Star Wars: Los Últimos Jedi

¿Una genialidad o una porquería? La última cinta de la saga Star Wars ha divido a los fans con un espectro amplio de distintas opiniones. Es la continuación directa de ‘El despertar de la Fuerza’, pero esta vez la dirección está a cargo de Rian Johnson (‘Looper’) y no JJ Abrams (que volverá para dirigir el Episodio IX) y realmente se nota este cambio ya que no podría ser más distinta a su predecesora.

‘Los Últimos Jedi’ nos presenta una historia muy atrevida y diferente a las otras entregas, pero sin faltar homenajes a los momentos clásicos de la trilogía original. En el argumento del filme hay dos tramas separadas. Una que continúa la historia de la heroína y protagonista de la nueva trilogía Rey (Daisy Ridley) entrenándose con Luke Skywalker (Mark Hamill vuelve para interpretar a su personaje más icónico en una actuación más acertada y madura) para enfrentarse al villano Kylo Ren (Adam Driver). La otra trama que involucra a Finn (John Boyega) y a Rose (Kelly Marie Tran) es bastante menos interesante, alarga el filme de una manera innecesaria y al final del filme no aporta nada para el desarrollo del clímax final.

En definitiva, el Episodio VIII es una película competentemente dirigida con una buena banda sonora, efectos especiales fantásticos y escenas muy emocionantes (sobre todo para los fans) pero aún así resulta decepcionante por el hecho de que esta nueva trilogía parece otro producto más de Disney y no una obra de un autor (como la trilogía original de Lucas). Johnson y Abrams trabajaron completamente separados en sus respectivos filmes y no hubo una puesta en común hacia dónde se dirigía la historia de la saga y eso repercute en una narrativa inconsistente y un futuro más borroso para el siguiente capítulo.

Lo bueno: escenas con Rey y Kylo Ren, y la actuación de Mark Hamill.

Lo peor: el humor de Disney y la falta de visión para el futuro de la saga.

Nota: 6,5/10

Escrita por Fernando

Distribuida por Walt Disney Spain
Estreno en 414 cines
Anuncios

Coco

La unión entre Disney y Pixar no podía defraudarnos. Y no lo ha hecho. “Coco” es una de las películas de animación más hermosas, auténticas y coloridas que el cine nos ha ofrecido estos últimos años.

La originalidad se adueña de las pantallas narrando la historia de Miguel, un niño de 12 años que pertenece a una familia de zapateros en la que la música está prohibida. Sin embargo, él quiere ser músico y ésta pasión le llevará a adentrarse al mundo de los muertos para conocer su verdadero legado familiar. 

“Coco” da en el clavo a la hora de dirigirse a todo tipo de público: tanto los más pequeños como los que ya no lo somos tanto disfrutarán, tararearán sus canciones y se emocionarán con el mensaje tan verdadero que esta película logra transmitir. Ojo a un final en el que será imposible no derramar alguna que otra lagrimilla.

Sus personajes son divertidos, variopintos y cada uno de ellos muy necesarios para construir un universo lleno de coloridos y música, mucha música. Su argumento podría espantar a más de uno por posibles toques infantiles, pero no se confundan: “Coco” es de esas obras maestras que se adentrará en el corazón de los espectadores y que les acompañará después de su visionado en el cine. En definitiva, una película que muchos incluirán en sus colecciones de Disney-Pixar.

Lo mejor: Disney-Pixar vuelve con fuerza y fascinará a todo tipo de público.

Lo peor: Que algunos la comparen con “Up” o “Wall-e”, obras difícilmente superables.

Nota: 9/10

Distribuida por Walt Disney Spain
Estreno en 405 cines

Emoji: La Película

Un ‘bah’ sin más. Uno de los estrenos más esperados del verano llega a las salas de cine de la mano del director Anthony Leondis quien en 2011 nos sorprendió con ‘Kung Fu Panda’. Esta vez le han encargado hacer una película sobre los emoticonos de las redes sociales y el resultado es una película muy infantil que o bien puede hacer pasar un buen rato o simplemente mal educar al espectador más pequeño.

El argumento se centra en la vida de un ‘emoji’ que le es imposible poner la cara que le toca y, al mismo tiempo, se centra en la vida de un chico. Con esta premisa, nos introducen en un viaje por Textopolis, la ciudad de los ‘emojis’, y nos sumergen en una aventura por el móvil, aplicación tras aplicación, siguiendo los objetivos del emoji y el chico protagonista.

El film en sí mismo es facilón, es decir, no tiene ninguna ambición y se ha hecho para agradar al público más pequeño que disfrutaran de una película visualmente buena y colorida. Por otro lado, los adultos verán el reflejo de la sociedad actual así como, también, algunos mensajes subliminales acertados. No obstante, es cierto que, en cierta manera, sales de la sala de cine queriendo usar el teléfono y sus emoticonos, y por esto, puede que incite a los niños a tener móvil para poder hacer lo mismo que hace el chico protagonista. Además, contiene una comedia y momentos que rozan y tocan el ridículo y, a veces, innecesariamente.

Personalmente, iba con las expectativas muy bajas al ver la película de los ‘emojis’ y no me defraudó, però tampoco me pareció una cinta de animación a recordar y pienso que es de difícil recomendación.

Lo bueno: el momento ‘Just Dance’.

Lo malo: su comedia vergonzosa y algunos ‘gags’ ridículos.

Nota: 5/10

Distribuida por Sony Pictures
Estreno en 390 cines

A 47 Metros

A 47 metros bajo el agua. Como cada año tenemos una película sobre tiburones y aventuras marinas para hacer pasar un mal rato al espectador y obligar a alejarnos del mar. Esta vez es el director inglés Johannes Roberts quien nos junta a dos amigas de vacaciones en México dispuestas a vivir experiencias nuevas y, a veces, traumáticas.

Con esta premisa, nos encontramos con un típico argumento y demasiado previsible en un film que recuerda al del año pasado, ‘Infierno Azul’ y nos obliga a compararlos. Si no lo hacemos, tenemos delante una película de aventura en la cual los tiburones no son protagonistas sino, más bien, es la supervivencia el principal elemento. Nada que no hayamos visto anteriormente.

Sin embargo, sí es verdad que tiene momentos muy inquietantes, algunos sustos y escenas imperdibles, pero no deja de ser otra cinta de supervivencia con mucha tensión y que en sus 87 minutos se puede hacer larga. No recomendable para quienes tienen mucho miedo o pánico a las profundidades del mar porque gracias a los efectos especiales hay minutos de auténtico miedo marino.

Lo bueno: las actuaciones de las protagonistas.

Lo malo: se puede hacer larga y no innova en nada.

Nota: 5’5/10

Distribuida por Selecta Visión y Madavenue
Estreno en 165 cines

Cars 3

carsUn digno final. Disney-Pixar nos trae este verano la tercera, y parece ser última, entrega de Cars. Después de tener una segunda cinta muy criticada y muy poco acorde con la historia presentada en el primer largometraje, parece ser que Pixar ha querido darle la continuación que todo el mundo esperaba.

Para empezar, un hecho muy destacable es que no se hace ninguna referencia al segundo largometraje a lo largo de todo el film, lo que demuestra que esa entrega poco ayudó al desarrollo real de la historia principal. Esta vez, nos quieren mostrar un Rayo McQueen adulto, con experiencia y que poco a poco se va dando cuenta que tiene que dejar paso a las siguientes generaciones, todo esto con un tono más adulto y dejando de lado a los personajes que ya se nos presentaron en el primer film, pasando éstos a un segundo plano. En su lugar, aparecerá su entrenadora Cruz Ramírez, que le ayudará a mantenerse al día, y a su nuevo archienemigo Jackson Storm, un novato equipado con todo tipo de nuevas tecnologías que parece ser, destronará al eterno “pegatinas”.

En un principio, esta sinopsis puede parecer muy interesante y puede darle un final de ciclo bastante profundo. Pero a medida que avanza la película, ésta empieza a caer en un desarrollo de la historia muy parecido a la primera película, haciendo ver al espectador que esa aventura ya se la han contado. Aún así, Pixar la desarrolla con maestría y hace que ésta sea dinámica y llamativa. En conclusión, un final de ciclo bien llevado pero que parece ser, no daba más de sí.

Lo bueno: los minutos finales, su tono más adulto y el nuevo personaje de Cruz Ramírez.

Lo malo: elementos de la historia repetitivos y el poco carisma de Jackson Storm.

Nota: 6’5/10

Escrita por Oriol Berbel.

Distribuida por Walt Disney
Estreno en 402 cines

La Guerra del Planeta de los Simios

Un capítulo más. Matt Reeves nos trae lo que parece ser la última película sobre el origen del planeta presentado en 1968 y cabe destacar que ha sido el final más flojo que nos podían ofrecer.

Para empezar, el film tiene una duración de 140 minutos, que llegan a ser excesivos, de los cuales 40 podrían suprimirse. Esta película se nos planteaba en un principio como el desenlace definitivo, presentando la guerra y su respectivo final y lo que realmente obtenemos es un argumento venido a menos. La historia nos muestra el conflicto originado en la segunda entrega entre humanos y simios, pero conforme avanza la película, ésta se pierde y acaba llegando a un conflicto moral puramente individualista donde realmente no se soluciona nada del problema que está sufriendo el planeta. Otro punto a destacar es la excesiva visión que nos muestran sobre el bando de los primates, haciendo que más de la mitad de la película transcurra en lenguaje de signos con sus respectivos subtítulos, lo que hace que el espectador pierda la atención en lo que está viendo.

Por otra parte, la película nos plantea puntos positivos, deleitándonos con unos efectos especiales realmente buenos, y sobretodo una caracterización de los simios sublime. El largometraje hace continuas referencias a otras películas que hará sacar más de una sonrisa al espectador, pero también mostrará sus sombras con más de un error que salta a la vista. Un hecho que me agradó, fue la introducción del personaje “Mono Malo”, interpretado por Steve Zahn, que da el toque de humor que se ha echado de menos en las anteriores entregas.

Lo bueno: el toque de humor que consiguen darle, los dilemas morales que plantea y sus espectaculares efectos especiales.

Lo malo: se pierden buscando destacar el mismo dilema moral durante 140 minutos, su excesiva duración y su sinopsis, que se asemeja a una aventura más en vez de un final de una saga.

Nota: 5’5/10

Escrita por Oriol Berbel

Distribuida por 20th Century Fox
Estreno en 396 cines

Capitán Calzoncillos

El ‘antihérore’ de Dav Pilkey. El director David Soren adapta una de las aventuras del héroe en calzoncillos creado hace 20 años para sumergirnos en la historia de Jorge y Berto. Dos niños traviesos que hipnotizan al director autoritario del colegio para convertirlo en un héroe ante la amenaza de un profesor de ciencias loco y malvado.

La historia se desarrolla bien y tiene un buen comienzo combinando los mismos dibujos con el 3-D. Además, nos presenta una sociedad donde los infantes están aburridos, desmotivados y cansados de ir a clase así como, también, los mismos profesores.

También podemos ver en la película los valores de la amistad y la cooperación en un triángulo principal que se hace querer por el espectador. Sin embargo, es una historia curiosa, pero típica que no mucho más de sí, se puede hacer aburrida en sus 89 minutos y es exclusivamente para niños con momentos innecesarios y número musicales mejorables.

Lo bueno: las peripecias de Jorge y Berto.

Lo malo: sus bromas demasiado absurdas y su ritmo.

Nota: 5/10

Capitán Calzoncillos: de la viñeta a la gran pantalla.

Distribuida por 20th Century Fox
Estreno en 318 cines