10×10

La venganza no cabe en una habitación. La directora Suzi Ewing inaugura su filmografía con un ‘thriller’ al estilo de ‘Cube’ (1997) sobre un hombre que secuestra a una mujer y la encierra en una habitación aislada.

Por un lado, el film se alimenta de un argumento sencillo y algo tópico en el género de ‘thriller’ para contar una historia sobre un hombre que busca venganza. Para ello, tiene a Luke Evans y Kelly Reilly como protagonistas: ambos excelentes en sus papeles. También contiene instantes de intriga y suspense y, a nivel técnico, no hay nada que envidiarle, ya que, por ejemplo, sabe sacarle provecho a una fotografía elegante.

Por otro lado, la película tiene sus puntos negativos que no la hacen ser una gran película en el género y que puede pasar muy desapercibido. Por ejemplo, es muy irregular en cuanto a ritmo (y solo dura 86 minutos) y no acaba de situarse dentro del ‘thriller’ y suspense. Además, tiene vueltas de tuerca que dejan claro que pretende jugar con el espectador, pero éste ya se da cuenta de lo que sucede.

Aun así, “10×10” es una ambiciosa película que, como ópera prima, cumple con sus expectativas de entretener, mantener el interés y dejar en bandeja el mensaje que pretende transmitir aunque éste ya esté muy visto.

Lo bueno: sus actuaciones y la violencia que presenta.

Lo malo: la sensación que puede dar mucho más de sí.

Nota: 6/10

Distribuida por Flins y Piniculas
Estreno en 4 cines
Anuncios

Basada En Hechos Reales

Las consecuencias del éxito. Roman Polanski vuelve a la gran pantalla tras cuatro años desde “La Venus de las pieles” con thriller psicológico que lo que pretende es contar las consecuencias que tiene el éxito.

Polanski, con ayuda de Oliver Assayas, adapta la historia de la novela de Delphine de Vigan sobre la vida de una escritora de éxito que no lleva muy bien la fama hasta que un día conocerá a una persona que la ayudará para conseguir algo a cambio. El argumento que presenta la película no deja de ser un tema muy trillado que recuerda a esa película de Rob Reiner titulada “Misery” sobre las consecuencias que puede llegar a tener la celebridad. Además, las secuencias que van acompañando a la protagonista son muy poco creíbles, pero quedan escondidas bajo la inestabilidad de la protagonista, magníficamente interpretada por Emmanuelle Seigner.

El filme nos adentra en una atmósfera parisina elegante para explicar la construcción de la relación tóxica entre las dos mujeres y, como espectadores, sigamos la trama y profundicemos en la psicología de Elle, la mujer que lleva el tempo de la película. Sin embargo, a medida que avanzan los minutos te das cuenta de la manipulación por la que te está llevando y sabes cómo terminará. Aun así, te dejas llevar por sus entresijos y guión y te involucras definitivamente con la trama.

Así pues, Polanski llega a la veintena de largometrajes con una obra menor en su filmografía que contiene elementos muy interesantes, como sus escenarios, las interpretaciones, los debates sobre el éxito y el juego que propone, pero destaca en muy poco como thriller, es demasiado previsible y muy poco creíble.

Lo bueno: la batalla entre Emmanuelle Seigner y Eva Green.

Lo malo: su final. Esperaba algo nuevo.

Nota: 6’5/10

Distribuida por Entertainment One
Estreno en 206 cines

El Cairo Confidencial

Corrupción en El Cairo. El director de la película de ciencia-ficción ‘Metropia’ de 2009, Tarik Saleh deja el género de la animación para seguir con la misma tónica que había iniciado en ‘Tommy’, otra de sus creaciones, esta vez con un componente más crítico y político.

Este film se desarrolla en El Cairo, Egipto, durante el gobierno de Mubarak. Se centra en la figura de Noredin, un policía y detective corrupto, que es enviado al hotel Nile Hilton dónde se ha producido un asesinato. A partir de aquí, la película se centra en explicar de manera convencional la investigación que hace el protagonista para descubrir el culpable, pero enseguida se dará cuenta de que lo que puede ser un tema más se convierte en otro de político relacionado con las elites gubernamentales.

Lo que hace, verdaderamente, recomendable esta película es el tono que coge a mitad de su metraje, empezando por un clásico thriller político en que el espectador ve la corrupción policial que existe y cómo soluciona los casos de asesinato, y terminando por una película de auténtico cine negro, entretenida, totalmente nihilista, crítica con la política de Egipto y, protagonista de la cual puedes hacer una interesante radiografía psicológica. Fares Fares es el encargado de encarnar a Noredin de manera creíble y de llevar el ritmo durante sus 106 minutos.

‘El Cairo Confidencial’ es un thriller policíaco que se disfraza de cine neo-noir, bien interpretado, entretenido y con una historia que bien puede haber sido vista ya en el cine, pero que demuestra que lejos de Hollywood también se hace cine de calidad.

Lo bueno: Fares Fares y su tensión.

Lo malo: puede hacerse espeso y se deshincha en algunos instantes.

Nota: 7/10

Distribuida por La Aventura Audiovisual
Estreno en 38 cines

El Aviso

Basada en una inquietante novela, el largometraje no llega a deslumbrar. La nueva película de Calparsoro parte con un potencial dramático y argumentativo deslumbrante, pero no sabe desarrollarse.

Paul Pen escribió “El Aviso” en 2011 y, tras 7 años en librerías, la novela da el salto al cine de la mano de Daniel Calparsoro, director de “Cien Años de Perdón”. La película entretiene, eso es una realidad, pero no acaba de cuajar. Quizás sea por un montaje basado en el corte y pega de planos, que le dan un ritmo frenético a la cinta, o en el descontrol narrativo provocando el descuido y la distracción en el espectador. Hecho que no deja asentar conocimiento de la historia al espectador.

El largometraje tiene secuencias con una potencia dramática maravillosa, que desprenden un sentimiento trabajado con maestría por Aura Garrido, Raúl Arévalo y Belén Cuesta; pese a esto, no hieren al público. Y quizás sea por el adorno de una frecuente banda sonora de melodrama, en la que cada decisión tiene su orquestación.

Ciertamente, el thriller va fortaleciéndose a medida que llega a su fin. Y es una lástima, porque no llegué a introducirme de lleno en la película hasta sus tres cuartas partes de duración. Pero, quizás, me haya faltado algo más de ambición para captar mi atención.

Lo mejor: Su inquietante desenlace.

Lo peor: Su lenguaje cinematográfico no acaba de desarrollarse con fluidez.

Nota: 6/10

Escrita por Pablo Aguilar-Galindo.

Distribuida por DeaPlaneta

Aniquilación

ANIQUILACIÓNRecuerdo que quedé totalmente maravillado con Alex Garland cuando vi por primera vez esa pequeña gran joya de la ciencia ficción que es Ex Machina. Tenía muchas ganas de ver lo nuevo de este prometedor director, hasta que llegó Aniquilación. Empezaré diciendo que me siento muy frustrado.

Desde el primer día que anunciaron la producción de esta adaptación de la novela escrita por Jeff VanderMeer me sentí muy cautivado, no solo por lo que proponía, sino porque tenía la impresión de que habíamos encontrado a un nuevo genio del género representado en la figura del director británico, pero… llegó Aniquilación.

Lo que más me frustra de esta película es su incomprensible guión, y no porque me resultase difícil de entender o de asimilar. De hecho, es un film muy asequible, a pesar de la complejidad de la historia. Lo que más me molesta es que el encargado de escribir un libreto como el de ‘Ex Machina’ (nominado al Oscar, por cierto) sea capaz de crear un guión con tantos sinsentidos, previsible, y lo deje todo en manos de su estética, de su puesta en escena y el ‘acting’.

Otra cosa que me pone de los nervios son los planos con destellos de luz causados por el efecto óptico captados por la cámara. Quedan preciosos, y puedes utilizarlos dos o tres veces, pero, ¿en todos los planos?

A pesar de todo ello, no podría considerar a Aniquilación como una película horrible. Consigue su propósito de mantener el interés hasta el final y lo mejor de todo el conjunto es, sin duda alguna, esa facilidad pasmosa con la que Alex Garland es capaz de crear momentos de suma intensidad perturbadora sin caer en el morbo o en lo escabroso, especialmente en su parte final. Aunque, al contrario que en su anterior obra, es incapaz de ofrecernos una reflexión interna sobre todo lo que aquí sucede. Aniquilación es un film flojo, con carencias, y falto de elocuencia.

Lo mejor: el interés suscitado por la propia historia no llega a aburrir.

Lo peor: la ausencia de un guión sólido, su pobreza tanto narrativa como visual, y la escasez de meditación argumental.

Nota: 5/10

Disponible en Netflix