La Canción de los Nombres Olvidados

‘La Canción de los Nombres Olvidados’ se sustenta tanto en la majestuosidad de la música como arte que ignora casi por completo el contenido.

Título original: The Song of Names
Dirección: François Girard
Guion: Jeffrey Caine (Libro: Norman Lebrecht)
Fotografía: David Franco
Música: Howard Shore
Reparto: Tim Roth, Clive Owen, Catherine McCormack, Saul Rubinek, Jonah Hauer-King, …
Fecha de estreno: 13/03/20.
País: Canadá. Duración: 111’.  Género: Drama.
Distribución: Filmax. Cines: 74. Trailer.

Sinopsis: Explica la historia del regreso de Dovidl a los escenarios musicales, un violinista judío que desapareció instantes antes de un esperado concierto, y el viaje de su hermano Martín hasta encontrarlo.

La Canción de los Nombres Olvidados es una película sobrecargada en todos los aspectos que sustenta todo el peso narrativo en un violín, con Clive Owen y Tim Roth como protagonistas, dos personajes muy mejorables, sobre todo el de Owen el cual es plano y frío y destila tal halo de suficiencia como si ya supiera su destino de antemano. El director ha pretendido priorizar el desarrollo de la reconversión del personaje de Owen al judaísmo en su tardía adolescencia y su huída del mundo del espectáculo antes del vínculo con su violín. Y, en mi opinión, que un objeto sea el núcleo de una historia no es un problema, pero la gravedad del asunto está cuando no se desarrolla un mundo alrededor suyo que acompañe.

El film desarrolla el argumento mediante flashbacks y discusiones, convirtiendo la trama en prefabricada, toda endulzada por un exceso de música extradiegética en manos del mismísimo Howard Shore. La música acompaña en todo y cada uno de los pasos del personaje de Owen, ejemplificado en las dos/tres notas de piano para acentuar un dramatismo en cada cambio de escena y/o de plano. La exaltación de la emoción producida por la majestuosidad de la música sintetiza la sensación que deja la película: pomposidad para tapar la carencia de imaginación.

Lo bueno: La caracterización del mundo judío.
Lo malo: La pretenciosidad de la cinta en todos los aspectos.

Nota: 3/10

Escrita por Edgar Caride.

First Love

‘First Love es una genialidad fascinante y cinematográficamente delirante.’

Título original: Hatsukoi
Dirección: Takashi Miike
Guion: Masa Nakamura
Fotografía: Nobuyasu Kita
Música: Kôji Endô
Reparto: Masataka Kubota, Shôta Sometani, Nao Omori,
Jun Murakami
Fecha de estreno en España: 13/03/2020
País: Japón – Duración: 108 min. Género: Thriller.
Acción.
Distribución: Barton Films. Cines: ?. Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de Leo, un joven solitario que se dedica al boxeo. Tras una derrota que le deja inconsciente, le detectan un tumor en la base del cráneo, pronosticándole poco tiempo de vida. Con la intención de proteger a Mónica, una chica que es perseguida, repentinamente se ve inmiscuido en una guerra entre mafiosos.

Que esta premisa simple no nos engañe. Estamos ante un filme muy sofisticado, con una calidad audiovisual envidiable que está impregnado exquisitamente de géneros y subgéneros cinematográficos al mejor estilo del cine de Tarantino. Con una atmósfera urbana, samurái, western y un dinamismo muy anime y manga; es la mezcla perfecta que nos impresiona y nos lleva de un lado a otro como le da la gana.

Su director, Takashi Miike (Ichi The Killer; 13 Assassins), nos presenta una película coral donde no nos queda claro quiénes son exactamente los protagonistas, aunque lo intuimos, pero no es lo importante. Le da el tiempo necesario a cada personaje que, pese a no desarrollarlos demasiado, funcionan muy bien, y no nos da la sensación de que nos falta algo por saber, pues los personajes están al servicio de la historia sin llegar a ser meros deux ex machina.

Por lo tanto, First Love es una genialidad, una excentricidad comercial fascinante y delirante, donde la histeria y el humor negro te meten y te sacan de la película a partes iguales. Es divertida; visualmente impactante, siendo sugerente y directa a la vez; musicalmente envolvente, acompañando a las imágenes y con alternadas reminiscencias melódicas a James Bond.

Lo bueno: Audiovisualmente deliciosa. Se toma en serio a sí misma.
Lo malo: Al ser una película coral, cuesta reconocer y empatizar con la mayoría de personajes.

Nota: 9/10

Escrito por Gabriel Bonanni.

El Ritmo de la Venganza

‘El Ritmo de la Venganza’ es un thriller de manual, sin sorpresas y medianamente interesante. Prometía mucho más de lo que es.

Título original: The Rhythm Section
Dirección: Reed Morano
Guión: Mark Burnell
Fotografía: Juan Diego Solanas
Música: Steve Mazzaro
Fotografía: Sean Bobbitt
Reparto: Blake Lively ,Jude Law, Sterling K. Brown, Daniel Mays, Raza Jaffrey, Nasser Memarzia, Ivana Basic, …
Fecha de estreno: 06/03/2020
País: Reino Unido. Duración: 109′. Género: Thriller.
Distribución: Paramount Pictures. Cines: 146. Trailer.

Sinopsis: explica la historia de Stephanie Patrick, quien sufrió la pérdida de su familia en un accidente de avión. Cuando descubre que el accidente no fue tal, su rabia encontrará un nuevo sentido a su vida y se adentrará en una peligrosa misión para intentar descubrir la verdad y vengar a su familia.

La directora Reed Morano es la responsable de algunas series de culto como Halt and Catch Fire, Billions o El Cuento de la Criada, y también de algunas películas menores como Dentro del Dolor y ¿Estamos solos?. En esta última faceta como director de largometrajes no ha demostrado gran talento ni maestría y en El Ritmo de la Venganza no mejora, puesto que ofrece un thriller básico, de manual, ya muy visto, sin sorpresas con el que, por lo menos, te entretienes durante 109 minutos. 

Este film, protagonizado por Blake Lively, que demostró ser una gran actriz en Infierno Azul, por ejemplo, y el ya veterano Jude Law prometía mucho más, sobre todo en cuanto a argumento, puesto que la idea inicial era interesante. No obstante, sigues la historia sin problemas, de forma lineal, con su inicio, su nudo y su desenlace, y sales de la sala pensando que no han querido arriesgarse y han realizado un producto más dentro del montón semanal.

Por lo tanto, el trabajo de Reed Morano y su equipo es de manual, ofreciendo un thriller medianamente interesante, poco estimulante, hecho sin gracia y que pasará totalmente desapercibido. Ni Lively ni Law son capaces de levantar la película.

Lo bueno: por lo menos entretiene.
Lo malo: no te crees la historia en ningún momento. Además, es demasiado básica.

Nota: 5/10