El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado

el-sacrificio-de-un-ciervo-sagrado-posterLa tragedia griega contemporánea, por Yorgos Lanthimos. Recuerdo que, antes de ver ‘Canino’ (2009) por primera vez, sentía una enorme curiosidad debido al gran revuelo y exaltación que la película había provocado en numerosos festivales. Después de verla ya no sentía curiosidad, sino fascinación. Luego vino ‘Alps’ (2011), un film que, a pesar de ser menos poderoso que su antecesor, transmitía la misma sensación de fascinación dentro de mi.

Esta semana, y con motivo del inminente estreno de la nueva película de Yorgos Lanthimos en nuestro país, sentí la necesidad de visionar su anterior obra: ‘Langosta’ (2015), la cual supuso la confirmación total y absoluta de que me encontraba, sin ningún género de dudas, ante uno de los directores más llamativos, retorcidos, diferentes e interesantes del panorama cinematográfico actual.

Finalmente, un servidor ha tenido la oportunidad de “disfrutar” de ‘El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado’ (2017), de la cual os hablaré a continuación.

INCISO: Escribo la palabra ‘disfrutar’ entre comillas para evitar parecer un enfermo.

He empezado hablando de la fascinación que siento por este cineasta balcánico. Pero, ¿por qué me fascina? O mejor dicho, ¿qué es lo que me fascina? Muy simple: la capacidad de dominación absoluta de una realidad sumamente perturbadora la cual se convierte, de manera automática, en una realidad cotidiana y normalizada donde todo lo que vemos y oímos nos resulta tan frecuente como el hecho de abrir los ojos cuando nos despertamos a la mañana siguiente. ¿Cómo os habéis quedado? Hasta rima y todo. En fin, hablemos de tragedias griegas.

Y es que de eso va ‘El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado’. Lanthimos construye, a través de una estructura preciosista, una tragedia griega contemporánea explorando, antropológicamente, temas como la religión, la ciencia, la negación de la fe (representada en el personaje de un magnífico Colin Farrell), los lazos familiares, el sexo… En definitiva, todos los temas que abarcan la obra del director griego aderezados, como no, con grandes dosis de violencia y sadismo marca de la casa.

Destacar las geniales interpretaciones del ya mencionado Colin Farrell, Nicole Kidman, y mención especial para Barry Keoghan que, cada vez que hace acto de presencia, se come la pantalla. En líneas generales, todo el reparto está más que correcto.

Dentro del apartado técnico, su fotografía preciosista nos guía de manera lujosa durante sus 120 minutos de duración gracias, en gran parte, a su grandiosa banda sonora que recuerda, irremediablemente, a esa obra maestra que es El Resplandor’ (1980) de Stanley Kubrick.

Ya por último, decir que algunos espectadores pueden sentirse estafados después de visionar este filme. Y puedo llegar a entenderles, de verdad que sí. Pero yo, y esto creo que es irreversible, estoy totalmente entregado a la fascinación que Yorgos Lanthimos ejerce sobre mi persona.

Lo bueno: el hipnotismo de sus imágenes, el reparto, y su banda sonora.

Lo malo: que el espectador pueda desesperarse buscando “algo más”.

Nota: 9/10

Escrita por Fer Zaragoza

Distribuida por Diamond Films
Estreno en 48 cines
Anuncios

La Seducción

Una seducción poco dañina. La directora Sofia Coppola reinterpreta la novela de Thomas Cullinan que ya adaptó al cine Don Siegel con Clint Eastwood en 1971. Esta vez, Coppola vuelve al drama de época para contar la historia de cómo una escuela femenina de Virginia se ve alterada por la llegada de un hombre malherido de la guerra civil americana.

La película cuenta con un reparto excelente capitaneado por Nicole Kidman que vuelve a demostrar la gran actriz que es y lo natural y creíble que puede hacer su personaje. Además, no solo son creíbles las actuaciones sino que, también, la ambientación y el carácter que acoge el film de dureza y disciplina en un momento histórico delicado. Esto lo consigue gracias a su diálogo, la puesta en escena y la elegancia que transmite durante sus 91 minutos, que pasan rápidamente, por los cuales nos dejamos llevar en una historia de tensión sexual, rabia y crudeza. Sin embargo, lo decepcionante de la película es la sensación de que podría haber sido más, es decir, le falta garra, mala baba y más conexión con el personaje de Colin Farrell.

Coppola no desilusiona del todo, pero tampoco sorprende en este film en el que su realización es perfecta pese a ser una seducción que no hace daño y pasa sin pena ni gloria.

Lo bueno: Nicole Kidman.

Lo malo: Kirsten Dunst y su inevitable comparación con la de Don Siegel.

Nota: 6/10

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 193 cines

Animales fantásticos y dónde encontrarlos

animalesUna monstruosidad. Después de 5 años sin la magia de Harry Potter y J.K. Rowling, vuelve el universo mágico que se apoderó de muchas personas y corazones durante mucho tiempo.

Esta vez el argumento es diferente e inventado pues han adaptado una “enciclopedia” de animales escrita por la famosa escritora. Podríamos decir que se han sacado una historia del bolsillo a partir de un libro que no tiene y nos hacen creer que Newt Scamander, un joven mago tiene monstruos guardados en una maleta -similar a Mary Poppins- y un buen día se les escapan algunos y otros de muy peligrosos. Este personaje es interpretado por Eddie Redmayne, un actor en auge que no defrauda en su actuación como tampoco lo hace su actor no-mágico Dan Fogler que le da el toque de humor al film. Por lo que se refiere al resto del reparto, todos hacen su trabajo sin destacar.

Si entramos dentro del análisis, vemos una película con un hilo argumental que va a la deriva y sin rumbo que solo se preocupa de los efectos especiales -más faltaría con 180 millones-. No tiene la misma alma ni magia que tenia Harry Potter -imposible, en parte- y no consigues conectar con ningún personaje. Además, sus más de dos horas y los momentos que intenta emocionar a toda costa -los momentos “ñoñas” les llamo- acaban de destrozar la película que ya de por sí no se aguantaba.

En definitiva, lo mejor que podemos encontrar es una sorpresa que nos tienen guardada con Colin Farrel y lo peor, dentro de lo que cabe, las cinco posibles secuelas.

Nota: 6/10