10×10

La venganza no cabe en una habitación. La directora Suzi Ewing inaugura su filmografía con un ‘thriller’ al estilo de ‘Cube’ (1997) sobre un hombre que secuestra a una mujer y la encierra en una habitación aislada.

Por un lado, el film se alimenta de un argumento sencillo y algo tópico en el género de ‘thriller’ para contar una historia sobre un hombre que busca venganza. Para ello, tiene a Luke Evans y Kelly Reilly como protagonistas: ambos excelentes en sus papeles. También contiene instantes de intriga y suspense y, a nivel técnico, no hay nada que envidiarle, ya que, por ejemplo, sabe sacarle provecho a una fotografía elegante.

Por otro lado, la película tiene sus puntos negativos que no la hacen ser una gran película en el género y que puede pasar muy desapercibido. Por ejemplo, es muy irregular en cuanto a ritmo (y solo dura 86 minutos) y no acaba de situarse dentro del ‘thriller’ y suspense. Además, tiene vueltas de tuerca que dejan claro que pretende jugar con el espectador, pero éste ya se da cuenta de lo que sucede.

Aun así, “10×10” es una ambiciosa película que, como ópera prima, cumple con sus expectativas de entretener, mantener el interés y dejar en bandeja el mensaje que pretende transmitir aunque éste ya esté muy visto.

Lo bueno: sus actuaciones y la violencia que presenta.

Lo malo: la sensación que puede dar mucho más de sí.

Nota: 6/10

Distribuida por Flins y Piniculas
Estreno en 4 cines
Anuncios

La Bella y la Bestia (2017)

Bella y bestia fueron y son. Uno de los mejores clásicos de Disney de la Historia del Cine vuelve a las salas de cine dejando atrás la animación y modernizándose con personajes de carne y hueso. El responsable es Bill Condon, director de nueve películas de todo tipo que, esta vez quiere demostrar que sabe revivir un clásico y puede renacer la sensación que todo amante de Disney tenemos dentro con este particular film.

Para empezar, hay que reconocer que ésta versión no se desmarca de la de dibujos y es una copia casi idéntica pese a tener algunos añadidos que pueden o no convencer al público -personalmente, me gustaron-. Como musical está muy bien y los números musicales están bien encajados a la trama. Todos penetran en tu interior para maravillarte gracias a las grandes canciones y el ambiente que crean que, junto a un magnífico diseño de producción, hacen que el film crezca y estemos viendo como la mítica película de nuestra infancia -para algunos- cobra vida.

Como película es mucho más grande que la de animación y este aspecto puede jugar a favor o en contra según los gustos de cada uno, pero debo admitir que el cambio a personajes reales es para bien y ayuda a volver a sentir lo que sentimos al ver la de animación aunque tenga el saborcillo de “película comercial con muchos efectos”. No obstante, la actuación de Emma Watson está muy sobreactuada, tiene escenas descabelladas, puede tener elementos poco creíbles, es muy ‘cursi’ y el final es espectacular y épico innecesariamente.

En mi opinión, es un buen ‘remake’ que se siente, se goza, emociona, conmueve, incentivará a ver más versiones para los que solo conozcan ésta y, probablemente, sus canciones se tararearán durante días, pero si es cierto que la poca originalidad hará que se recuerde por su modernización y no por su mensaje ya conocido.

Lo mejor: el diseño de producción, las canciones añadidas y Gastón.

Lo peor: su cursilería y su espectacularidad final.

Nota: 7’5/10

Sigue leyendo

La Chica del Tren

chicatrenUna história con fuerza en el papel pero sin alma en el cine. Tate Taylor es el encargado de adaptar este best-seller que deja mucho que desear. El argumento se centra en la desaparición de una chica, motivo por el que la protagonista de esta historia empezará a escudriñar en sus lagunas para recordar qué ocurrió con esa joven.

De toda la película, tan sólo son destacables dos cosas: las actuaciones de Justin Theroux y Emily Blunt durante la última parte, puesto que es el momento en el que adquieren la fuerza que debería haber tenido la película en sí, y los escenarios donde se rueda la acción. Parecen casi creados expresamente para la película. Sin duda, unas muy buenas opciones, descripciones visuales de los lugares que uno imagina mientras leía el libro.

Todo lo demás es un desastre: un diálogo pésimo y repetitivo, unas actuaciones un tanto forzadas, un hilo argumental mal llevado y unos planos que no consiguen lo que pretenden. Debo admitir que los peores minutos son los 30 primeros porque aunque intentes meterte en el filme, no lo consigues hasta prácticamente al final.

En total, un recuento con balance negativo, que da como resultado una película desastrosa, un poco como la mente de nuestra protagonista.

Nota: 4/10

Escrita por Milena