La Decisión del Rey

El papel de Noruega antes de la Segunda Guerra Mundial. El director noruego Erik Poppe nos trae la historia de los días más cruciales de la historia de Noruega del siglo XX, antes de caer en manos alemanas.

La película demuestra fielmente lo que pasó cuando el ejército de Hitler decidió entrar en Noruega y hacerse con el país escandinavo. Mientras, nos presenta la historia de la família real, una monarquía escogida por el pueblo que trata de huir a Suecia hasta que el mismo rey Haakon VII tuvo que decidir en qué bando quedarse.

Históricamente, el film es muy correcto a lo que sucedió de verdad y es un motivo muy recomendable para verla y aprender con ella pues tiene un tono instructivo y académico acertado. Además, trata temas político-militares que obligan al espectador a introducirse en ese momento tan delicado, al mismo tiempo que intenta hacer una visión introspectiva y psicológica de los personajes, todos interpretados magistralmente.

En su conjunto, Erik Poppe logra contar una historia necesaria, digna de analizar desde los diversos puntos de vista que expone, de manera adecuada y original.

Lo bueno: como narra los hechos históricos y la actuación de Jesper Christensen.

Lo malo: puede no hacerse interesante fácilmente y aburrir en sus 133 minutos.

Nota: 7’5/10

Distribuida por A Contracorriente Films
Estreno en 24 cines
Anuncios

Dunkerque

La angustia de Dunkerque. Uno de los directores más importantes del momento es Christopher Nolan y, después de un viaje interestelar por el espacio aterriza en la Tierra para contar la historia del ‘milagro de Dunkerque’.

Entre el 26 de mayo y el 4 de junio de 1940, en medio de la Segunda Guerra Mundial, más de 300.000 soldados británicos, franceses, belgas y holandeses tuvieron que ser evacuados en la playa de Dunkerque por culpa del rápido avance del imparable ejército alemán. Nolan cuenta esta historia desde diferentes puntos de vista: el aire, la tierra y el mar y, para ello, lo explica con un montaje de los suyos: complejo.

Técnicamente, la película no tiene ninguna objeción pues la fotografía de Hoyte van Hoytema, la banda sonora de Hans Zimmer, las diferentes interpretaciones, entre otros aspectos están perfectamente elaborados. Sin embargo, como aspecto negativo, es cierto que cuesta entrar dentro del argumento y, por momentos, se hace pesada, monótona y muy plana, pero una vez estás dentro no quieres salir. Además, su duración es de tan solo 107 minutos por lo que no da tiempo de aburrirse y, en parte, se agradece. Las escenas bélicas son sensacionales, los instantes introspectivos en los soldados jóvenes hacen que reflexiones y todo en su conjunto es un producto ‘made in Nolan’ que guste o no es digno de ver y gozar -evitad verla en malas condiciones-.

Personalmente, iba con unas expectativas muy altas y no me decepcionó ni a nivel cinematográfico ni histórico aunque investigué sobre la Historia y, al ver la película, no me ha enseñado nada nuevo. Asimismo, reconozco ciertos desaciertos como los ya mencionados, su conclusión y la posible falta de información al espectador.

Lo mejor: el aspecto técnico y las escenas de avión. También su capacidad para abducir al público en cada punto de vista.

Lo malo: el montaje puede jugar en su contra y la innecesaria heroicidad. También la posible falta de información y cuestionamiento histórico del tema

Nota: 7’5/10

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 330 cines

Artículo relacionado con ‘Dunkerque’.

Billy Lynn

580294-jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxxLa dura crítica de Ang Lee. El director oscarizado por ‘Brokeback Mountain’ y ‘La Vida de Pi’ vuelve a la gran pantalla con una historia emotiva, conmovedora, necesaria y real sobre una patrulla del ejército estadounidense que sobrevive a un ataque durante la Guerra del Iraq y son tratados como héroes cuando regresan a casa.

La historia se desarrolla a partir del personaje de Billy Lynn, un joven de 19 años que intentó proteger al sargento del pelotón mientras era atacado por las fuerzas contrarias. Con él nos adentramos en la película ejecutada mediante un montaje desordenado que intenta combinar momentos pasados en la guerra con otros de actualidad. Es aquí donde está la experiencia de Ang Lee para contar este relato que puede descolocar y alejar al espectador o puede sumergirlo para que piense y reflexione en las diversas críticas que proporciona la cinta. Junto con esto, cabe dcir que técnicamente es magnífica ya sea por su puesta en escena, sus actuaciones o su diálogo -contiene algunas frases memorables-.

El film plantea cuestiones interesantes como, por ejemplo, el hecho de ser un héroe, de luchar en una guerra inútil, de hacer un acto de solidaridad y éste se convierte en un espectáculo o, simplemente, el hecho de servir a tu país arriesgando la vida. Asimismo, tenemos tiempo de ver una dura crítica a la sociedad de Estados Unidos en personajes de diferentes rangos: el millonario, la cheerleader, los de seguridad, la hermana, entre otros y pensar en el patriotismo ‘americano’.

En definitiva, Ang Lee presenta una película compleja en la cual podemos encontrar de todo -críticas, guerra, reflexiones-, con un montaje particular y el descubrimiento del actor Joe Alwyn.

Lo bueno: algunas frases, Joe Alwyn y el combinado de críticas.

Lo malo: puede hacerse distante emocionalmente con el espectador.

Nota: 7/10

Sigue leyendo

Operación Anthropoid

antopoidUna operación irregular, pero necesaria. El director británico Sean Ellis presenta su nueva película sobre un suceso relevante de la Segunda Guerra Mundial, en concreto, sobre el asesinato de un hombre esencial de Hitler: Reinhard Heydrich.

Tenemos delante un supuesto thriller político, histórico y bélico, protagonizado por Jamie Dornan y Cillian Murphy, con el cual no empatizas en ningún momento y parece que vaya a la deriva en todo su metraje. Los dos actores son demasiado fríos, sin alma, sin expresión y no puedes creértelos, a excepción de dos o tres momentos en los que el film coge fuerza.

En general, la película es irregular en su ritmo, tensión y en lo que pretende mostrar ya que sabemos todo lo que pasará y no da nada más al espectador que la simple representación mejorable de este acontecimiento.

Se mueve por terrenos convencionales y, pese a que su ambientación y su contexto histórico son correctos, la película no hace justicia suficiente a un momento destacable y tan necesario de la historia nazi.

Lo mejor: sus escenas de acción.

Lo peor: la frialdad que contiene.

Nota: 5’5/10

¿Qué os encontraréis en ‘Operación Anthropoid’?
1. Acción bélica ambientada en la Segunda Guerra Mundial.
2. Entretenimiento irregular, pero no cansa.
3. Una historia necesaria e interesante de saber.
4. Elementos del horror del nazismo.
5. Poca conexión con los personajes.

Hasta El Último Hombre

hastahombreTus ideales ante que la muerte. Diez años han pasado para que Mel Gibson nos vuelva a deslumbrar como director y, lo que más miedo daba era si realmente la espera hubiese valido la pena. Definitivamente, ha vuelto por la puerta más grande.

Esta película tiene dos partes: una primera para explicar, desde un punto de vista antibelicista, la historia de Desmond Doss, un joven que se alistó al ejército de Estados Unidos para salvar vidas, no matarlas y seguir con sus ideales religiosos. La segunda parte se dedica a explicar la batalla de Okinawa de la Guerra del Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial. Gibson tiene dos frentes con los que debe demostrar que es hábil, sabio e inteligente dirigiendo -no sólo actuando- y, como muchos sabemos, jugar a dos frentes pueden ser peligrosos, pero él consigue hacerlo excelentemente.

Con una apabullante actuación de Andrew Garfield -directo a los Oscar-, un guión trabajado y correcto -frases memorables-, una ambientación adecuada, una fotografía sobresaliente que cada plano es importante, unos efectos creíbles y un increíble ritmo que coje la película para que 131 minutos te pasen volando y los goces como nunca lo has hecho, tenemos delante un film bélico mayúsculo, necesario y con muchas ganas no solo de mostrar el horror de la guerra sino hacer pensar al espectador. Sin embargo, no me termina de gustar su final, el trato hacia los japoneses y el uso de banda sonora durante el conflicto, entre otros aspectos, pero en ningún momento le quita mérito a todo lo demás.

La primera parte es totalmente antibélica porque Desmond no quiere coger una arma y quiere ir a la guerra sin tocar ni una porque su religión le prohíbe matar. Con esta premisa, la cinta trata temas como quién es normal y quién está loco, la ética de cada uno y los ideales que uno debe mantener pese a que haya guerra. También quiere enseñar cómo servir para tu país en una guerra anterior y por el simple hecho de haber cambiado de color el uniforme ya no tiene la misma superioridad, quién manda más en una guerra y como una ley puede hacerlo cambiar todo, entre otros aspectos muy valiosos.

Sin duda, ‘Hasta el último hombre’ bebe de películas como ‘La Chaqueta Metálica’, ‘Salvar al Soldado Ryan’ o ‘El sargento York’ y podríamos ascenderla al mismo escalón que todas estas porque, en definitiva, es una obra brillante, ejecutada de la mejor forma y con momentos de todo -preparación militar, guerra, muertes, hospitalidad, heroicidad- para que no solo la disfrutes si no la vivas y pienses en ella durante mucho tiempo. Gracias Mel Gibson para hacer una creación de esta magnitudes y no decaer.

Lo mejor: Andrew Garfield y toda la profunda reflexión que tiene detrás.

Lo peor: puede parecer que hace publicidad bíblica, tiene algunas irregularidades, su epílogo.

Nota: 9/10

Sigue leyendo

Los hombres libres de Jones

jonesInteresante, pero ambigua. El director Gary Ross deja de lado “Los Juegos del Hambre” para centrarse en una historia digna de enseñar sobre la Guerra de Secesión. Para ello cuenta con una interpretación magnífica, una vez más, de Matthew McConaughey quien mediante un acento sureño lleva la batuta y el peso del filme.

Hay elementos curiosos para que el espectador reflexione sobre de lo que se está enseñando, pero el gran problema de la cinta es la ambigüedad entre sí estamos viendo una película bélica o histórica. La trama histórica pretende exponer los hechos acaecidos durante la rebelión y, al mismo tiempo, ser visualmente buena y disfrutable como cine bélico. Sin embargo, en su mezcla no termina de quedar bien y deja mucho que desear en su conjunto ya que hay trozo de una fuerte intensidad, pero otros que aburren o no se aguantan.

Sus primeros 20 minutos -bélicos- son muy buenos, pero decae con el paso del tiempo -exceptuando algunas escenas de acción- y, por si fuera poco, pretende sermonear con el tema de la esclavitud como si no se hubiera tratado ya antes. Contiene alguna reflexión interesante, pero no conectó conmigo cuando debería -discursos para convencer al pueblo- y su diálogo tiene muchas lagunas.

Así pues, la mezcla entre bélico-histórico y mensaje sobre la esclavitud no está del todo conseguida así como su narración y ritmo. No obstante, McConaughey salva -en parte- la película y actúa como nos tiene acostumbrados.

Nota: 6/10

Gernika

gernika-130363359-largeBombardeando Guernica. El director vasco Koldo Serra ha podido tirar adelante un proyecto arriesgado y delicado para llevar a la gran pantalla la representación del bombardeo de Guernica en abril de 1937.

Su idea ha sido explicar el conflicto desde el punto de vista de la propaganda extranjera y, de primeras, no es una mala apuesta, pero muy mejorable. El filme intenta poner de manifiesto la difícil situación de los periodistas de guerra mientras se cuenta la historia real del bombardeo en la ciudad vasca y la de una historia de amor. Por suerte, el romance es una pincelada que se agradece ya que, en ocasiones, llega a ser tan épico como inverosímil. El conflicto está medianamente bien explicado y el bombardeo está muy bien representado mezclando las sensaciones de horror y desesperación. Los últimos 20 minutos son los que esperas desde un comienzo y no decepciona, pero el resto del metraje es mejorable.

Algunas actuaciones son exageradas -exceptuando la de los principales, María Valverde y James D’Arcy-, la música es excesiva, pero exquisita, la narración es simple y la historia se explica bien, pero como por encima. Tengo que reconocer que la historia explicada desde la propaganda es original, muestra muy bien el contraste entre fascistas, soviéticos, republicanos y vascos, la dirección de arte es perfecta y la fotografía hábil.

Su intención es transmitir la importancia de la propaganda de guerra y se interesa más por el drama personal que por el histórico, pero la mezcla no está del todo equilibrada.

Nota: 6/10