Vengadores: Infinity War

Thanos ha venido para quedarse. Volvemos a tener en el cine una nueva superproducción de Marvel Studios y de la saga de los “Vengadores”, los cuales esta vez lo pasarán mal con el malvado Thanos.

Los hermanos Russo firman una vez más la dirección de esta nueva entrega en la que el espectador encontrará todo lo que quiere ver: espectáculo, entretenimiento, humor y la típica batalla de buenos contra malo. Y así lo da en bandeja el film durante sus 156 minutos que pasan volando junto a un disfrute visual apabullante.

El verdadero logro que tiene esta película es hacer caber en un mismo producto todos los personajes que aparecen y explicarlo bien. El hilo argumental es contar diferentes historias paralelas que, a mitad de metraje, se entrelazan entre ellas, mientras van dando al público batallas épicas y de pelos de punta. Todo ello manteniendo el miedo que hay por Thanos y de conseguir las gemas.

Al final, el resultado es una gran superproducción monumental y espectacular que transmite al espectador diferentes sensaciones, una de ellas la de miedo por el malvado Thanos, que por fin es un auténtico antagonista, y, también, las ganas de ver más a todos estos superhéroes juntos. Los hermanos Russo y todo el equipo han conseguido una gran hazaña que parecía imposible: realizar la culminación perfecta de años de películas y superhéroes.

Lo bueno: Thanos.

Lo malo: que no tenga nada más profundo que el mero argumento ya conocido y los personajes de los ‘Guardianes de la Galaxia’.

Nota 7’5/10

Distribuida por Disney España
Anuncios

Alma Mater

Relato de un sufrimiento constante. En 2009, el director belga Philippe Van Leeuw nos cautivaba con una película sobre el genocidio de Ruanda de 1994 y, nueve años después, nos explica cómo se siente el sufrimiento en una ciudad que está siendo sitiada.

Van Leeuw relata la historia de una familia cerrada en su apartamento porque la ciudad, cuyo nombre es desconocido a menos que se consulte el título original del film, está siendo sitiada por unos francotiradores que, al mínimo movimiento por la calle, no dudan en disparar.

Este argumento está centralizado en la figura esencial de la madre Oum Yazan, interpretada magníficamente por Hiam Abbass, quien es el hilo conductor de todo lo que sucede en pantalla. Este hilo que se construye puede parecer aburrido y pesado, pero es todo lo contrario, ya que el film mantiene en tensión al espectador porque en cualquier momento puede pasar algo, lo mismo que les pasa a los protagonistas. Es este factor empatizador el mejor elemento que tiene esta historia pues la relación que se crea entre los miembros de la família y el público es inmediata y dura.

Junto con todo esto, la puesta en escena nerviosa e inquietante que persigue constantemente a la madre tiene la habilidad de hacer sentir ese padecimiento y angustia y, además, regala determinados fotogramas que van más allá de la pantalla y el diálogo, demostrando así la calidad y destreza que posee el director por relatar historias como ésta que, desgraciadamente, son muy actuales.

Lo bueno: el final.

Lo malo: que este sufrimiento se tenga que vivir actualmente.

Nota: 7’5/10

Distribuida por Surtsey Films

Matar a Jesús

Venganza y violencia en Colombia. La directora colombiana Laura Mora Ortega presenta un drama en medio de Medellín centrado en el personaje de Paula, una joven que perderá a su padre y querrá buscar al culpable después de que la policial archivase el caso.

La historia que explica el film es una más dentro del subgénero de la venganza porque la manera como está explicada y algunos momentos son factores estandard en este tipo de cintas. No obstante, lo que la directora le añade es su propio encanto a un relato duro con una puesta en escena incómoda y haciendo un excelente retrato psicológico de la protagonista, interpretada correctamente por Natasha Jaramillo.

Aun así, el film tiene puntos negativos a remarcar que, personalmente, me faltaron, como algún momento culminante del clímax que se va creando aunque es cierto que regala una escena maravillosa, pero fictícia. Asimismo, a más de uno se le hará eterna y pesada aunque solo sean 95 minutos, ya que sí tiene tensión e intriga, pero no logra mantenerla durante todo el metraje.

En definitiva, la película de Laura Mora Ortega se queda “a medias tintas” en según qué ocasiones, factor que la hace una cinta interesante más, siendo así para quien quiera entrar en una historia de venganza juvenil en Colombia.

Lo bueno: una escena particular de Natasha.

Lo malo: que no termine de ser atrevida y completa.

Nota: 6’5/10

Distribuida por El Sur Films

//www.dailymotion.com/embed/video/x6gvorr

Juego de Ladrones. El Atraco Perfecto

La policía de Butler. El director, Christian Gudegast dirige su primera película, tras escribir los guiones de “Diablo” y “Objetivo: Londres”, y explica la historia de un grupo de ladrones de Los Ángeles que decide atracar la Reserva Federal, pero serán perseguidos por unos peculiares policías criminales, encabezados por “El Gran Nick” (Gerard Butler).

El famoso actor-tipo duro visto en películas como “Objetivo: La Casablanca” o “300” deja el cine catastrófico para ser la cabeza de una policía criminal un tanto peculiar y presentarnos una típica historia de “polis y cacos” en la cual su gran virtud es la acción. Las escenas de tiroteos son impactantes y absorbentes y, a la vez, creíbles para que el espectador sienta cada disparo. Es en estos momentos cuando Gerard Butler y Pablo Schreiber demuestran el poderío que tiene por interpretar sus papeles. No obstante, no es una película redonda.

El gran punto negativo del film es su duración ya que sus 140 minutos se hacen eternos y pesados en una historia que contiene subtramas para dar dramatismo, pero sin ningún otro sentido, y una resolución final cogida con pinzas y típica. Una película que tiene sus momentos de esplendor en contadas veces, pero se hace insoportable y aburrido.

Lo bueno: Pablo Schreiber y su tramo de acción final.

Lo malo: su duración y resolución final.

Nota: 5’5/10

Distribuida por Diamond Films España
Estreno en 249 cines

El Cairo Confidencial

Corrupción en El Cairo. El director de la película de ciencia-ficción ‘Metropia’ de 2009, Tarik Saleh deja el género de la animación para seguir con la misma tónica que había iniciado en ‘Tommy’, otra de sus creaciones, esta vez con un componente más crítico y político.

Este film se desarrolla en El Cairo, Egipto, durante el gobierno de Mubarak. Se centra en la figura de Noredin, un policía y detective corrupto, que es enviado al hotel Nile Hilton dónde se ha producido un asesinato. A partir de aquí, la película se centra en explicar de manera convencional la investigación que hace el protagonista para descubrir el culpable, pero enseguida se dará cuenta de que lo que puede ser un tema más se convierte en otro de político relacionado con las elites gubernamentales.

Lo que hace, verdaderamente, recomendable esta película es el tono que coge a mitad de su metraje, empezando por un clásico thriller político en que el espectador ve la corrupción policial que existe y cómo soluciona los casos de asesinato, y terminando por una película de auténtico cine negro, entretenida, totalmente nihilista, crítica con la política de Egipto y, protagonista de la cual puedes hacer una interesante radiografía psicológica. Fares Fares es el encargado de encarnar a Noredin de manera creíble y de llevar el ritmo durante sus 106 minutos.

‘El Cairo Confidencial’ es un thriller policíaco que se disfraza de cine neo-noir, bien interpretado, entretenido y con una historia que bien puede haber sido vista ya en el cine, pero que demuestra que lejos de Hollywood también se hace cine de calidad.

Lo bueno: Fares Fares y su tensión.

Lo malo: puede hacerse espeso y se deshincha en algunos instantes.

Nota: 7/10

Distribuida por La Aventura Audiovisual
Estreno en 38 cines

Ready Player One

El videojuego de Spielberg. El mítico y célebre director de cine, Steven Spielberg vuelve a las salas de cine dos meses después de estrenar “Los Archivos del Pentágono” con la adaptación del libro de Ernest Cline, “Ready Player One”.

La historia se centra en la vida de Wade Watts en un futuro distópico. Este chico, interpretado adecuadamente por Tye Sheridan, es el encargado de guiar al espectador por el mundo de “Oasis”, un mundo virtual propio de un videojuego. Y aquí reside una de las virtudes del film porque el guión y la manera como se cuenta la historia es apropiada, ya que conecta con el espectador desde los segundos iniciales de la película y no lo deja hasta pasados los 140 minutos con total entretenimiento.

Por otro lado, tenemos una creación con múltiples referencias a las modas ochenteras y una música de Alan Silvestri precisa a cada instante que incentiva la sensación de estar viajando en un videojuego al mismo tiempo que te cuenta una historia interesante y curiosa. No obstante, una de las pocas objeciones que tiene el film es que su primera hora es mucho mejor que la segunda y, a este desequilibrio en ritmo e interés, le añadimos que hay instantes en los cuales procura hacer más homenajes que proseguir con la historia.

Aun así, Steven Spielberg vuelve a dejarnos con la boca abierta con esta película que se aleja de la formalidad para coger al espectador y trasladarlo en un futuro increíble para hacernos gozar del paseo por Oasis mientras nos plantea algunas reflexiones que, más de uno se las habrá planteado.

Lo bueno: tiene todo lo que debe tener un estupendo ‘blockbuster’, su espectáculo y tiene momentos memorables.

Lo malo: quien busque una historia profunda se decepcionará.

Nota: 8/10

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 341 cines

El Aviso

Basada en una inquietante novela, el largometraje no llega a deslumbrar. La nueva película de Calparsoro parte con un potencial dramático y argumentativo deslumbrante, pero no sabe desarrollarse.

Paul Pen escribió “El Aviso” en 2011 y, tras 7 años en librerías, la novela da el salto al cine de la mano de Daniel Calparsoro, director de “Cien Años de Perdón”. La película entretiene, eso es una realidad, pero no acaba de cuajar. Quizás sea por un montaje basado en el corte y pega de planos, que le dan un ritmo frenético a la cinta, o en el descontrol narrativo provocando el descuido y la distracción en el espectador. Hecho que no deja asentar conocimiento de la historia al espectador.

El largometraje tiene secuencias con una potencia dramática maravillosa, que desprenden un sentimiento trabajado con maestría por Aura Garrido, Raúl Arévalo y Belén Cuesta; pese a esto, no hieren al público. Y quizás sea por el adorno de una frecuente banda sonora de melodrama, en la que cada decisión tiene su orquestación.

Ciertamente, el thriller va fortaleciéndose a medida que llega a su fin. Y es una lástima, porque no llegué a introducirme de lleno en la película hasta sus tres cuartas partes de duración. Pero, quizás, me haya faltado algo más de ambición para captar mi atención.

Lo mejor: Su inquietante desenlace.

Lo peor: Su lenguaje cinematográfico no acaba de desarrollarse con fluidez.

Nota: 6/10

Escrita por Pablo Aguilar-Galindo.

Distribuida por DeaPlaneta