Los Archivos del Pentágono

Los papeles de Hanks y Streep. Dos grandes personajes de la Historia del Cine, Tom Hanks y Meryl Streep, se juntan por primera vez para explicar la historia de los papeles del Pentágono que reveló el New York Times y, después, The Washington Post, sobre secretos que escondía el gobiernos estadounidense acerca de la guerra del Vietnam. Una historia necesaria y realmente interesante que es explicada y dirigida por otro de los grandes personajes de la Historia del Cine, Steven Spielberg, que dota al filme de calidad, seriedad y elegancia que la eleva a una de las grandes películas del momento.

Al leer el argumento podríamos pensar que es otra película más sobre periodismo, basada en hechos reales y que quiere convertir en imágenes esas historias de Estados Unidos que se traspapelaron, pero no, ‘Los Archivos del Pentágono’ no es así. Tiene un metraje de 116 minutos, una fotografía de Janusz Kaminski extraordinaria que incomoda y te traslada a cada momento del film, una banda sonora firmada por John Williams que recuerda a ‘Nixon’ o ‘Lincoln’ con las melodías adecuadas a cada instante, y un guión extraordinario perfectamente hilvanado que lo complementa el poderío que le da Streep, Hanks y sus compañeros para convertir un drama en un auténtico thriller político inquietante.

Personalmente, cuando vi la película iba con la sensación de ver un drama político que se me hiciera interesante, que me explicase algo que no supiera, y estuviera bien explicado y que me sorprendiese o me emocionara. Spielberg consigue meterme dentro de la historia rápidamente en medio de un documental, un drama y un thriller perfecto en cada momento, sin aburrirme y haciéndome partícipe de los sucesos que ocurren. Esta creación se aleja de ese casi desastre ‘Mi amigo el Gigante’ y asciende la filmografía del director haciendo pequeña cualquier película sobre política que exista en el momento, dejando un sabor de boca extraordinario con un elegantísimo homenaje al periodismo.

Lo bueno: la dirección y el guión. Y, claro, Tom Hanks, Meryl Streep y todo el equipo que los acompaña.

Lo malo: puede que el ritmo se haga eterno a según que espectador, pero lo malo es que no haya más historias así, contadas de esta manera.

Nota: 8’5/10

Distribuida por Entertainment One
Estreno en 330 cines
Anuncios

Tres Anuncios en las Afueras

Anuncios con consecuencias. El director de “Escondidos en Brujas” y “Siete Psicópatas”, Martin McDonagh estrena nueva película, la cual está ganando muchos premios y se consagra como una de las posibilidades a los Oscar de este año. El film está compuesto por un argumento sencillo, original y diferente sobre una madre, Mildred Hayes, que decide poner unos anuncios publicitarios en una carretera para protestar contra la policía de Ebbing porque no se han molestado en buscar el asesino de su hija.

Frances McDormand es la encargada de encarnar a Mildred Hayes y de llevar el protagonisme y ritmo de la película todos los 114 minutos, y lo hace de manera magistral, formidable y creíble a todo momento. Su personaje hace que el espectador se convierte en ella, en una persona complicada que quiere justicia, y que, gracias a un guión excelente, nos dejamos llevar por un relato duro, violento y amargo, pero también emotivo e irónico. Podríamos decir que es una mezcla de drama rural con toques de thriller y comedia negra perfectamente compenetrados y ligados que provoca todo tipo de sensaciones y, sobre todo y lo más valioso, reflexiones con cada situación.

Martin McDonagh logra elevar un argumento que podría quedarse en un simple drama sencillo, a una trama compleja y ambiciosa que no deja indiferente a nadie y con la que uno mismo puede pensar, empatizar y disfrutar. Sin ningún tipo de duda, lo que se consigue aquí es una hazaña cinematográfica perfecta (muy ‘coenizada’), llena de poder y que será difícil olvidar.

Lo bueno: Francis McDormand, Sam Rockwell y la experiencia que vives al verla.

Lo malo: algunos momentos pueden parecer de relleno o exagerados, pero lo malo tendría que ser perdérsela.

Nota: 8’5/10

Distribuida por 20th Century Fox
Estreno en 181 cines

El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado

el-sacrificio-de-un-ciervo-sagrado-posterLa tragedia griega contemporánea, por Yorgos Lanthimos. Recuerdo que, antes de ver ‘Canino’ (2009) por primera vez, sentía una enorme curiosidad debido al gran revuelo y exaltación que la película había provocado en numerosos festivales. Después de verla ya no sentía curiosidad, sino fascinación. Luego vino ‘Alps’ (2011), un film que, a pesar de ser menos poderoso que su antecesor, transmitía la misma sensación de fascinación dentro de mi.

Esta semana, y con motivo del inminente estreno de la nueva película de Yorgos Lanthimos en nuestro país, sentí la necesidad de visionar su anterior obra: ‘Langosta’ (2015), la cual supuso la confirmación total y absoluta de que me encontraba, sin ningún género de dudas, ante uno de los directores más llamativos, retorcidos, diferentes e interesantes del panorama cinematográfico actual.

Finalmente, un servidor ha tenido la oportunidad de “disfrutar” de ‘El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado’ (2017), de la cual os hablaré a continuación.

INCISO: Escribo la palabra ‘disfrutar’ entre comillas para evitar parecer un enfermo.

He empezado hablando de la fascinación que siento por este cineasta balcánico. Pero, ¿por qué me fascina? O mejor dicho, ¿qué es lo que me fascina? Muy simple: la capacidad de dominación absoluta de una realidad sumamente perturbadora la cual se convierte, de manera automática, en una realidad cotidiana y normalizada donde todo lo que vemos y oímos nos resulta tan frecuente como el hecho de abrir los ojos cuando nos despertamos a la mañana siguiente. ¿Cómo os habéis quedado? Hasta rima y todo. En fin, hablemos de tragedias griegas.

Y es que de eso va ‘El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado’. Lanthimos construye, a través de una estructura preciosista, una tragedia griega contemporánea explorando, antropológicamente, temas como la religión, la ciencia, la negación de la fe (representada en el personaje de un magnífico Colin Farrell), los lazos familiares, el sexo… En definitiva, todos los temas que abarcan la obra del director griego aderezados, como no, con grandes dosis de violencia y sadismo marca de la casa.

Destacar las geniales interpretaciones del ya mencionado Colin Farrell, Nicole Kidman, y mención especial para Barry Keoghan que, cada vez que hace acto de presencia, se come la pantalla. En líneas generales, todo el reparto está más que correcto.

Dentro del apartado técnico, su fotografía preciosista nos guía de manera lujosa durante sus 120 minutos de duración gracias, en gran parte, a su grandiosa banda sonora que recuerda, irremediablemente, a esa obra maestra que es El Resplandor’ (1980) de Stanley Kubrick.

Ya por último, decir que algunos espectadores pueden sentirse estafados después de visionar este filme. Y puedo llegar a entenderles, de verdad que sí. Pero yo, y esto creo que es irreversible, estoy totalmente entregado a la fascinación que Yorgos Lanthimos ejerce sobre mi persona.

Lo bueno: el hipnotismo de sus imágenes, el reparto, y su banda sonora.

Lo malo: que el espectador pueda desesperarse buscando “algo más”.

Nota: 9/10

Escrita por Fer Zaragoza

Distribuida por Diamond Films
Estreno en 48 cines

En realidad, nunca estuviste aquí

La crudeza del autocontrol. La película de Lynne Ramsay cuenta la historia de Joe, un antiguo marine de guerra, que trabaja salvando mujeres y niñas de posibles violaciones hasta que se verá involucrado en una trama más compleja de lo normal.

Un argumento original y una historia realmente interesante son dos aspectos que definen este thriller que, no solo quiere mostrar la imagen de un tipo solitario que hace encargos fuera de lo normal, sino de la crudeza o dificultad que supone el autocontrol en uno mismo. Está magníficamente interpretada por Joaquin Phoenix que, por momentos, recuerda a Travis Bickle de “Taxi Driver” y estupendamente dirigida, destacando su puesta en escena, meticulosa y detallista. Sin embargo -y debo hacer un gran ‘pero’-, la película se queda corta en la transmisión de su mensaje, es decir, quiere contar algo, pero no logra, a mi parecer, ir más allá del tema que trata.

Personalmente, vi el film con grandes expectativas y, debo reconocer su eficacia técnica y actoral, pero su ritmo pausado hizo que desconectara de la historia y terminase pensando: ¿qué me ha querido contar? ¿Me ha contado algo?. Entiendo su valor propio de un thriller y la mirada vacía que presenta, pero como drama no me convence y como thriller me aburre.

Lo bueno: Joaquin Phoenix.

Lo malo: la sensación de haber entrado en la película y no haber aprendido nada.

Nota: 5’5/10

Distribuida por Caramel Films

Enganchados a la Muerte

Arden Oplev ha intentado hacer un remake y se ha chamuscado. El director de “Los hombres que odian a las mujeres” y Ben Ripley han traído a la gran pantalla el ‘remake’ de la película ‘Flatliners’ -‘Línea Mortal’ en España- de la cual se conserva el mismo argumento de thriller aunque con resultados que dejan mucho que desear con la anterior versión. Si en esta se contaba con Julia Roberts, Kevin Bacon, William Baldwin o Kiefer Sutherland, en el film de 2017, solo perdura este último, y con suerte.

En esta producción, cinco estudiantes de medicina intentan con éxito realizar un experimento cuyos fines son descubrir una de las preguntas que muchas veces nos hacemos: ¿qué hay después de la muerte? Ellen Page, Nina Dobrev o Diego Luna son algunos de los protagonistas de esta película que brindan unas actuaciones potentes aunque el director no sabe canalizarlas de ninguna manera. Por un lado, Page juega un papel de científico loco en algunos momentos y, a la vez, el salto a la gran pantalla de Nina Dobrev parece ser que se le ha ido un poco de las manos. La actriz de ‘The Vampires diaries’ cosecha una actuación correcta, pero con un papel dentro del film como de ‘damisela en apuros’, cosa que se utiliza un tópico muy usado para dar un rol a Dobrev en el cual, en mi opinión, tiene más potencial del que se demuestra o se le da en el film. Sin embargo, tampoco es factible hacer una crítica negativa a una actriz con un potencial de actuación importante. Junto a esto, Diego Luna consigue un papel creíble en el desarrollo de la película hasta el punto de hacerla pasable en algunos momentos.

En mi opinión, el remake de esta película no se ha acabado de conseguir y la actuación de los actores no se debe de acusar si un director no es capaz de saber desarrollar todo el potencial que éstos demuestran en pantalla. Es una película que, para pasar el rato, es suficientemente conseguida, a pesar de que en algunos momentos pueda ser que cause aburrimiento puntualmente. 

Lo bueno: Actuación de Nina Dovre y Diego Luna

Lo malo: la actuación de Sutherland como una mala imitación del Doctor House y la dirección del film.

Nota: 5/10

Escrita por Albert Sánchez.

Distribuida por Sony Pictures
Estreno en 226 cines

 

American Assassin

La venganza de Mitch Rapp. El director Michael Cuesta presenta una tópica y típica película de acción sobre casos de la CIA. En concreto, explica la historia de Mitch Rapp, un joven que pierde a su novia en un atentado y decide vengarse, hasta que será reclutado por la Agencia Central de Inteligencia para combatir en una misión que puede poner en peligro la Humanidad.

Con tan solo leer el argumento ya podemos intuir qué tipo de película nos encontraremos al verla, pues no se aleja de las convencionalidades y tópicos del género de acción. Contiene escenas de acción espectaculares y escenas impactantes, así como, también, tiene un cierto grado de exageración que le va bien para mostrar algo diferente. No obstante, a nivel técnico no destaca en nada aunque las interpretaciones de Dylan O’Brien y Michael Keaton son correctas y ofrece unos 111 minutos entretenidos.

Lo que pedimos en películas como estas es mero entretenimiento y una historia creíble y, aunque su hilo argumental es muy enrevesado, ayuda a desconectar y adentrarte en ella.

Lo bueno: Dylan O’Brien y su acción.

Lo malo: la sensación de haberlo visto ya.

Nota: 6/10

Distribuida por EOne Films
Estreno en 218 cines

El Muñeco de Nieve

El adictivo detective adicto. Harry Hole se adentra junto a Katrine Bratt en uno de los más oscuros crímenes jamás cometidos en Oslo. Esta adaptación de la novela de Jo Nesbo, la cual da título a la película y es dirigida por Tomas Alfredson, se queda un tanto corta.

El resultado final del film es un muy simplificado guión que trata de unir todas las piezas de un puzle que le queda grande. Hay momentos que pueden parecer un tanto fuera de lugar y tiene un ritmo algo vertiginoso, pues trata de explicar la enrevesada e interesante historia del asesino “Muñeco de Nieve” en poco tiempo.

La interpretación del alcohólico Harry Hole por parte de Michael Fassbender es la más acertada, haciéndose suyo el papel de detective y metiéndose al público en sus botas. La ambientación de los sinuosos paisajes de un Oslo nevado y con un asesino suelto, no hacen más que mantener a la audiencia atenta. Sin embargo, hay personajes que parecen rellenar el tiempo que necesitan Harry y Katrine para resolver el caso. El problema vuelve a ser de nuevo la simplificada adaptación del guión, puesto que son personajes importantes en la novela e irrelevantes en la pantalla.

La omisión de un sinfín de detalles importantes torna esta trepidante historia en una mediocre película de asesinos en serie, dejando en mal lugar la impresionante novela que Jo Nesbo trajo al mundo.

Lo bueno: La perturbadora historia.

Lo malo: El guión y su adaptación de la novela.

Nota: 6/10

Escrita por Milena Munjé

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 324 cines