Black Panther

La monarquía de Wakanda gobierna Marvel. La película de Ryan Coogler es la primera que estrena la compañía de Marvel en España este 2018 y, avanzamos que empieza con buen pie.

El director de ‘Creed. La Leyenda de Rocky’ deja el boxeo para adentrarse en el mundo de Wakanda, una región aislada de África tecnológicamente avanzada, y centrarse en el personaje de T’Challa, quien es proclamado rey hasta que empiece una lucha familiar por el trono. Y es aquí cuando es pertinente dejar claro que Chadwick Boseman demuestra ser buen actor y hace creíble su personaje, al igual que el resto de personajes, todos correctos a nivel interpretativo.

Por lo que se refiere a nivel argumental, la película no se desmarca a la hora de contar la historia, en comparación con otras cintas de Marvel, pero relata bien los hechos y sumerge adecuadamente al espectador en esta nueva saga. Hay que valorar que tiene que explicar unos aspectos familiares, propio de las historias de las monarquías, y lo hace acertadamente, sin que el espectador se pierde en ese árbol genealógico.

Otros aspectos remarcables son su poderosa fotografía visual, que te va llevando por el hilo argumental, y sus escenas de acción, que son pocas, pero bien aprovechadas. También su entretenimiento asegurado en los 134 minutos que compagina muy bien historia-acción, y los posibles mensajes o referencias a la defensa de la cultura afroamericana y elementos de debate “monárquico-histórico”.

‘Black Panther’ inicia la historia de Wakanda para poder gobernar Marvel y permitir que su rey, la pantera, pueda cazar al preciado público que de bien seguro no saldrá insastifecho de esta aventura.

Lo bueno: la importancia de los personajes secundarios.

Lo malo: que se repitan las mismas fórmulas y algún elemento poco creíble que no la hacen redonda.

Nota: 7/10

Distribuida por Walt Disney España
Estreno en 349 cines
Anuncios

Southpaw (Redención)

Adrenalina, emoción y superación. La nueva película de boxeo de Antoine Fuqua es tópica en su género, pero desarrollada con maestría y con un gran potencial.

Desde el primer minuto te tiene enganchado a la trama y no desconectas pese contener algunas situaciones previsibles. Vives y sufres las emociones del protagonista gracias a la interpretación de Jake Gyllenhaal que es sublime e inmejorable. Quizás su mejor hasta la fecha. 

Sin embargo, tiene momentos lacrimógenos que buscan emocionar a toda costa, pero están bien controlados y llegan al espectador. No le quita ningún mérito.

Una gran película actuada por un gran actor que no se desmarca de otras del mismo género pero puede entusiasmar y gustar mucho. Merece, por eso, un aplauso a parte por la banda sonora del  fallecido compositor James Horner, la película de la cual está dedicada.

Lo mejor: Jake Gyllenhaal y su sensación adrenalínica.

Lo peor: previsible y tópica.

Nota: 9’5/10

Sigue leyendo

Rogue One: una historia de Star Wars

rogueoneEste film toma un descanso de la famosa saga episódica y nos cuenta lo que antes tan solo era una anécdota del principio de “La guerra de las galaxias (1977)”: la crónica de cómo la Alianza Rebelde robo los planes de la Estrella de la Muerte del Imperio Galáctico.

Al principio, a la película le cuesta empezar y tarda en captar el interés de la audiencia, pero una vez nos ha introducido a los personajes, su misión pasa a ser adrenalina pura con muertes y explosiones. El tono es mucho más oscuro de lo habitual y lo distancia de lo que se espera de la saga, con algunas escenas que parecen salidas de cintas bélicas como “Apocalypse Now” o “Salvando al Soldado Ryan”.

En general, los personajes son unidimensionales definidos tan solo por una característica principal que les diferencia (el desahogo cómico, el tipo duro, el sabio, etc.) y nunca acaba de haber una conexión emocional como con otros personajes anteriores de la saga. Aunque hay apariciones de personajes icónicos de la franquicia, son breves ya que varios están recreados con efectos digitales que no parecen acabados de pulir.

La fotografía es impresionante y salen algunos paisajes increíbles grabados en localizaciones exóticas reales de las Maldivas e Islandia. La banda sonora a manos de Giacchino es muy floja y poco memorable pues muchos de los temas no son propios lo que hace que se note más la ausencia de John Williams.

Lo mejor: El androide K2SO (se volverá un favorito estas navidades) y el par de escenas en las que sale Darth Vader (pondrán los pelos de punta a los fans de la saga).

Lo peor: Los personajes principales planos (son tan poco memorables como sus nombres).

Nota: 8/10

Escrita por Fernando. Sigue leyendo

La Llegada (Arrival)

arrivalLa cima de Villenueve. A falta de saber cómo enfocará la secuela de ‘Blade Runner’, el director canadiense ya nos ha demostrado sus soberbios conocimientos del arte cinematográfico como ‘Prisioneros’, ‘Sicario’ o ‘Enemy’, pero con ‘Arrival’ llega al vértice de toda su filmografía.

Mediante la excusa de los extraterrestres -parecidos a los de ‘La Guerra de los Mundos’ de Spielberg- nos sumerge en una historia puramente emocional-reflexiva que va muchos más allá de lo que nos entra por los ojos y permite al espectador pensar durante horas y días en lo que realmente quiere decirte el film. Si es cierto que tiene algunos elementos inverosímiles así como un ritmo lento -necesario, por eso-, una posible crítica estadounidense contra los rusos y los chinos muy visto e innecesario y una segunda mitad de metraje un tanto desequilibrada, pero nada de esto le quita valor.

Sin duda, la referencia clara en el género del espacio es ‘2001: odisea en el espacio’ de Stanley Kubrick no sólo en el uso de la fotografía sino en su profundo mensaje interpretable que hay que desvelar para valorar al completo la película. Técnicamente es excelente: una escenografía perfecta y adecuada a cada momento, unos efectos especiales creíbles y correctos, unas interpretaciones magníficas -a destacar la de Amy Adams-, una banda sonora caótica, hipnótica, magnética y sobresaliente y, entre otros aspectos, un diálogo correcto y trabajado.

La sensación que tienes cuando la ves es que todos los millones invertidos en hacer esta espectacular cinta están muy bien empleados porque no decae en ningún momento y te abduce de tal manera que parece que estés flotando o en otra dimensión. Además, el film demuestra un amor por el arte de la lengua digno de admirar, ya que no es la ciencia quien soluciona los problemas sino el lenguaje y la comunicación porque mediante estas acciones el mundo puede conectarse, hablar y entenderse para no caer en un mal peor.

En conclusión, tenemos delante una de las mejores películas del siglo XXI y una de las mejores películas de ciencia-ficción del espacio jamás hechas porque no solo es extraordinaria en lo técnico sino también es majestuosa y fascinante en lo reflexivo-filosófico.

Tenemos delante la película más parecida a ‘2001’ sin tener en cuenta la historia en sí y una verdadera oda a las lenguas.

Nota: 9’5/10