Last Christmas

‘Last Christmas’ es un tierno y buenrollista cuento de Navidad que ensalza los días navideños gracias a la sobresaliente Emilia Clarke y la comicidad del film.

Título original: Last Christmas
Dirección: Paul Feig
Guion: Bryony Kimmings, Emma Thompson
Fotografía: John Schwartzman
Música: Theodore Shapiro
Reparto: Emilia Clarke, Henry Golding, Michelle Yeoh, Emma Thompson, Lydia Leonard, Patti LuPone, Ingrid Oliver, Rebeca Root, …
Fecha de estreno: 29/011/2019
País: Reino Unido. Duración: 102′. Género: Comedia romántica.
Distribución: Universal Pictures. Cines: 276. Tráiler

Sinopsis: explica la historia de Kate, una mujer joven que suele tomar siempre la decisión menos acertada como haber aceptado un trabajo como elfo de Santa Claus en una tienda exclusivamente de Navidad. Sin embargo, el destino la lleva a conocer a Tom, circunstancia que cambia por completo su vida. Para Kate, todo es demasiado bueno para ser cierto.

El director de Espías, Cazafantasmas (2016) y Un Pequeño Favor propone al espectador empezar las Navidades con esta tierna y buenrollista historia de amor, entre Kate y Tom, rodeados por una ambientación navideña. Luces, árboles, canciones, elfos y Papás Noeles ensalzan este argumento centrado en la vida de Kate, interpretada magníficamente por la carismática Emilia Clarke. En ella se ve reflejado esa persona que no sabe decidir por sí sola, que sus problemas familiares le desestructuran su vida y le hacen depender de otras personas y que tiene problemas con su trabajo. Es un personaje poco original, pero la actuación cómica y seria de Clarke lo hace especial.

El guion de esta película está firmado por Bryony Kimmings y la gran actriz Emma Thompson que encarna el papel de una madre yugoslava, un poco difícil y dura al principio con su hija, pero que, poco a poco, va mejorando su relación. También, más allá de tratar las relaciones familiares de la protagonista, la película contiene momentos pasteleros y demasiado convencionales, y su ejecución no es nada sorprendente. No obstante, no hay que ser exigente al verla y sí disfrutar de la canción de George Michael Last Christmas que, al final, tiene más protagonismo de lo que se puede esperar.

Por lo tanto, Paul Feig no decepciona en esta comedia romántica con críticas al Brexit, sustentada mayoritariamente por Emilia Clarke y su brillante voz, con un guion que alberga alguna que otra sorpresa, convirtiéndose en una opción idónea para ver en el cine por estas fechas.

Lo bueno: Emilia Clarke, sin duda.
Lo malo: se convierte en una comedia romántica más de Navidad.

Nota: 6/10

La Bella y la Bestia (2017)

Bella y bestia fueron y son. Uno de los mejores clásicos de Disney de la Historia del Cine vuelve a las salas de cine dejando atrás la animación y modernizándose con personajes de carne y hueso. El responsable es Bill Condon, director de nueve películas de todo tipo que, esta vez quiere demostrar que sabe revivir un clásico y puede renacer la sensación que todo amante de Disney tenemos dentro con este particular film.

Para empezar, hay que reconocer que ésta versión no se desmarca de la de dibujos y es una copia casi idéntica pese a tener algunos añadidos que pueden o no convencer al público -personalmente, me gustaron-. Como musical está muy bien y los números musicales están bien encajados a la trama. Todos penetran en tu interior para maravillarte gracias a las grandes canciones y el ambiente que crean que, junto a un magnífico diseño de producción, hacen que el film crezca y estemos viendo como la mítica película de nuestra infancia -para algunos- cobra vida.

Como película es mucho más grande que la de animación y este aspecto puede jugar a favor o en contra según los gustos de cada uno, pero debo admitir que el cambio a personajes reales es para bien y ayuda a volver a sentir lo que sentimos al ver la de animación aunque tenga el saborcillo de “película comercial con muchos efectos”. No obstante, la actuación de Emma Watson está muy sobreactuada, tiene escenas descabelladas, puede tener elementos poco creíbles, es muy ‘cursi’ y el final es espectacular y épico innecesariamente.

En mi opinión, es un buen ‘remake’ que se siente, se goza, emociona, conmueve, incentivará a ver más versiones para los que solo conozcan ésta y, probablemente, sus canciones se tararearán durante días, pero si es cierto que la poca originalidad hará que se recuerde por su modernización y no por su mensaje ya conocido.

Lo mejor: el diseño de producción, las canciones añadidas y Gastón.

Lo peor: su cursilería y su espectacularidad final.

Nota: 7’5/10

Sigue leyendo