El Cairo Confidencial

Corrupción en El Cairo. El director de la película de ciencia-ficción ‘Metropia’ de 2009, Tarik Saleh deja el género de la animación para seguir con la misma tónica que había iniciado en ‘Tommy’, otra de sus creaciones, esta vez con un componente más crítico y político.

Este film se desarrolla en El Cairo, Egipto, durante el gobierno de Mubarak. Se centra en la figura de Noredin, un policía y detective corrupto, que es enviado al hotel Nile Hilton dónde se ha producido un asesinato. A partir de aquí, la película se centra en explicar de manera convencional la investigación que hace el protagonista para descubrir el culpable, pero enseguida se dará cuenta de que lo que puede ser un tema más se convierte en otro de político relacionado con las elites gubernamentales.

Lo que hace, verdaderamente, recomendable esta película es el tono que coge a mitad de su metraje, empezando por un clásico thriller político en que el espectador ve la corrupción policial que existe y cómo soluciona los casos de asesinato, y terminando por una película de auténtico cine negro, entretenida, totalmente nihilista, crítica con la política de Egipto y, protagonista de la cual puedes hacer una interesante radiografía psicológica. Fares Fares es el encargado de encarnar a Noredin de manera creíble y de llevar el ritmo durante sus 106 minutos.

‘El Cairo Confidencial’ es un thriller policíaco que se disfraza de cine neo-noir, bien interpretado, entretenido y con una historia que bien puede haber sido vista ya en el cine, pero que demuestra que lejos de Hollywood también se hace cine de calidad.

Lo bueno: Fares Fares y su tensión.

Lo malo: puede hacerse espeso y se deshincha en algunos instantes.

Nota: 7/10

Distribuida por La Aventura Audiovisual
Estreno en 38 cines
Anuncios

El Aviso

Basada en una inquietante novela, el largometraje no llega a deslumbrar. La nueva película de Calparsoro parte con un potencial dramático y argumentativo deslumbrante, pero no sabe desarrollarse.

Paul Pen escribió “El Aviso” en 2011 y, tras 7 años en librerías, la novela da el salto al cine de la mano de Daniel Calparsoro, director de “Cien Años de Perdón”. La película entretiene, eso es una realidad, pero no acaba de cuajar. Quizás sea por un montaje basado en el corte y pega de planos, que le dan un ritmo frenético a la cinta, o en el descontrol narrativo provocando el descuido y la distracción en el espectador. Hecho que no deja asentar conocimiento de la historia al espectador.

El largometraje tiene secuencias con una potencia dramática maravillosa, que desprenden un sentimiento trabajado con maestría por Aura Garrido, Raúl Arévalo y Belén Cuesta; pese a esto, no hieren al público. Y quizás sea por el adorno de una frecuente banda sonora de melodrama, en la que cada decisión tiene su orquestación.

Ciertamente, el thriller va fortaleciéndose a medida que llega a su fin. Y es una lástima, porque no llegué a introducirme de lleno en la película hasta sus tres cuartas partes de duración. Pero, quizás, me haya faltado algo más de ambición para captar mi atención.

Lo mejor: Su inquietante desenlace.

Lo peor: Su lenguaje cinematográfico no acaba de desarrollarse con fluidez.

Nota: 6/10

Escrita por Pablo Aguilar-Galindo.

Distribuida por DeaPlaneta

El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado

el-sacrificio-de-un-ciervo-sagrado-posterLa tragedia griega contemporánea, por Yorgos Lanthimos. Recuerdo que, antes de ver ‘Canino’ (2009) por primera vez, sentía una enorme curiosidad debido al gran revuelo y exaltación que la película había provocado en numerosos festivales. Después de verla ya no sentía curiosidad, sino fascinación. Luego vino ‘Alps’ (2011), un film que, a pesar de ser menos poderoso que su antecesor, transmitía la misma sensación de fascinación dentro de mi.

Esta semana, y con motivo del inminente estreno de la nueva película de Yorgos Lanthimos en nuestro país, sentí la necesidad de visionar su anterior obra: ‘Langosta’ (2015), la cual supuso la confirmación total y absoluta de que me encontraba, sin ningún género de dudas, ante uno de los directores más llamativos, retorcidos, diferentes e interesantes del panorama cinematográfico actual.

Finalmente, un servidor ha tenido la oportunidad de “disfrutar” de ‘El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado’ (2017), de la cual os hablaré a continuación.

INCISO: Escribo la palabra ‘disfrutar’ entre comillas para evitar parecer un enfermo.

He empezado hablando de la fascinación que siento por este cineasta balcánico. Pero, ¿por qué me fascina? O mejor dicho, ¿qué es lo que me fascina? Muy simple: la capacidad de dominación absoluta de una realidad sumamente perturbadora la cual se convierte, de manera automática, en una realidad cotidiana y normalizada donde todo lo que vemos y oímos nos resulta tan frecuente como el hecho de abrir los ojos cuando nos despertamos a la mañana siguiente. ¿Cómo os habéis quedado? Hasta rima y todo. En fin, hablemos de tragedias griegas.

Y es que de eso va ‘El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado’. Lanthimos construye, a través de una estructura preciosista, una tragedia griega contemporánea explorando, antropológicamente, temas como la religión, la ciencia, la negación de la fe (representada en el personaje de un magnífico Colin Farrell), los lazos familiares, el sexo… En definitiva, todos los temas que abarcan la obra del director griego aderezados, como no, con grandes dosis de violencia y sadismo marca de la casa.

Destacar las geniales interpretaciones del ya mencionado Colin Farrell, Nicole Kidman, y mención especial para Barry Keoghan que, cada vez que hace acto de presencia, se come la pantalla. En líneas generales, todo el reparto está más que correcto.

Dentro del apartado técnico, su fotografía preciosista nos guía de manera lujosa durante sus 120 minutos de duración gracias, en gran parte, a su grandiosa banda sonora que recuerda, irremediablemente, a esa obra maestra que es El Resplandor’ (1980) de Stanley Kubrick.

Ya por último, decir que algunos espectadores pueden sentirse estafados después de visionar este filme. Y puedo llegar a entenderles, de verdad que sí. Pero yo, y esto creo que es irreversible, estoy totalmente entregado a la fascinación que Yorgos Lanthimos ejerce sobre mi persona.

Lo bueno: el hipnotismo de sus imágenes, el reparto, y su banda sonora.

Lo malo: que el espectador pueda desesperarse buscando “algo más”.

Nota: 9/10

Escrita por Fer Zaragoza

Distribuida por Diamond Films
Estreno en 48 cines

El Muñeco de Nieve

El adictivo detective adicto. Harry Hole se adentra junto a Katrine Bratt en uno de los más oscuros crímenes jamás cometidos en Oslo. Esta adaptación de la novela de Jo Nesbo, la cual da título a la película y es dirigida por Tomas Alfredson, se queda un tanto corta.

El resultado final del film es un muy simplificado guión que trata de unir todas las piezas de un puzle que le queda grande. Hay momentos que pueden parecer un tanto fuera de lugar y tiene un ritmo algo vertiginoso, pues trata de explicar la enrevesada e interesante historia del asesino “Muñeco de Nieve” en poco tiempo.

La interpretación del alcohólico Harry Hole por parte de Michael Fassbender es la más acertada, haciéndose suyo el papel de detective y metiéndose al público en sus botas. La ambientación de los sinuosos paisajes de un Oslo nevado y con un asesino suelto, no hacen más que mantener a la audiencia atenta. Sin embargo, hay personajes que parecen rellenar el tiempo que necesitan Harry y Katrine para resolver el caso. El problema vuelve a ser de nuevo la simplificada adaptación del guión, puesto que son personajes importantes en la novela e irrelevantes en la pantalla.

La omisión de un sinfín de detalles importantes torna esta trepidante historia en una mediocre película de asesinos en serie, dejando en mal lugar la impresionante novela que Jo Nesbo trajo al mundo.

Lo bueno: La perturbadora historia.

Lo malo: El guión y su adaptación de la novela.

Nota: 6/10

Escrita por Milena Munjé

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 324 cines

Madre!

La droga más hipnotizante de Aronofsky. El director de obras como “Réquiem for a dream”, “Cisne Negro” o “Noé” vuelve al cine para presentarnos una historia perturbadora de la que es mejor no explicar mucho porque el factor sorpresa es esencial. Eso sí, personalmente, su película más inquietante.

La película está protagonizada magistralmente por Jennifer Lawrence quien nos mete en su cerebro para estresarnos y enloquecernos en las peripecias provocadas por su marido -Javier Bardem-. Gracias a una cámara asfixiante, un guión ideal y una ambientación macabra en medio de una historia hipnotizante y original, el espectador sentado en su butaca experimenta emociones y sensaciones extrañas para averiguar qué está pasando.

El film cuenta con dos partes difícilmente separables en las cuales, la primera es interesante y propia de un thriller psicológico, y la segunda ya es un despiporre mental y aterrador con el que el público juega segundo a segundo. Sin embargo, hay cierto desequilibrio entre ambas partes así como, también, cierto descontrol del argumento que da la sensación que no sabe hacia dónde va.

Aun así, Aronofsky sabe lo que hace y consigue lo que se propone que es hacer un nuevo thriller psicológico diferente a todos los demás “drogando” al espectador hasta saciar sus cerebros y acabando con una pregunta: “¿qué acabo de ver?”. Una película que, o se odia, o se aplaude.

Lo bueno: Jennifer Lawrence, la historia y como lo cuenta, y obligar al espectador a entenderlo todo.

Lo malo: algunas secuencias demasiado irritantes y que se salga del cine con la sensación de que te hayan engañado.

Nota: 8/10

Distribuida por Paramount Pictures

The Limehouse Golem

El predecesor de Jack el Destripador. El director del film lleva a la gran pantalla esta macabra historia que narra los asesinatos del temido asesino apodado “Golem”. Además, cada asesinato se entrelaza con la historia de una de las protagonistas, tratando de inducir al espectador la duda sobre quién es el culpable.

Las interpretaciones de los protagonistas no destacan en ningún momento, aunque te abducen e integran en la narración. Algo a destacar es la estética y la ambientación de la antigua Londres, puesto que las calles y las casa están muy bien logradas. Asimismo, sus representaciones teatrales son adecuadas y meten más al espectador en la historia.

No obstante, el guión deja mucho que desear. Teniendo cuatro sospechosos consiguen montar una red de posibilidades que no terminan de explotar. Hay ciertas cartas que el guionista usa para rellenar los 105 minutos que dura y termina decantándose por el camino más fácil y menos explotado.

Lo bueno: La ambientación.

Lo malo: El guión.

Nota: 6/10

Escrita por Milena Munjé

Distribuida por Alfa Pictures y Madavenue
Estreno en 27 cines

El Amante Doble

La doble emoción. El director francés François Ozon vuelve a los cines con un ‘thriller’ psicológico inquietante y rocambolesco que juega con el espectador para que o vomite o se excite.

El argumento cuenta la vida de una chica débil quien recorre a un psicoterapeuta para que la ayude hasta que se ve involucrada en una historia de pasión y mentiras con la que se obsesionará. Con tonos de intriga y romance, la historia empieza maravillosamente, con una puesta en escena muy buena y elegante, que va poniendo al público en situación.

Sin embargo, a medida que avanza el metraje, el film comienza a ser un despropósito y un lío confuso hasta que acaba, sin levantar cabeza, en ese entramado de celos y frenesí sexual en el que se encuentra. Por este motivo, la doble emoción de asco y placer existe, pero no compenetra bien con una historia retorcida que pierde fuelle a cada giro que da.

Lo bueno: su elenco actoral y elegancia.

Lo malo: esperar algo tan bueno como su anterior proyecto, ‘Frantz’.

Nota: 5’5/10

Distribuida por Golem Distribución