Liga de la Justicia

¿La gran culminación del Universo cinematográfico de DC? “Liga de la Justicia”, el equipo que reúne a los superhéroes más famosos de DC Comics luchando codo con codo. Una película que lleva años anticipando los fans y llega por fin a manos de Zack Snyder que nos trajo “El hombre de acero” (2013) y “Batman v Superman: El amanecer de la Justicia” (2016).

Henry Cavill, Ben Affleck y Gal Gadot regresan como “Superman”, “Batman” y “Wonder Woman” respectivamente, roles que ya habían interpretado antes. Pero un cambio de tono a uno más ligero y digerible después de la mala recepción que tuvo “Batman v Superman” es muy aparente y nos deja la impresión de que Warner Bros no tiene un plan conciso y están dispuestos a intentar todo. Como consecuencia nos quedan incoherencias entre filme y filme, y falta esa homogeneidad presente en las cintas de Marvel Studios. Este cambio también es aparente en la fotografía principal con una saturación alterada para que los colores vibren en la pantalla en comparación y esto se agradece ya que es una película colorida (el traje de Superman ya no es granate y azul marino).

La mayoría de los miembros de la liga funcionan gracias a que han escogido actores carismáticos y entusiasmados por formar parte de este universo, destacando a Ezra Miller (“Flash”) y a Jason Momoa (“Aquaman”) que sus presencias llenan la pantalla de energía y nos deja con ganas de ver sus filmes individuales. Por otra banda los personajes principales que se nos introdujeron con anterioridad el “Batman” de Affleck y el “Superman” de Cavill resultan una carga innecesaria con escenas que “continúan” sus películas cuando a esta película le falta tiempo para explicar bien la trama principal (con una duración de 2 horas y 1 minuto resulta ser la más corta hasta ahora de la serie).

El montaje como parece que ya es tradición es bastante desastroso como el de “Escuadrón Suicida” o “Batman v Superman” y parece que nos hayamos perdido algunas escenas que podrían llegar en una versión extendida (otra tradición). El villano Steppenwolf interpretado por Ciarán Hinds pasa de ser amenazador a patético en milisegundos. Algunas referencias a los cómics van a emocionar a algunos fans incluyendo una escena al final de los créditos. A todo esto, “Wonder Woman” (2017) demostró que quizás es hora de cambiar el equipo creativo detrás de estas cintas y traer talento nuevo para que se encargue de la segunda parte.

Al final, “Liga de la Justicia” nos deja indiferente y acaba siendo una película de superhéroes más. Para mí personalmente DC no ha acertado ya que al menos sus otras películas dejaron alguna impresión positiva o negativa.

Lo mejor: Gadot, Fisher, Miller y Momoa hacen lo mejor que pueden con las escenas que les han dado y nos dejan con ganas de volverlos a ver interpretando estos personajes.

Lo peor: Lo insustancial que resulta el producto final.

Nota: 6/10

Escrita por Fernando Chiner

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 328
Anuncios

El Muñeco de Nieve

El adictivo detective adicto. Harry Hole se adentra junto a Katrine Bratt en uno de los más oscuros crímenes jamás cometidos en Oslo. Esta adaptación de la novela de Jo Nesbo, la cual da título a la película y es dirigida por Tomas Alfredson, se queda un tanto corta.

El resultado final del film es un muy simplificado guión que trata de unir todas las piezas de un puzle que le queda grande. Hay momentos que pueden parecer un tanto fuera de lugar y tiene un ritmo algo vertiginoso, pues trata de explicar la enrevesada e interesante historia del asesino “Muñeco de Nieve” en poco tiempo.

La interpretación del alcohólico Harry Hole por parte de Michael Fassbender es la más acertada, haciéndose suyo el papel de detective y metiéndose al público en sus botas. La ambientación de los sinuosos paisajes de un Oslo nevado y con un asesino suelto, no hacen más que mantener a la audiencia atenta. Sin embargo, hay personajes que parecen rellenar el tiempo que necesitan Harry y Katrine para resolver el caso. El problema vuelve a ser de nuevo la simplificada adaptación del guión, puesto que son personajes importantes en la novela e irrelevantes en la pantalla.

La omisión de un sinfín de detalles importantes torna esta trepidante historia en una mediocre película de asesinos en serie, dejando en mal lugar la impresionante novela que Jo Nesbo trajo al mundo.

Lo bueno: La perturbadora historia.

Lo malo: El guión y su adaptación de la novela.

Nota: 6/10

Escrita por Milena Munjé

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 324 cines

Una Noche Con Mi Exsuegro

Una noche inesperada y poco común. El film de Gavin Wiesen se desarrolla a lo largo de una noche en la que el padre de Ginnie recurre al ex-novio de su hija y vagan así por media ciudad para encontrarla.

Es una película que entretiene lo suficiente como para desconectar durante hora y media, dejando de lado preocupaciones y adentrándose en la creciente relación entre sus dos protagonistas. La interpretación de JK. Simmons es adecuada y, en algunos momentos, absorbente. Su compinche, Emile Hirsch, encarna el perfecto contraste con la personalidad de su exsuegro, dejándonos ver una peculiar pareja que irá creciendo a lo largo de la noche. El ritmo es correcto, la banda sonora es algo reprochable y el diálogo un tanto flojo, pero acertado. Éste último tiene momentos humorísticos muy ingeniosos y otros tantos de humor absurdo.

Personalmente, es una comedieta que entretiene, sin mayores pretensiones ni reflexiones a las que apelar. La volvería a ver, pues acaba siendo “buenrollista” y agradable.

Lo bueno: JK Simmons.

Lo malo: sus momentos mediocres.

Nota: 6/10

Escrita por Milena Munjé

Distribuida por Paycom Multimedia
Estreno en 25 cines

Día de Patriotas

Terrorismo y patriotismo. Con tan solo ver el título de la película y sabiendo que procede de Estados Unidos, ya podemos imaginarnos que el film de Peter Berg tendrá su contenido patriótico y su animadversión con el terrorismo musulmán.

Con esta base, la cinta cuenta el atentado durante el maratón de Boston del 2013, la persecución y la búsqueda de los culpables. Durante 130 minutos no dejaréis de mirar la pantalla porque el entretenimiento está asegurado así como, también, momentos de tensión y espectacularidad. Sin embargo, no deja de ser un producto comercial que debía salir al mercado pasase lo que pasase, que bien puede mostrar a la perfección los hechos acaecidos, pero no da pie a nada más que gozo visual con un puñado de errores imperdonables.

Como homenaje a las víctimas y la típica película comercial vale, pero queda en mente si se podría haber hecho mejor y se crea la pregunta de: ¿qué hubiera pasado si la hubiese dirigido Clint Eastwood?

Lo bueno: puro entretenimiento durante 130 minutos.

Lo malo: sus errores y ser un producto comercial que sobrepasa los 120 minutos.

Nota: 5/10

Distribuida por Entertainment One Films
Estreno en 136 cines