Enganchados a la Muerte

Arden Oplev ha intentado hacer un remake y se ha chamuscado. El director de “Los hombres que odian a las mujeres” y Ben Ripley han traído a la gran pantalla el ‘remake’ de la película ‘Flatliners’ -‘Línea Mortal’ en España- de la cual se conserva el mismo argumento de thriller aunque con resultados que dejan mucho que desear con la anterior versión. Si en esta se contaba con Julia Roberts, Kevin Bacon, William Baldwin o Kiefer Sutherland, en el film de 2017, solo perdura este último, y con suerte.

En esta producción, cinco estudiantes de medicina intentan con éxito realizar un experimento cuyos fines son descubrir una de las preguntas que muchas veces nos hacemos: ¿qué hay después de la muerte? Ellen Page, Nina Dobrev o Diego Luna son algunos de los protagonistas de esta película que brindan unas actuaciones potentes aunque el director no sabe canalizarlas de ninguna manera. Por un lado, Page juega un papel de científico loco en algunos momentos y, a la vez, el salto a la gran pantalla de Nina Dobrev parece ser que se le ha ido un poco de las manos. La actriz de ‘The Vampires diaries’ cosecha una actuación correcta, pero con un papel dentro del film como de ‘damisela en apuros’, cosa que se utiliza un tópico muy usado para dar un rol a Dobrev en el cual, en mi opinión, tiene más potencial del que se demuestra o se le da en el film. Sin embargo, tampoco es factible hacer una crítica negativa a una actriz con un potencial de actuación importante. Junto a esto, Diego Luna consigue un papel creíble en el desarrollo de la película hasta el punto de hacerla pasable en algunos momentos.

En mi opinión, el remake de esta película no se ha acabado de conseguir y la actuación de los actores no se debe de acusar si un director no es capaz de saber desarrollar todo el potencial que éstos demuestran en pantalla. Es una película que, para pasar el rato, es suficientemente conseguida, a pesar de que en algunos momentos pueda ser que cause aburrimiento puntualmente. 

Lo bueno: Actuación de Nina Dovre y Diego Luna

Lo malo: la actuación de Sutherland como una mala imitación del Doctor House y la dirección del film.

Nota: 5/10

Escrita por Albert Sánchez.

Distribuida por Sony Pictures
Estreno en 226 cines

 

Anuncios

Rogue One: una historia de Star Wars

rogueoneEste film toma un descanso de la famosa saga episódica y nos cuenta lo que antes tan solo era una anécdota del principio de “La guerra de las galaxias (1977)”: la crónica de cómo la Alianza Rebelde robo los planes de la Estrella de la Muerte del Imperio Galáctico.

Al principio, a la película le cuesta empezar y tarda en captar el interés de la audiencia, pero una vez nos ha introducido a los personajes, su misión pasa a ser adrenalina pura con muertes y explosiones. El tono es mucho más oscuro de lo habitual y lo distancia de lo que se espera de la saga, con algunas escenas que parecen salidas de cintas bélicas como “Apocalypse Now” o “Salvando al Soldado Ryan”.

En general, los personajes son unidimensionales definidos tan solo por una característica principal que les diferencia (el desahogo cómico, el tipo duro, el sabio, etc.) y nunca acaba de haber una conexión emocional como con otros personajes anteriores de la saga. Aunque hay apariciones de personajes icónicos de la franquicia, son breves ya que varios están recreados con efectos digitales que no parecen acabados de pulir.

La fotografía es impresionante y salen algunos paisajes increíbles grabados en localizaciones exóticas reales de las Maldivas e Islandia. La banda sonora a manos de Giacchino es muy floja y poco memorable pues muchos de los temas no son propios lo que hace que se note más la ausencia de John Williams.

Lo mejor: El androide K2SO (se volverá un favorito estas navidades) y el par de escenas en las que sale Darth Vader (pondrán los pelos de punta a los fans de la saga).

Lo peor: Los personajes principales planos (son tan poco memorables como sus nombres).

Nota: 8/10

Escrita por Fernando. Sigue leyendo

Blood Father

bloodfatherUna exageración. El director francés Jean-François Richet coge a Mel Gibson para que interprete un papel de padre expresidiario y ayudar a su hija en un caso de robo.

Ambos actores actuan bastante bien pese a que a veces sean exageradas. Los antagonista también están bien en sus papeles destacando a Diego Luna quien demuestra que vale mucho. Además, es una muestra de la relación padre-hija y la ayuda mutua familiar.

Sin embargo, se nota que solo se preocupan de la acción y hacerla exagerada así como un final épico previsible y una cámara desconcertante. El tema de la droga lo pasan por encima cuando es lo más interesante del filme por lo que deja mucho que desear.

Una película pasable que se agradece que dure 88 minutos.

Nota: 5/10