El Silencio del Pantano

‘El Silencio del Pantano’ destaca más por su violenta e incómoda experiencia que por su historia previsible y fácilmente olvidable.

Título original: El Silencio del Pantano
Dirección: Marc Vigil
Guion: Sara Antuña, Carlos de Pando (Novela: Juanjo Braulio)
Fotografía: Isaac Vila
Música: Zeltia Montes
Reparto: Pedro Alonso, Nacho Fresneda, Carmina Barrios, Maite Sandoval, Àlex Monner, Javier Godino, José Ángel Egido, Raúl Prieto, Zaira Romero.
Fecha de estreno: 01/01/2020
País: España. Duración: 87′. Género: Thriller.
Distribución: Entertainment One. Cines: 129. Tráiler

Sinopsis: explica la historia de Q, un periodista reconvertido en escritor de novela negra que narra sangrientos asesinatos con corrupción política de fondo y mostrando lo peor del ser humano. El único problema es que los crímenes que tienen lugar en sus novelas no son tan ficticios como parece.

Director participante en numerosas series de televisión, Marc Vigil da el salto al largometraje con un thriller que combina los temas estrellas en el cine español actual: corrupción y narcotráfico. Basándose en la novela del mismo título, escrita por Juanjo Braulio, el film sigue las andanzas del personaje que interpreta correctamente Pedro Alonso y como su cabeza perturbada y fría personalidad va provocando momentos de alta tensión que se van fraguando a lo largo del metraje. La historia de Alonso se mezcla con la del personaje de Fresneda, quien actúa magníficamente, mostrando la peor cara del ser humano cuando se adentra en el mundo de las drogas y el crimen, en los barrios marginales de Valencia.

Corrupción y narcotráfico se entremezclan junto a otros temas en un argumento con diversas subtramas, que entre todas ellas no acaban de quedar bien hilvanadas, y aprovecha por jugar con el espectador hasta el final, convirtiéndose en un relato confuso y previsible, muy parecido al reciente film de Roman Polanski, Basado en Hechos Reales. Personalmente, me costó entrar en la historia y que ésta me atrajese porque la temática en sí no me parece original ni sorprendente, pero sí que debo reconocer la excelente dirección y las incómodas dosis de violencia. 

En definitiva, El Silencio del Pantano me parece un trabajo correcto de Vigil en cuanto a aspectos técnicos, pero fallido y algo decepcionante en cuanto a ritmo y argumento, puesto que no me intriga ni interesa, su conclusión me parece facilona y tramposa.

Lo bueno: la puesta en escena, la violencia y Nacho Fresneda.
Lo malo: quiere jugar al “realidad o ficticio” con el espectador y acaba siendo un compendio confuso.

Nota: 5/10

La Hija De Un Ladrón

‘La Hija De Un Ladrón’ es una pequeña y dura ópera prima que no solo demuestra el talento de su directora y guionista sino la cruda realidad que muchos y muchas viven actualmente.

Título original: La Hija De Un Ladrón
Dirección: Belén Funes
Guion: Belén Funes, Marçal Cebrian
Fotografía: Neus Ollé
Reparto: Greta Fernández, Eduard Fernández, Àlex Monner, Frank Feys
Fecha de estreno: 29/011/2019
País: España. Duración: 102′. Género: Drama.
Distribución: BTeam Pictures. Cines: 46. Tráiler

Sinopsis: explica la historia de Sara, una chica de 22 años con un bebé que desea formar una familia junto a su hermano pequeño y el padre de su hijo. Su padre, Manuel, tras años de ausencia y al salir de la cárcel, decide reaparecer en sus vidas. Sara sabe que él es el principal obstáculo en sus planes y toma una decisión difícil: alejarlo de ella y de su hermano.

Belén Funes inaugura su filmografía cuatro años después de presentar el cortometraje titulado Sara a la fuga, un avance de lo que ha acabado realizando en esta película pequeña y sencilla en cuanto a argumento, pero dura y seria por lo que se refiere al drama social que pretende reflejar. Greta Fernández, que interpreta correctamente a la protagonista, es una persona que no lo ha tenido fácil en la vida, sobre todo a nivel familiar, que decide tirar adelante con su bebé pese a los golpes y dolores que tenga que soportar para poder soñar en conseguir, algún día, una vida tranquila con su familia. 

La ejecución del film es correcta y bien explicada pese a que su ritmo de cocción lenta, la ausencia de banda sonora y el constante drama puede que, en aspectos cinematográficos, no conmueva o incluso aburra. Sin duda, antes de ver el film hay que tener interés por ver el sufrimiento de la protagonista y cómo se las ingenia día a día. Si este tema está muy visto o se considera que no interesa, no os acerquéis a su proyección. En cambio, si al espectador le atraen temas sobre el sufrimiento humano, las clases bajas y débiles y, en definitiva, el cine social, esta es una idónea película y correcta ópera prima sobre la maternidad, la paternidad, el amor y la debilidad.

Lo bueno: la naturalidad con la que trata un tema tan real.
Lo malo: puede no conmover y quedarse en un mero drama social.

Nota: 6’5/10