El Silencio del Pantano

‘El Silencio del Pantano’ destaca más por su violenta e incómoda experiencia que por su historia previsible y fácilmente olvidable.

Título original: El Silencio del Pantano
Dirección: Marc Vigil
Guion: Sara Antuña, Carlos de Pando (Novela: Juanjo Braulio)
Fotografía: Isaac Vila
Música: Zeltia Montes
Reparto: Pedro Alonso, Nacho Fresneda, Carmina Barrios, Maite Sandoval, Àlex Monner, Javier Godino, José Ángel Egido, Raúl Prieto, Zaira Romero.
Fecha de estreno: 01/01/2020
País: España. Duración: 87′. Género: Thriller.
Distribución: Entertainment One. Cines: 129. Tráiler

Sinopsis: explica la historia de Q, un periodista reconvertido en escritor de novela negra que narra sangrientos asesinatos con corrupción política de fondo y mostrando lo peor del ser humano. El único problema es que los crímenes que tienen lugar en sus novelas no son tan ficticios como parece.

Director participante en numerosas series de televisión, Marc Vigil da el salto al largometraje con un thriller que combina los temas estrellas en el cine español actual: corrupción y narcotráfico. Basándose en la novela del mismo título, escrita por Juanjo Braulio, el film sigue las andanzas del personaje que interpreta correctamente Pedro Alonso y como su cabeza perturbada y fría personalidad va provocando momentos de alta tensión que se van fraguando a lo largo del metraje. La historia de Alonso se mezcla con la del personaje de Fresneda, quien actúa magníficamente, mostrando la peor cara del ser humano cuando se adentra en el mundo de las drogas y el crimen, en los barrios marginales de Valencia.

Corrupción y narcotráfico se entremezclan junto a otros temas en un argumento con diversas subtramas, que entre todas ellas no acaban de quedar bien hilvanadas, y aprovecha por jugar con el espectador hasta el final, convirtiéndose en un relato confuso y previsible, muy parecido al reciente film de Roman Polanski, Basado en Hechos Reales. Personalmente, me costó entrar en la historia y que ésta me atrajese porque la temática en sí no me parece original ni sorprendente, pero sí que debo reconocer la excelente dirección y las incómodas dosis de violencia. 

En definitiva, El Silencio del Pantano me parece un trabajo correcto de Vigil en cuanto a aspectos técnicos, pero fallido y algo decepcionante en cuanto a ritmo y argumento, puesto que no me intriga ni interesa, su conclusión me parece facilona y tramposa.

Lo bueno: la puesta en escena, la violencia y Nacho Fresneda.
Lo malo: quiere jugar al “realidad o ficticio” con el espectador y acaba siendo un compendio confuso.

Nota: 5/10

Madre

‘Madre’ es la lucha por la superación de una pérdida mediante la mezcla de sentimientos entre el amor de verano y la (todavía) estima de una madre destrozada.

Título original: Madre
Dirección: Rodrigo Sorogoyen
Guion: Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña
Fotografía: Álex de Pablo
Música: Olivier Arson
Reparto: Marta Nieto, Àlex Brendemühl, Anne Consigny, Frédéric Pierrot, Jules Porier, Raúl Prieto, Álvaro Balas, Blanca Apilánez.
Fecha de estreno: 15/011/2019
País: España. Duración: 129′. Género: Drama.
Distribución: Wanda Visión. Cines: ?. Tráiler

Sinopsis: explica la historia de Elena, una madre que perdió a su hijo en una playa de Francia y, ahora pretende salir de ese oscuro túnel donde lleva anclada desde hace tiempo. Pero su vida se agita cuando conoce a Jean, un adolescente francés que le recuerda a su hijo.

Uno de los mejores directores españoles del momento es Rodrigo Sorogoyen porque con tan solo tres películas (Stockholm, Que Dios Nos Perdone y El Reino) ha sabido demostrar de lo que es capaz. Cuando se menciona su nombre ya se sabe el estilo de buen cine que puede brindar. No obstante, con esta cuarta película se aleja del thriller y el ritmo trepidante para explorar el drama intimista y emocional, mucho más calmado, como si de un barquito en alta mar se tratase en el que no importa llegar a puerto sino, más bien, sentir las olas del mar y el viento.

Madre es la continuación alargada de ese cortometraje que presentó y tuvo tanto éxito en España y a nivel internacional que le valió la nominación en los Oscars 2019. El film ocurre veinte años después de lo sucedido en el corto y, pese a que técnicamente es magnífico, esos 129 minutos son excesivos y algo aburridos. Sin embargo, es una historia que se debe saborear como un caramelo o un bombón, poco a poco, sintiendo las emociones y sabores que te va transmitiendo. Marta Nieto es la responsable de la película en la que no vemos ningún cambio físico con el paso de los años, como si no hubiera pasado nada, pero sí vemos una chica destrozada interiormente. Pues el film ahonda en esa perspectiva materna del sufrimiento, descorazonadora y algo perturbadora que pretende mezclar con el amor de verano que presenta un chico de 16 años, interpretado por Frédéric Pierrot.

El resultado final del trabajo de Sorogoyen que, como ya hemos mencionado, en su aspecto técnico, es muy notable aunque con 90 minutos hubiera contado lo mismo, no es del todo satisfactorio, pero tampoco decepcionante. Simplemente ha querido alargar esos primeros minutos trepidantes y sobresalientes del cortometraje para explorar el drama social y psicológico con excesivas escenas de mar, subtramas que se complican innecesariamente y una narración un tanto repetitiva. Nieto es el gran valor de la película junto a Pierrot, mezclando ese amor de verano con la estima de una madre rota por dentro.

Lo bueno: sus primeros minutos y Marta Nieto.
Lo malo: su duración y el desnivel entre el corto y el largo.

Nota: 6/10