Lean On Pete

Trágica y esperanzadora adolescencia. El director Andrew Haigh vuelve al cine con un nuevo drama duro de digerir sobre la vida de un adolescente que deberá hacerse cargo de su vida, iniciando así un viaje con un caballo para encontrar a su tía.

Con este argumento, el director nos adentra en una historia intimista sobre el personaje principal interpretado magistralmente por Charlie Plummer. La excelente fotografía y el hilo conductor del drama coloca al espectador en la piel del adolescente y no lo suelta hasta pasados 121 minutos. Mientras, nos regala momentos duros, trágicos y, otros de esperanza y diversión, haciendo un retrato brillante y reflexivo de la psicología del chaval.

En un paisaje propio de un western, viajamos por las estepas rurales de Norteamérica y, observamos y vivimos los momentos que debe pasar el chico para conseguir su objetivo: ir a casa de su tía. Es por eso que no deja de ser un argumento de “luchar y esforzarse para conseguir el objetivo”, pero el logro del film es la manera cómo trata y explica el director los sucesos.

‘Lean on Pete’ es un drama intimista, natural y cautivador que nos muestra la crudeza de la adolescencia del protagonista y que, como espectador, sentimos su impotencia y soledad y, hace que nos preocupemos por él. Sin duda, una historia que encoge el corazón y provoca un torbellino de sensaciones.

Lo bueno: Charlie Plummer, el cambio de registro de Travis Fimmel, el trato de la historia sin caer en sensiblerías.

Lo malo: esos 121 minutos pueden hacerse largos y pesados para alguien que no le guste este tipo de cine menos convencional y más poético.

Nota: 8/10

Distribuida por Diamond Films España
Estreno en 24 cines
Anuncios

Aniquilación

ANIQUILACIÓNRecuerdo que quedé totalmente maravillado con Alex Garland cuando vi por primera vez esa pequeña gran joya de la ciencia ficción que es Ex Machina. Tenía muchas ganas de ver lo nuevo de este prometedor director, hasta que llegó Aniquilación. Empezaré diciendo que me siento muy frustrado.

Desde el primer día que anunciaron la producción de esta adaptación de la novela escrita por Jeff VanderMeer me sentí muy cautivado, no solo por lo que proponía, sino porque tenía la impresión de que habíamos encontrado a un nuevo genio del género representado en la figura del director británico, pero… llegó Aniquilación.

Lo que más me frustra de esta película es su incomprensible guión, y no porque me resultase difícil de entender o de asimilar. De hecho, es un film muy asequible, a pesar de la complejidad de la historia. Lo que más me molesta es que el encargado de escribir un libreto como el de ‘Ex Machina’ (nominado al Oscar, por cierto) sea capaz de crear un guión con tantos sinsentidos, previsible, y lo deje todo en manos de su estética, de su puesta en escena y el ‘acting’.

Otra cosa que me pone de los nervios son los planos con destellos de luz causados por el efecto óptico captados por la cámara. Quedan preciosos, y puedes utilizarlos dos o tres veces, pero, ¿en todos los planos?

A pesar de todo ello, no podría considerar a Aniquilación como una película horrible. Consigue su propósito de mantener el interés hasta el final y lo mejor de todo el conjunto es, sin duda alguna, esa facilidad pasmosa con la que Alex Garland es capaz de crear momentos de suma intensidad perturbadora sin caer en el morbo o en lo escabroso, especialmente en su parte final. Aunque, al contrario que en su anterior obra, es incapaz de ofrecernos una reflexión interna sobre todo lo que aquí sucede. Aniquilación es un film flojo, con carencias, y falto de elocuencia.

Lo mejor: el interés suscitado por la propia historia no llega a aburrir.

Lo peor: la ausencia de un guión sólido, su pobreza tanto narrativa como visual, y la escasez de meditación argumental.

Nota: 5/10

Disponible en Netflix

La Muerte de Stalin

Sin Stalin, ¿que hacemos? El creador de la exitosa serie “Veep”, Armando Iannucci sigue en el género de la comedia con esta película sobre la muerte del dictador Iósif Stalin y la pugna por el poder en los días posteriores.

La noche del 2 de marzo de 1953, el dictador ruso murió en su despacho y los días posteriores, los personajes más importantes de su gabinete, como Nikita Kruschev, interpretado magistralmente por Steve Buscemi, quien hace un duo perfecto con Simon Russell Beale que encarna a Lavrenti Beria, decidieron qué hacer con el cadáver y quién debía sucederle. Es aquí donde reside las dos grandes virtudes: sus actuaciones y sus diálogos, ya que ambos aspectos ponen cara, ojos y sátira al film que pretende desmitificar las figuras del Politburó ruso y darles otro enfoque.

La película es un ataque directo al poder dictatorial, a las formalidades, a las ansias de poder y las incongruencias que éste produce, entre otros temas que, juntos hacen una comedia satírica muy recomendable para los amantes del género y que va de menos a más. Así pues, Iannucci muestra otra cara sobre un episodio curioso de la Historia de Rusia de la mejor forma: con entretenimiento, risas, críticas políticas y, auténticos y frenéticos instantes de discusión.

Lo bueno: Simon Russell Beale y su diálogo.

Lo malo: que Jason Isaacs no sea uno de los protagonistas.

Nota: 7/10

Distribuida por Avalon
Estreno en 46 cines

The Party

Sorprendente comedia teatral. La director Sally Potter vuelve al cine después de cinco años de inactividad con una comedia negra muy recomendable e imprescindible.

La historia que nos presenta es la de Janet, una mujer que organiza una fiesta con sus amigos tras ser nombrada ministra del Gobierno, pero este encuentro se convertirá en una celebración totalmente surrealista e hilarante. Su reparto es la gran virtud del film, constituido por siete nombres: Patricia Clarkson, Bruno Ganz, Cherry Jones, Emily Mortimer, Cillian Murphy,Kristin Scott Thomas, Timothy Spall. Todos están excelentes y permiten que el hilo argumental se desenvolupe de manera ágil y sorprenda cada minuto al público.

La película contiene historias independientes que se desarrollan en una misma casa disparando contra temas como el feminismo, la maternidad, la fidelidad, la política y la lealtad que, de cada uno, puedes sacar una propia conclusión. No obstante, la conclusión final no se cierra hasta que se acaba el film y, esa es otra virtud, ya que como espectador estás expectante por todo lo que ocurre, creándose así una especie de ‘thriller-drama’ frenético, divertido y preciso.

‘The Party’ de Sally Potter es una bomba de relojería, que va ganando minuto a minuto y logra entretener durante sus 71 minutos en una comedia negra y dramática con unos diálogos brillantes. Una verdadera sorpresa de obligado visionado.

Lo bueno: todo su elenco y su capacidad por introducir al espectador en medio del ‘follón’.

Lo malo: que no se vea.

Nota: 8/10

Distribuida por Avalon
Estreno en 52 cines

El Instante Más Oscuro

El oscuro mayo de 1940. El director de ‘Expiación, más allá de la pasión’, Joe Wright vuelve a la gran pantalla con una película histórica sobre la Segunda Guerra Mundial. Esta vez se centra en ese mayo de 1940 en Inglaterra cuando el gobierno pasó una crisis interna y cambiaron al Primer Ministro, iniciando Winston Churchill su mandato, en medio de la guerra que estaba ganando Adolf Hitler.

Sin ningún tipo de duda, la película se sustenta gracias a la magistral actuación de Gary Oldman quien interpreta al difícil de describir, Winston Spencer Churchill, en un mes realmente complicado y de duras tomas de decisión. Acompañado de un elenco perfecto, el film se desarrolla como un drama histórico y político más, explicando y representando las reuniones llevadas a cabo ese mes de 1940 que, al mismo tiempo, se junta con el ‘milagro de Dunkerque’ ya llevado al cine por Christopher Nolan.

La banda sonora dramática de Dario Marianelli le da su toque épico y adecuado con su piano preciso a cada instante, y el guión de Anthony McCarten dota de veracidad histórica y poderío a los discursos y diálogos que, por momentos, son excelentes. Sin embargo, uno de los ‘peros’ que podríamos encontrar en la cinta es su ritmo pues sus 125 minutos son excesivamente largos y lentos, y hay escenas largas que, para uno que no le interese demasiado el argumento, podría aburrirse completamente.

Aun así, Joe Wright consigue hacer una sólida recreación de ese oscuro mayo de 1940 pese a no desmarcarse o sorprender en nada en concreto del género. Lo que sí recordaremos será Gary Oldman; se merece todo los premios.

Lo bueno: Gary Oldman y la importancia de los personajes femeninos en la vida de Churchill.

Lo malo: que el argumento no dé más de sí y se convierta en una mera representación plomiza de un hecho muy concreto.

Nota: 7/10

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 234 cines

El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado

el-sacrificio-de-un-ciervo-sagrado-posterLa tragedia griega contemporánea, por Yorgos Lanthimos. Recuerdo que, antes de ver ‘Canino’ (2009) por primera vez, sentía una enorme curiosidad debido al gran revuelo y exaltación que la película había provocado en numerosos festivales. Después de verla ya no sentía curiosidad, sino fascinación. Luego vino ‘Alps’ (2011), un film que, a pesar de ser menos poderoso que su antecesor, transmitía la misma sensación de fascinación dentro de mi.

Esta semana, y con motivo del inminente estreno de la nueva película de Yorgos Lanthimos en nuestro país, sentí la necesidad de visionar su anterior obra: ‘Langosta’ (2015), la cual supuso la confirmación total y absoluta de que me encontraba, sin ningún género de dudas, ante uno de los directores más llamativos, retorcidos, diferentes e interesantes del panorama cinematográfico actual.

Finalmente, un servidor ha tenido la oportunidad de “disfrutar” de ‘El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado’ (2017), de la cual os hablaré a continuación.

INCISO: Escribo la palabra ‘disfrutar’ entre comillas para evitar parecer un enfermo.

He empezado hablando de la fascinación que siento por este cineasta balcánico. Pero, ¿por qué me fascina? O mejor dicho, ¿qué es lo que me fascina? Muy simple: la capacidad de dominación absoluta de una realidad sumamente perturbadora la cual se convierte, de manera automática, en una realidad cotidiana y normalizada donde todo lo que vemos y oímos nos resulta tan frecuente como el hecho de abrir los ojos cuando nos despertamos a la mañana siguiente. ¿Cómo os habéis quedado? Hasta rima y todo. En fin, hablemos de tragedias griegas.

Y es que de eso va ‘El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado’. Lanthimos construye, a través de una estructura preciosista, una tragedia griega contemporánea explorando, antropológicamente, temas como la religión, la ciencia, la negación de la fe (representada en el personaje de un magnífico Colin Farrell), los lazos familiares, el sexo… En definitiva, todos los temas que abarcan la obra del director griego aderezados, como no, con grandes dosis de violencia y sadismo marca de la casa.

Destacar las geniales interpretaciones del ya mencionado Colin Farrell, Nicole Kidman, y mención especial para Barry Keoghan que, cada vez que hace acto de presencia, se come la pantalla. En líneas generales, todo el reparto está más que correcto.

Dentro del apartado técnico, su fotografía preciosista nos guía de manera lujosa durante sus 120 minutos de duración gracias, en gran parte, a su grandiosa banda sonora que recuerda, irremediablemente, a esa obra maestra que es El Resplandor’ (1980) de Stanley Kubrick.

Ya por último, decir que algunos espectadores pueden sentirse estafados después de visionar este filme. Y puedo llegar a entenderles, de verdad que sí. Pero yo, y esto creo que es irreversible, estoy totalmente entregado a la fascinación que Yorgos Lanthimos ejerce sobre mi persona.

Lo bueno: el hipnotismo de sus imágenes, el reparto, y su banda sonora.

Lo malo: que el espectador pueda desesperarse buscando “algo más”.

Nota: 9/10

Escrita por Fer Zaragoza

Distribuida por Diamond Films
Estreno en 48 cines

Tierra de Dios

Recuerdos de una posible ‘Brokeback Mountain’ escocesa. El director británico Francis Lee nos trae un relato íntimo y romántico sobre una relación amorosa de dos chicos que viven apartados de la sociedad, en una casa rural en plena Escocia.

La película, con un ritmo pausado, va contando los cambios que sufre el protagonista con la llegada de un inmigrante rumano, tratado de una manera sutil y personal. Ambos actores están creíbles en sus personajes y transmiten al espectador todos sus pensamientos y acciones que va más allá del simple relato romántico y nos adentra en una historia tierna.

Si es verdad que hay momentos que aburre y se hace pesada y, probablemente, como público hace que estés más pendiente de la hora que de lo que realmente te cuenta, pero si te dejas envolver por su naturaleza, amor y delicadeza te darás cuenta de que es una buena película que cuenta más de lo que muestra la imagen y se va cociendo poco a poco.

Lo bueno: la sincronización perfecta entre personajes, naturaleza y reflexiones.

Lo malo: que no se haga interesante desde un principio y se piense que es una típica historia de amor gay.

Nota: 7/10

Distribuida por Karma Films
Estreno en 19 cines