos en un tono histórico, vemos que la directora ha querido representar fielmente esa Detroit de años 60 donde el racismo, en según qué cuerpos de seguridad, y en la misma sociedad existía. 

Sin embargo, con Bigelow siempre hay ‘peros’ y, en esta ocasión, remarco como negativo su innecesaria duración de 143 minutos, su intención de indignar hasta que te sientes obligado a hacerlo, y su irregularidad en ritmo y provocación. Personalmente, me esperaba una película más dinámica y diferente, pero es una más dentro del género del drama racial. 

Lo bueno: Will Poulter.

Lo malo: su inexplicable duración y que no vaya más allá de lo que cuenta.

Nota: 6/10

Distribuida por Entertainment One
Estreno en 215 cines

El Amante Doble

La doble emoción. El director francés François Ozon vuelve a los cines con un ‘thriller’ psicológico inquietante y rocambolesco que juega con el espectador para que o vomite o se excite.

El argumento cuenta la vida de una chica débil quien recorre a un psicoterapeuta para que la ayude hasta que se ve involucrada en una historia de pasión y mentiras con la que se obsesionará. Con tonos de intriga y romance, la historia empieza maravillosamente, con una puesta en escena muy buena y elegante, que va poniendo al público en situación.

Sin embargo, a medida que avanza el metraje, el film comienza a ser un despropósito y un lío confuso hasta que acaba, sin levantar cabeza, en ese entramado de celos y frenesí sexual en el que se encuentra. Por este motivo, la doble emoción de asco y placer existe, pero no compenetra bien con una historia retorcida que pierde fuelle a cada giro que da.

Lo bueno: su elenco actoral y elegancia.

Lo malo: esperar algo tan bueno como su anterior proyecto, ‘Frantz’.

Nota: 5’5/10

Distribuida por Golem Distribución

Churchill

La toma de decisión de Winston Churchill. El 6 de junio de 1944 hubo el desembarco de los aliados en el norte de Francia en una operación llamada ‘Operación Overlord’ o más conocida como ‘Desembarco de Normandía’. 24 días antes, Winston Churchill, primer ministro de Gran Bretaña, y otros generales de los aliados como Dwight D. Eisenhower tuvieron que tomar una decisión que cambiaría el transcurso de la guerra: inciar o no la Operación.

En este contexto nos encontramos en el film aunque se focaliza en la figura controvertida de Churchill y su pensamiento mostrando así un biopic muy acotado temporalmente y muy introspectivo. Nos sumergimos en un viaje por su vida privada, sus reflexiones, sus oraciones, su vida cotidiana, su temperamento, su personalidad, etc. Además, aparte de ser un retrato psicológico -digno de analizar-, incita al espectador a sentirse involucrado en sus momentos más tensos en los que debe tomar decisiones no solo íntimas sino ‘burocráticas’ que pueden significar mucho para la Historia.

El retrato histórico de la película es muy fiel a la realidad y, como película, se sustenta muy bien gracias a la soberbia actuación de Brian Cox y Miranda Richardson. Asimismo, el guión, la ambientación, la banda sonora y la fotografía están a la altura de un ‘thriller’ biográfico de este tipo.

Personalmente, me encantó esta obra de Jonathan Teplitzky (‘Broadchurch’) no solo por su historia sino porque todos sus elementos están a la altura y nada es gratuito. Más bien, todo lo que presenta da pie a reflexiones posteriores. Una estupenda película de un momento decisivo y una figura imprescindible de la Historia.

Lo bueno: Brian Cox y la manera como está ejecutada la película.

Lo malo: puede quedarse un simple biopic.

Nota: 8’5/10

Distribuida por A Contracorriente Films