Mentes Poderosas

Una Logan mejorada. La directora Jennifer Yuh coge la idea original de X-Men y la acerca a un público más joven. Y es que el film podría colar como una precuela organizada de la famosa saga, aunque se desmarque en un par de detalles.

La protagonista Amanda Stenberg borda un papel que se queda dentro de lo previsible, aunque le da un toque especial que cautiva al espectador. Stenberg forma una pareja ideal junto con Harris Dickinson, quien acompaña fabulosamente el ritmo de la película. La relación entre ambos me divide, puesto que, aún siendo un tanto forzada, atrapa la química que se respira.

Uno de los puntos fuertes es el humor dosificado que se va filtrando a lo largo del film, creando un ambiente serio pero desenfadado, igual que la pandilla protagonista. Sin embargo, la trama central es -como ya se ha comentado- bastante previsible y parecida a películas a las que empezamos a estar acostumbrados. Dejan de lado la parte que hace distinta ‘Mentes Poderosas’ de otros films: la explicación de cómo y por qué se consiguen los poderes.

El film se centran en el espectáculo visual que conlleva explicar la aventura de los cuatro protagonistas, permitiendo explayarse en esos efectos visuales que atrapan al espectador pero que no dejan mella. En definitiva, un guion convencional, pero muy bien llevado a cabo.

Lo bueno: Los toques de humor del guion.

Lo malo: No poder evitar compararla con otras películas a cada escena.

Nota: 6’5/10

Escrita por Milena Munjé.

Distribuida por 20th Century Fox
Estreno 251 cines

A 47 Metros

A 47 metros bajo el agua. Como cada año tenemos una película sobre tiburones y aventuras marinas para hacer pasar un mal rato al espectador y obligar a alejarnos del mar. Esta vez es el director inglés Johannes Roberts quien nos junta a dos amigas de vacaciones en México dispuestas a vivir experiencias nuevas y, a veces, traumáticas.

Con esta premisa, nos encontramos con un típico argumento y demasiado previsible en un film que recuerda al del año pasado, ‘Infierno Azul’ y nos obliga a compararlos. Si no lo hacemos, tenemos delante una película de aventura en la cual los tiburones no son protagonistas sino, más bien, es la supervivencia el principal elemento. Nada que no hayamos visto anteriormente.

Sin embargo, sí es verdad que tiene momentos muy inquietantes, algunos sustos y escenas imperdibles, pero no deja de ser otra cinta de supervivencia con mucha tensión y que en sus 87 minutos se puede hacer larga. No recomendable para quienes tienen mucho miedo o pánico a las profundidades del mar porque gracias a los efectos especiales hay minutos de auténtico miedo marino.

Lo bueno: las actuaciones de las protagonistas.

Lo malo: se puede hacer larga y no innova en nada.

Nota: 5’5/10

Distribuida por Selecta Visión y Madavenue
Estreno en 165 cines