Star Wars: Los Últimos Jedi

¿Una genialidad o una porquería? La última cinta de la saga Star Wars ha divido a los fans con un espectro amplio de distintas opiniones. Es la continuación directa de ‘El despertar de la Fuerza’, pero esta vez la dirección está a cargo de Rian Johnson (‘Looper’) y no JJ Abrams (que volverá para dirigir el Episodio IX) y realmente se nota este cambio ya que no podría ser más distinta a su predecesora.

‘Los Últimos Jedi’ nos presenta una historia muy atrevida y diferente a las otras entregas, pero sin faltar homenajes a los momentos clásicos de la trilogía original. En el argumento del filme hay dos tramas separadas. Una que continúa la historia de la heroína y protagonista de la nueva trilogía Rey (Daisy Ridley) entrenándose con Luke Skywalker (Mark Hamill vuelve para interpretar a su personaje más icónico en una actuación más acertada y madura) para enfrentarse al villano Kylo Ren (Adam Driver). La otra trama que involucra a Finn (John Boyega) y a Rose (Kelly Marie Tran) es bastante menos interesante, alarga el filme de una manera innecesaria y al final del filme no aporta nada para el desarrollo del clímax final.

En definitiva, el Episodio VIII es una película competentemente dirigida con una buena banda sonora, efectos especiales fantásticos y escenas muy emocionantes (sobre todo para los fans) pero aún así resulta decepcionante por el hecho de que esta nueva trilogía parece otro producto más de Disney y no una obra de un autor (como la trilogía original de Lucas). Johnson y Abrams trabajaron completamente separados en sus respectivos filmes y no hubo una puesta en común hacia dónde se dirigía la historia de la saga y eso repercute en una narrativa inconsistente y un futuro más borroso para el siguiente capítulo.

Lo bueno: escenas con Rey y Kylo Ren, y la actuación de Mark Hamill.

Lo peor: el humor de Disney y la falta de visión para el futuro de la saga.

Nota: 6,5/10

Escrita por Fernando

Distribuida por Walt Disney Spain
Estreno en 414 cines
Anuncios

Liga de la Justicia

¿La gran culminación del Universo cinematográfico de DC? “Liga de la Justicia”, el equipo que reúne a los superhéroes más famosos de DC Comics luchando codo con codo. Una película que lleva años anticipando los fans y llega por fin a manos de Zack Snyder que nos trajo “El hombre de acero” (2013) y “Batman v Superman: El amanecer de la Justicia” (2016).

Henry Cavill, Ben Affleck y Gal Gadot regresan como “Superman”, “Batman” y “Wonder Woman” respectivamente, roles que ya habían interpretado antes. Pero un cambio de tono a uno más ligero y digerible después de la mala recepción que tuvo “Batman v Superman” es muy aparente y nos deja la impresión de que Warner Bros no tiene un plan conciso y están dispuestos a intentar todo. Como consecuencia nos quedan incoherencias entre filme y filme, y falta esa homogeneidad presente en las cintas de Marvel Studios. Este cambio también es aparente en la fotografía principal con una saturación alterada para que los colores vibren en la pantalla en comparación y esto se agradece ya que es una película colorida (el traje de Superman ya no es granate y azul marino).

La mayoría de los miembros de la liga funcionan gracias a que han escogido actores carismáticos y entusiasmados por formar parte de este universo, destacando a Ezra Miller (“Flash”) y a Jason Momoa (“Aquaman”) que sus presencias llenan la pantalla de energía y nos deja con ganas de ver sus filmes individuales. Por otra banda los personajes principales que se nos introdujeron con anterioridad el “Batman” de Affleck y el “Superman” de Cavill resultan una carga innecesaria con escenas que “continúan” sus películas cuando a esta película le falta tiempo para explicar bien la trama principal (con una duración de 2 horas y 1 minuto resulta ser la más corta hasta ahora de la serie).

El montaje como parece que ya es tradición es bastante desastroso como el de “Escuadrón Suicida” o “Batman v Superman” y parece que nos hayamos perdido algunas escenas que podrían llegar en una versión extendida (otra tradición). El villano Steppenwolf interpretado por Ciarán Hinds pasa de ser amenazador a patético en milisegundos. Algunas referencias a los cómics van a emocionar a algunos fans incluyendo una escena al final de los créditos. A todo esto, “Wonder Woman” (2017) demostró que quizás es hora de cambiar el equipo creativo detrás de estas cintas y traer talento nuevo para que se encargue de la segunda parte.

Al final, “Liga de la Justicia” nos deja indiferente y acaba siendo una película de superhéroes más. Para mí personalmente DC no ha acertado ya que al menos sus otras películas dejaron alguna impresión positiva o negativa.

Lo mejor: Gadot, Fisher, Miller y Momoa hacen lo mejor que pueden con las escenas que les han dado y nos dejan con ganas de volverlos a ver interpretando estos personajes.

Lo peor: Lo insustancial que resulta el producto final.

Nota: 6/10

Escrita por Fernando Chiner

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 328

Thor: Ragnarok

El retorno del dios del trueno. La tercera entrega de Thor en la ya exitosa mega-franquicia de Marvel Studios reúne a los dos vengadores que estuvieron ausentes en Civil War (Hulk y Thor) para contarnos sus desventuras cósmicas. Personalmente nunca me he considerado fan de Thor, pareciéndome el Vengador menos interesante del grupo y consecuentemente sus películas resultaban las más aburridas. Sin embargo, gracias a la hilarante dirección de Taika Waititi esta película se nos hace corta y cada segundo entretiene.

Waititi aprovecha completamente los talentos que Chris Hemsworth ha demostrado tener como actor cómico, y le da al filme un tono mucho más colorido y divertido de lo que habíamos visto en las películas de Marvel (incluyendo ambos volúmenes Guardianes de la Galaxia). La estética es 100% fiel a la Marvel de los años 60 y las ilustraciones psicodélicas de Jack Kirby.

Dicho esto, quizás la película no vaya a contentar a todo el mundo ya que está pensada para que la puedan ver todos los públicos y es muy chistosa (una crítica que han estado recibiendo mucho las últimas cintas de Marvel Studios). Muy diferente al cómic homónimo que presenta un argumento más oscuro y adulto ya que toma elementos del mismo en lugar de adaptarlo. Ciertos personajes solo aparecen en la película para hacer reír al público como el Gran Maestro (interpretado por Jeff Goldblum) y después de un rato pueden llegar a cansar a espectadores que no conecten con el sentido del humor de Waititi.

Lo mejor: La dirección de Waititi y como recicla la saga de Thor.

Lo peor: La comedia obstaculiza que los momentos dramáticos o de tensión tengan el mismo impacto.

Nota: 8/10

Escrita por Fernando.

Distribuida por Walt Disney Motion Pictures
Estreno en 370 cines