El Muñeco de Nieve

El adictivo detective adicto. Harry Hole se adentra junto a Katrine Bratt en uno de los más oscuros crímenes jamás cometidos en Oslo. Esta adaptación de la novela de Jo Nesbo, la cual da título a la película y es dirigida por Tomas Alfredson, se queda un tanto corta.

El resultado final del film es un muy simplificado guión que trata de unir todas las piezas de un puzle que le queda grande. Hay momentos que pueden parecer un tanto fuera de lugar y tiene un ritmo algo vertiginoso, pues trata de explicar la enrevesada e interesante historia del asesino “Muñeco de Nieve” en poco tiempo.

La interpretación del alcohólico Harry Hole por parte de Michael Fassbender es la más acertada, haciéndose suyo el papel de detective y metiéndose al público en sus botas. La ambientación de los sinuosos paisajes de un Oslo nevado y con un asesino suelto, no hacen más que mantener a la audiencia atenta. Sin embargo, hay personajes que parecen rellenar el tiempo que necesitan Harry y Katrine para resolver el caso. El problema vuelve a ser de nuevo la simplificada adaptación del guión, puesto que son personajes importantes en la novela e irrelevantes en la pantalla.

La omisión de un sinfín de detalles importantes torna esta trepidante historia en una mediocre película de asesinos en serie, dejando en mal lugar la impresionante novela que Jo Nesbo trajo al mundo.

Lo bueno: La perturbadora historia.

Lo malo: El guión y su adaptación de la novela.

Nota: 6/10

Escrita por Milena Munjé

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 324 cines
Anuncios

Madre!

La droga más hipnotizante de Aronofsky. El director de obras como “Réquiem for a dream”, “Cisne Negro” o “Noé” vuelve al cine para presentarnos una historia perturbadora de la que es mejor no explicar mucho porque el factor sorpresa es esencial. Eso sí, personalmente, su película más inquietante.

La película está protagonizada magistralmente por Jennifer Lawrence quien nos mete en su cerebro para estresarnos y enloquecernos en las peripecias provocadas por su marido -Javier Bardem-. Gracias a una cámara asfixiante, un guión ideal y una ambientación macabra en medio de una historia hipnotizante y original, el espectador sentado en su butaca experimenta emociones y sensaciones extrañas para averiguar qué está pasando.

El film cuenta con dos partes difícilmente separables en las cuales, la primera es interesante y propia de un thriller psicológico, y la segunda ya es un despiporre mental y aterrador con el que el público juega segundo a segundo. Sin embargo, hay cierto desequilibrio entre ambas partes así como, también, cierto descontrol del argumento que da la sensación que no sabe hacia dónde va.

Aun así, Aronofsky sabe lo que hace y consigue lo que se propone que es hacer un nuevo thriller psicológico diferente a todos los demás “drogando” al espectador hasta saciar sus cerebros y acabando con una pregunta: “¿qué acabo de ver?”. Una película que, o se odia, o se aplaude.

Lo bueno: Jennifer Lawrence, la historia y como lo cuenta, y obligar al espectador a entenderlo todo.

Lo malo: algunas secuencias demasiado irritantes y que se salga del cine con la sensación de que te hayan engañado.

Nota: 8/10

Distribuida por Paramount Pictures

The Limehouse Golem

El predecesor de Jack el Destripador. El director del film lleva a la gran pantalla esta macabra historia que narra los asesinatos del temido asesino apodado “Golem”. Además, cada asesinato se entrelaza con la historia de una de las protagonistas, tratando de inducir al espectador la duda sobre quién es el culpable.

Las interpretaciones de los protagonistas no destacan en ningún momento, aunque te abducen e integran en la narración. Algo a destacar es la estética y la ambientación de la antigua Londres, puesto que las calles y las casa están muy bien logradas. Asimismo, sus representaciones teatrales son adecuadas y meten más al espectador en la historia.

No obstante, el guión deja mucho que desear. Teniendo cuatro sospechosos consiguen montar una red de posibilidades que no terminan de explotar. Hay ciertas cartas que el guionista usa para rellenar los 105 minutos que dura y termina decantándose por el camino más fácil y menos explotado.

Lo bueno: La ambientación.

Lo malo: El guión.

Nota: 6/10

Escrita por Milena Munjé

Distribuida por Alfa Pictures y Madavenue
Estreno en 27 cines

It

Flotando con Pennywise. El payaso más terrorífico del cine vuelve a la gran pantalla para atemorizar a todos los espectadores que vayan a ver este ‘remake’ del telefilm de 1990, readaptando la extensa novela de Stephen King. El encargado es Andrés Muschietti, quien ya nos asustó con ‘Mamá’ en 2013, y ahora vuelve para adentrar al público en una aventura adolescente en el pueblo de Derry donde desaparecen misteriosamente niños cada 27 años.

La película mantiene un tono de incógnita, intriga y suspense muy logrado mientras nos explica la historia de un grupo de amigos y su lucha contra sus mayores miedos. Es aquí cuando el film coge fuerza y poderío emocional digno de una cinta de terror consiguiendo empatizar con los personajes y siendo uno más de esta aventura. Además, su perturbadora y elegante puesta en escena ayuda a que la conexión sea mejor y vivamos una buena experiencia terrorífica.

Bill Skarsgard, que interpreta al payaso magníficamente, pone los pelos de punta en algunas escenas haciendo creíble esa sobrenaturalidad del payaso en momentos que son verdaderos traumas infantiles. Sin embargo, el punto más flojo del film son las mediocres actuaciones de los adolescentes, la historia que los une es muy tópica y, en general, a nivel narrativo y de historia, no sorprende en nada.

Aun así, este ‘It’ da la talla en su faceta de terror, thriller y película comercial con un entretenimiento constante en sus 135 minutos e instantes de auténtico miedo. “Todos flotaremos.”

Lo bueno: el inquietante Pennywise.

Lo malo: el elenco juvenil.

Nota: 7/10

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 313 cines

El Amante Doble

La doble emoción. El director francés François Ozon vuelve a los cines con un ‘thriller’ psicológico inquietante y rocambolesco que juega con el espectador para que o vomite o se excite.

El argumento cuenta la vida de una chica débil quien recorre a un psicoterapeuta para que la ayude hasta que se ve involucrada en una historia de pasión y mentiras con la que se obsesionará. Con tonos de intriga y romance, la historia empieza maravillosamente, con una puesta en escena muy buena y elegante, que va poniendo al público en situación.

Sin embargo, a medida que avanza el metraje, el film comienza a ser un despropósito y un lío confuso hasta que acaba, sin levantar cabeza, en ese entramado de celos y frenesí sexual en el que se encuentra. Por este motivo, la doble emoción de asco y placer existe, pero no compenetra bien con una historia retorcida que pierde fuelle a cada giro que da.

Lo bueno: su elenco actoral y elegancia.

Lo malo: esperar algo tan bueno como su anterior proyecto, ‘Frantz’.

Nota: 5’5/10

Distribuida por Golem Distribución

La Niebla Y La Doncella

Perdidos en la niebla de La Gomera. El guionista y ahora director Andrés Koppel lleva al cine la novela del célebre escritor Lorenzo Silva para adentrarnos en las profundidades de La Gomera. Vuelve el sargento Bevilacqua y su cabo Chamorro para descubrir el asesino de la muerte de un joven de la isla obligando a reabrir un caso que daban por zanjado.

Un argumento complejo y embrollado con giros argumentales y subtramas es uno de los elementos que definen esta película que, por momentos es emocionante como ‘thriller’, pero también aburrida y demasiado rebuscada. Asimismo, uno de sus aspectos más flojos son sus interpretaciones pues ni Quim Gutiérrez ni Verónica Echegui hacen creíbles sus personajes, pero, por suerte, Aura Garrido y Roberto Álamo cumplen.

Junto con sus actuaciones poco convincentes, le falta ritmo e intriga, así como, también, crear interés al espectador pues cuesta mucho empatizar con la trama. Aun así, en medio de esa neblina que se te crea al verla, al final puedes ver el sol y entender todos los interrogantes que te ha ido provocando.

Lo bueno: sus paisajes.

Lo malo: algunas subtramas y el hecho de que le cuesta contar lo que realmente quiere hacer reflexionar.

Nota: 5’5/10

Distribuida por DeAPlaneta

Barry Seal: El Traficante

Viviendo la vida con Barry Seal. Una vida aparentemente perfecta con família, dinero, una buena casa donde vivir, relaciones sociales importantes y trabajo fijo. Esta es la vida real de Barry Seal, un piloto de aviones que pasó a ser trabajador de la CIA, traficante de droga y armas, más tarde formó parte de la DEA e incluso de la Casa Blanca.

Doug Liman es quien lleva al cine esta historia interesante y curiosa de conocer sobre un hombre corriente que pasó de tener una vida rutinaria a una millonaria hasta el punto de no saber dónde poner el dinero. Cuenta con Tom Cruise quien deja los papeles de acción que lleva años interpretando para revivir su personaje dramático y hacer una de las mejores actuaciones en años. Y, a una buena interpretación y una interesante historia le añadimos unos 114 minutos de entretenimiento -a veces irregular- y, también, unas constantes críticas repletas de una fina ironía a Estados Unidos y a sus instituciones.

Con todo esto, nos da el resultado de una buena y más que recomendable película que no hace daño ver por todo lo que da al espectador y un pedazo de lección de Historia muy analizable.

Lo bueno: Tom Cruise, sus críticas y que sea una historia real.

Lo malo: el ir y venir puede ser desconcertante.

Nota: 7’5/10

Distribuida por Universal Pictures