American Pastoral

Cuánta curiosidad crea el hecho de que un actor como Ewan McGregor se atreva a ponerse tras la cámara para dirigir su primera película. Nuestro querido Obi-Wan Kenobi no pisa sobre seguro y apuesta por adaptar a la gran pantalla la novela compleja de Philip Roth saliéndole algo cara la jugada.

‘American Pastoral’ tiene un comienzo prometedor con una presentación de personajes exquisita y demostrando al espectador que Ewan McGregor también sabe manejar la cámara. Una lástima que esto solamente se quede en una primera impresión, en una mera ilusión. A medida que avanza la cinta la historia pierde fuelle, emoción y decae en un tono de telefilm resuelto de forma irregular y perdiendo por el camino el interés del espectador.

Con respecto a la batalla interpretativa, tanto Ewan McGregor como Jennifer Connelly no sorprenden, ya que defienden sus papeles de forma magistral. La pequeña (aunque ya no tanto) Dakota Fanning ya no es ese talento al que durante tantos años nos tenía acostumbrados, forzando en ciertos momentos su papel y fallando en uno de los momentos clave de American Pastoral y no llegando a conectar con el espectador (cuando ello era totalmente necesario).

Es una película bien dirigida, pero carente de alma y con graves problemas de guión, lo que hace que sea una cinta irregular y que no logre estar a la altura en momentos que así lo requerían.

Lo bueno: Ewan McGregor y Jennifer Connelly

Lo malo: Su irregularidad y ausencia de alma.

Nota: 5/10

Escrita por Gabriela Rubio.

Distribuida por Tripictures
Estreno en 81 cines
Anuncios

Últimos Días en el Desierto

El Jesucristo de McGregor. El actor escocés Ewan McGregor protagoniza esta película dirigida por Rodrigo García quienes nos transportan en una historia religiosa cuando Jesús tuvo un encuentro con el Diablo en medio del desierto.

Por desgracia, el único valor remarcable del film es su fotografía a manos del oscarizado Emmanuel Lubezki. Es el encargado de situarnos en ese paisaje árido, cálido y arenoso junto a McGregor como responsable de llevar el ritmo de la película -muy lento-. Ésta es un intento de reflexión sobre el bien y el mal hilvanada con un diálogo trabajado y preciso a la historia que nos brinda alguna frase memorable.

No obstante, digo que es un intento porque no consigue hacerse interesante por culpa de su irregular ritmo y dispersa calidad de las secuencias por lo que nos deja fríos e indiferentes. Además, personalmente me es imposible ver a Ewan McGregor como Jesucristo.

Lo bueno: su fotografía.

Lo malo: su ritmo y no llega a ser lo que se pretende.

Nota: 5’5/10

Sigue leyendo

La Bella y la Bestia (2017)

Bella y bestia fueron y son. Uno de los mejores clásicos de Disney de la Historia del Cine vuelve a las salas de cine dejando atrás la animación y modernizándose con personajes de carne y hueso. El responsable es Bill Condon, director de nueve películas de todo tipo que, esta vez quiere demostrar que sabe revivir un clásico y puede renacer la sensación que todo amante de Disney tenemos dentro con este particular film.

Para empezar, hay que reconocer que ésta versión no se desmarca de la de dibujos y es una copia casi idéntica pese a tener algunos añadidos que pueden o no convencer al público -personalmente, me gustaron-. Como musical está muy bien y los números musicales están bien encajados a la trama. Todos penetran en tu interior para maravillarte gracias a las grandes canciones y el ambiente que crean que, junto a un magnífico diseño de producción, hacen que el film crezca y estemos viendo como la mítica película de nuestra infancia -para algunos- cobra vida.

Como película es mucho más grande que la de animación y este aspecto puede jugar a favor o en contra según los gustos de cada uno, pero debo admitir que el cambio a personajes reales es para bien y ayuda a volver a sentir lo que sentimos al ver la de animación aunque tenga el saborcillo de “película comercial con muchos efectos”. No obstante, la actuación de Emma Watson está muy sobreactuada, tiene escenas descabelladas, puede tener elementos poco creíbles, es muy ‘cursi’ y el final es espectacular y épico innecesariamente.

En mi opinión, es un buen ‘remake’ que se siente, se goza, emociona, conmueve, incentivará a ver más versiones para los que solo conozcan ésta y, probablemente, sus canciones se tararearán durante días, pero si es cierto que la poca originalidad hará que se recuerde por su modernización y no por su mensaje ya conocido.

Lo mejor: el diseño de producción, las canciones añadidas y Gastón.

Lo peor: su cursilería y su espectacularidad final.

Nota: 7’5/10

Sigue leyendo

T2: Trainspotting

t2Vuelve el clan ‘heroïna’. Veinte años después, Danny Boyle vuelve a reunir el clan de Mark Renton para que volvamos a entrar en su mundo y nos demos cuenta de que los años pasan, pero la memoria se mantiene.

Con esta segunda entrega se conserva el buen diálogo, las buenas actuaciones y las escenas impactantes. Però, también, los momentos innecesarios, la música ruidosa y su ritmo irregular. Es inevitable no compararla con su predecesora y, si lo hacemos, vemos la poca originalidad y la pronosticable historia que nos contará. Además, tiene menos acidez que la primera, sigue yendo sin rumbo o a la deriva sin llegar a nada y se hace más pesada, aburrida e insoportable.

Antes he mencionado que contiene buenos diálogos y escenas impactantes, pero ambos aspectos se pueden contar con los dedos de una mano y no aportan nada nuevo. Lo más valioso que podemos encontrar son sus guiños a otras películas y la interpretación de Robert Carlyle como Begbie. De este modo, tenemos delante una innecesaria segunda parte que a los más fans puede que les guste y, a los demás, nos aburre de tal manera que la olvidaremos rápidamente.

Lo bueno: Begbie y algunas escenas.

Lo malo: poca originalidad y sin nada nuevo.

Recomendable para los que les gustó la primera y a los que os gusten las películas sobre drogas.

Nota: 5/10

Sigue leyendo