Valerian y la ciudad de los mil planetas

Viajando por el universo con Luc Besson. El director de grandes películas como ‘León: el Profesional’ o ‘El Quinto Elemento’ deja a Lucy para adentrarse en el universo de Valérian y Laureline, creado por Pierre Christin y Jean-Claude Mézières.

Con mucha responsabilidad en su espalda, Besson adapta un cómic ambicioso lleno de colores, animales, lugares, personas y planetas que inspiró en su momento a grandes ‘space-operas’ como ‘Star Wars’ y ahora nos sumerge en un apasionante y maravilloso viaje por Alpha. Los responsables de todo son Dane DeHaan y Cara Delevingne quienes transmiten mucha química entre ellos aunque por momentos nos recuerda a una típica historia adolescente e inmadura de dos jóvenes salvando el universo.

Aun así, a parte de momentos donde el guión flojea mucho, surgen instantes de lágrima fácil innecesarios y alarga escenas inútilmente, la película se sustenta, en su mayoría, por sus efectos especiales los cuales nos hacen pensar que los casi 200 millones de euros gastados han estado bien invertidos. Gracias a ellos, como espectador disfrutas de un auténtico viaje por el espacio y planetas descubriendo seres rarísimos, empatizas con ellos y te crees todos los lugares por lo que te transporta. Y todo esto acompañado por una banda sonora de Alexandre Desplat sinfónica, dinámica y épica que recuerda a John Williams.

De este modo, Luc Besson y su imprescindible equipo aprueban con nota alta este proyecto ambicioso que decae en su parte narrativa convencional, pero da la talla en su lado técnico invitando al público a viajar en una ‘space-opera’ exagerada, apabullante y entretenida en sus  137 minutos. Personalmente, no gozaba tanto de una película así desde ‘Avatar’.

Lo bueno: su arte para capturar al espectador y no dejarlo en las casi dos horas y media.

Lo malo: el diálogo en muchas escenas y los momentos emotivos innecesarios.

Nota: 8/10

Distribuida por EOne Films
Estreno en 351 cines

La Seducción

Una seducción poco dañina. La directora Sofia Coppola reinterpreta la novela de Thomas Cullinan que ya adaptó al cine Don Siegel con Clint Eastwood en 1971. Esta vez, Coppola vuelve al drama de época para contar la historia de cómo una escuela femenina de Virginia se ve alterada por la llegada de un hombre malherido de la guerra civil americana.

La película cuenta con un reparto excelente capitaneado por Nicole Kidman que vuelve a demostrar la gran actriz que es y lo natural y creíble que puede hacer su personaje. Además, no solo son creíbles las actuaciones sino que, también, la ambientación y el carácter que acoge el film de dureza y disciplina en un momento histórico delicado. Esto lo consigue gracias a su diálogo, la puesta en escena y la elegancia que transmite durante sus 91 minutos, que pasan rápidamente, por los cuales nos dejamos llevar en una historia de tensión sexual, rabia y crudeza. Sin embargo, lo decepcionante de la película es la sensación de que podría haber sido más, es decir, le falta garra, mala baba y más conexión con el personaje de Colin Farrell.

Coppola no desilusiona del todo, pero tampoco sorprende en este film en el que su realización es perfecta pese a ser una seducción que no hace daño y pasa sin pena ni gloria.

Lo bueno: Nicole Kidman.

Lo malo: Kirsten Dunst y su inevitable comparación con la de Don Siegel.

Nota: 6/10

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 193 cines

La Torre Oscura

Un resplandor un poco oscuro. El director danés Nikolaj Arcel es el encargado de adaptar al cine esta novela de una saga de libros del famoso Stephen King. Trata sobre un adolescente que tiene un don o un resplandor especial con el que unirá su destino con un pistolero de un extraño planeta mientras son perseguidos por un malo malísimo que quiere al niño para derribar la Torre Oscura.

Con este argumento y dejando de lado si es una buena o mala adaptación, tenemos una historia ambiciosa y original que cuenta con un buen reparto y una buena ambientación futurista con elementos propios del western. Además, el relato se desarrolla bien, es fácil de entender y, como espectador, te dejas llevar por los paisajes, portales, viajes entre mundos y apariciones de monstruos extraños con sus momentos de tensión con poca preocupación y mucho disfrute.

No obstante, tiene sus errores, sobretodo al final, hay situaciones que hacen pensar en si los niños deberían ver la película o no y da la sensación de que quiere contar más de lo que puede explicar. Asimismo, la película en su conjunto no está a la altura de las interpretaciones de Elba, McConaughey y Taylor quienes trabajan muy bien, pero que no acaban de encajar en una película que se deja ver y no hace daño verla, pero es la típica producción comercial de acción/ciencia-ficción fácil que entretiene en sus 98 minutos.

Lo bueno: su ambientación y Tom Taylor.

Lo malo: su ejecución podría haber sido mejor, y su conclusión.

Nota: 6/10

Distribuida por Sony Pictures
Estreno en 369 cines

Emoji: La Película

Un ‘bah’ sin más. Uno de los estrenos más esperados del verano llega a las salas de cine de la mano del director Anthony Leondis quien en 2011 nos sorprendió con ‘Kung Fu Panda’. Esta vez le han encargado hacer una película sobre los emoticonos de las redes sociales y el resultado es una película muy infantil que o bien puede hacer pasar un buen rato o simplemente mal educar al espectador más pequeño.

El argumento se centra en la vida de un ‘emoji’ que le es imposible poner la cara que le toca y, al mismo tiempo, se centra en la vida de un chico. Con esta premisa, nos introducen en un viaje por Textopolis, la ciudad de los ‘emojis’, y nos sumergen en una aventura por el móvil, aplicación tras aplicación, siguiendo los objetivos del emoji y el chico protagonista.

El film en sí mismo es facilón, es decir, no tiene ninguna ambición y se ha hecho para agradar al público más pequeño que disfrutaran de una película visualmente buena y colorida. Por otro lado, los adultos verán el reflejo de la sociedad actual así como, también, algunos mensajes subliminales acertados. No obstante, es cierto que, en cierta manera, sales de la sala de cine queriendo usar el teléfono y sus emoticonos, y por esto, puede que incite a los niños a tener móvil para poder hacer lo mismo que hace el chico protagonista. Además, contiene una comedia y momentos que rozan y tocan el ridículo y, a veces, innecesariamente.

Personalmente, iba con las expectativas muy bajas al ver la película de los ‘emojis’ y no me defraudó, però tampoco me pareció una cinta de animación a recordar y pienso que es de difícil recomendación.

Lo bueno: el momento ‘Just Dance’.

Lo malo: su comedia vergonzosa y algunos ‘gags’ ridículos.

Nota: 5/10

Distribuida por Sony Pictures
Estreno en 390 cines

Rey Arturo: la Leyenda de Excalibur

La excalibur de Ritchie. El director de ‘Lock & Stock’, ‘Sherlock Holmes’ o ‘Operación UNCLE’ vuelve dos años después con la adaptación de la historia del Rey Arturo a su manera y con su estilo particular.

Guy Ritchie es conocido por sus montajes complejos -no al estilo de Nolan- y por sus escenas de acción trepidantes, ágiles y brutales. Con esta película consigue todo eso de manera eficiente pues las escenas de acción y lucha con espadas son increíbles y espectaculares junto a los escenarios y efectos especiales. También hay que reconocer que cuando ves este film ya sabes lo que te vas a encontrar pensando que no será una adaptación fiel a la realidad sino solo disfrute visual.

Sin embargo, el exceso de brujería y hechizos en el film que, además, son difíciles de creer, el ruidoso viaje que nos obligan a seguir y algunos instantes mejorables, así como también, un cameo ridículo e innecesario, hacen de esta creación un producto comercial que, o bien entras dentro de la historia y te la crees, o bien te entran ganas de irte. Si es cierto que sus 120 minutos son ligeros y tiene momentos muy ‘videocliperos’ acompañados de una banda sonora que mezcla canciones con sonidos y melodías.

Personalmente, pienso que esta película es la menos de Guy Ritchie aunque mantenga su estilo, y es el Rey Arturo más diferente que, como espectador, puedes agradecer una adaptación así o simplemente olvidarla de tus recuerdos.

Lo bueno: la acción.

Lo malo: tiene poca alma de Ritchie y mucha de ‘blockbuster’ palomitero.

Nota: 5/10

Distribuida por Warner Bros. Pictures

La Decisión del Rey

El papel de Noruega antes de la Segunda Guerra Mundial. El director noruego Erik Poppe nos trae la historia de los días más cruciales de la historia de Noruega del siglo XX, antes de caer en manos alemanas.

La película demuestra fielmente lo que pasó cuando el ejército de Hitler decidió entrar en Noruega y hacerse con el país escandinavo. Mientras, nos presenta la historia de la família real, una monarquía escogida por el pueblo que trata de huir a Suecia hasta que el mismo rey Haakon VII tuvo que decidir en qué bando quedarse.

Históricamente, el film es muy correcto a lo que sucedió de verdad y es un motivo muy recomendable para verla y aprender con ella pues tiene un tono instructivo y académico acertado. Además, trata temas político-militares que obligan al espectador a introducirse en ese momento tan delicado, al mismo tiempo que intenta hacer una visión introspectiva y psicológica de los personajes, todos interpretados magistralmente.

En su conjunto, Erik Poppe logra contar una historia necesaria, digna de analizar desde los diversos puntos de vista que expone, de manera adecuada y original.

Lo bueno: como narra los hechos históricos y la actuación de Jesper Christensen.

Lo malo: puede no hacerse interesante fácilmente y aburrir en sus 133 minutos.

Nota: 7’5/10

Distribuida por A Contracorriente Films
Estreno en 24 cines

Atómica

Frío, vodka y Theron. El director David Leitch adapta a la gran pantalla la novela gráfica de Antony Johnston de “La Ciudad Más Fría” con Charlize Theron y James McAvoy como grandes protagonistas. Ambos nos adentran en una historia de tiroteos, puñetazos, espionaje y secretos, en el contexto del final de la Guerra Fría, para dar al espectador casi dos horas de entretenimiento, una interesante historia y escenas brutales.

Theron es la encargada de llevar el ritmo del film y demostrar la gran actriz que es y de lo que es capaz de hacer regalando momentos trepidantes y cargados de violencia extrema. Estos instantes son acompañados de una magistral puesta en escena que mete al público en la piel de la espía Lorraine Broughton.

No obstante, pese a unas creíbles interpretaciones y unas secuencias bestiales no deja de ser una típica historia con el MI6 por en medio con un argumento tan complejo que solo lo sigues si es con una copa de vodka. Se sustenta solo por su acción pues más allá de eso no nos brinda nada nuevo que una película de disfrute visual sin entrar en temas emocionales.

Lo bueno: la acción y Charlize Theron.

Lo malo: algunas escenas innecesarias.

Nota: 7/10

Distribuida por DeAPlaneta
Estreno en 303 cines