Borg/McEnroe

El prudente contra el insensato. En 1980 se celebró la edición 94 de la final del Campeonato de Wimbledon en Inglaterra en la que se enfrentaron Björn Borg y John McEnroe. Este hecho es el que retrata este drama deportivo dirigido por el danés Janus Metz Pedersen.

El director explica esta historia basada en hechos reales con una estructura argumental simple: empieza relatando la vida de los dos personajes hasta que culmina en el partido final. A lo largo del relato, no solo trata de retratar convencionalmente los dos deportistas si no que le añade debates deportivos (con el carácter de McEnroe) o periodístico (el periodismo polémico) que le da un toque especial para salir de lo normal en dramas así.

Shia Labeouf y Sverrir Gudnason son los encargados de encarnar las vidas de cada tenista y ambos los interpretan de manera creíble y adecuada. Sin embargo, el que merece mención a parte es Labeouf quien tiene que mostrar un carácter antideportivo, nervioso, maleducado y grosero a lo largo del film. Asimismo, otro tema relevante es la tensión que se va creando en el relato de sus vidas que termina con el partido de la final, momento más emocionante de la película.

Por lo tanto, el drama/biopic que construye Janus Metz es convencional y no se coloca como de los mejores sobre deporte aunque a lo mejor sí dentro de las películas sobre tenis. Transmite valores deportivos, debates interesantes, esta bien actuado y tiene tintes de thriller deportivo.

Lo bueno: Shia Labeouf y el montaje del partido final.

Lo malo: el desequilibrio en interés entre las dos partes.

Nota: 6’5/10

Distribuida por A Contracorriente Films
Estreno en 117 cines
Anuncios

My Friend Dahmer

Retrato de un asesino. Hace unos días se puso a la venta en Estados Unidos una de las películas que llevaba tiempo esperando: ‘My Friend Dahmer’ (2017) de Marc Meyers, basada en la novela gráfica del mismo nombre escrita por Derf Backderf.

El film es un biopic que nos narra los años de juventud del que sería uno de los mayores asesinos en serie más infames de la Historia: Jeffrey Dahmer. El señor Backderf, quien fue compañero y “amigo” de Dahmer en el instituto, nos narra con una veracidad perturbadora el nacimiento de un monstruo que aterrorizó la ciudad de Milwaukee durante casi dos décadas. Y ahora, su adaptación cinematográfica, nos transporta a finales de los años 70, donde empezó todo.

Estamos ante una película muy curiosa. A pesar de lo morboso de la historia, no encontramos un ápice de violencia visual en las casi dos horas de metraje. Y aunque no lleguemos a encontrar una violencia tan explícita como podría llegar a esperar cualquier persona aficionada del  tema, el filme posee y se mantiene, de manera constante, en una vorágine psicológica-emocional extremadamente dura de violencia; y es esa violencia psicológica la que convierte a este biopic en una pequeña joya del cine de género.

En ‘My Friend Dahmer’, Ross Lynch (antigua estrella infantil de Disney) logra dar vida de forma brillante a un joven Jeff Dahmer en sus años de instituto, dotándolo de una extraordinaria extravagancia y excentricismo que intentan esconder en su personalidad antisocial a un futuro sociópata y depredador humano.

El film nos habla, también, de la influencia de un ambiente propicio y estable a la hora de nuestra formación como seres humanos, por ejemplo, tu situación familiar, los amigos con los que te relacionas, etc y cómo todo ello puede llegar a dinamitar la vida de una persona y lo es aún más cuando ésta se encuentra en una etapa tan determinante como es la adolescencia. Y eso es con lo que nos encontramos aquí: el proceso de creación de un psicópata a través de la mala regulación de las reglas de nuestra sociedad. Podríamos decir que es nuestra sociedad la que, en cierto modo, puede llegar a convertirnos en verdaderos monstruos. ¿No os parece algo irónico?

Nota: 8/10

Escrita por Fer Zaragoza.

Sin distribución en cines

15:17 Tren a París

El aburrido tren de Eastwood. El célebre actor y director Clint Eastwood sigue con sus películas sobre héroes estadounidenses, esta vez contando la historia del 21 de agosto de 2015 cuando tres ciudadanos de Estados Unidos salvaron un tren de un inminente ataque terrorista.

Con este simple argumento, Eastwood explica al espectador la vida de los tres personajes principales, desde su infancia hasta el momento del frustrado ataque terrorista, dedicando un tiempo irregular y desequilibrado a la vida individual de cada uno, y explicando el inicio y el final de su viaje por Europa. Todo esto se resume en un relato de 94 minutos que se convierte en un viaje largo, aburrido y pesado, sin acción ni nada entretenido en el que solo es intrigante sus últimos diez minutos.

Uno de los logros del film es que los tres personajes están interpretados por ellos mismos, es decir, no son actores profesionales y demuestran que saben hacer creíble sus papeles, pero no le podemos pedir menos a una historia así. Con esto, no nos queda otra que valorar positivamente sus aspectos técnicos, pero que prácticamente nada levanta una película de la que se podría haber sacado un thriller dramático si no se hubiese dado importancia al patriotismo y al heroísmo.

Lo bueno: los protagonistas.

Lo malo: que forme parte de la filmografía de Eastwood.

Nota: 5/10

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 88 cines

Los Archivos del Pentágono

Los papeles de Hanks y Streep. Dos grandes personajes de la Historia del Cine, Tom Hanks y Meryl Streep, se juntan por primera vez para explicar la historia de los papeles del Pentágono que reveló el New York Times y, después, The Washington Post, sobre secretos que escondía el gobiernos estadounidense acerca de la guerra del Vietnam. Una historia necesaria y realmente interesante que es explicada y dirigida por otro de los grandes personajes de la Historia del Cine, Steven Spielberg, que dota al filme de calidad, seriedad y elegancia que la eleva a una de las grandes películas del momento.

Al leer el argumento podríamos pensar que es otra película más sobre periodismo, basada en hechos reales y que quiere convertir en imágenes esas historias de Estados Unidos que se traspapelaron, pero no, ‘Los Archivos del Pentágono’ no es así. Tiene un metraje de 116 minutos, una fotografía de Janusz Kaminski extraordinaria que incomoda y te traslada a cada momento del film, una banda sonora firmada por John Williams que recuerda a ‘Nixon’ o ‘Lincoln’ con las melodías adecuadas a cada instante, y un guión extraordinario perfectamente hilvanado que lo complementa el poderío que le da Streep, Hanks y sus compañeros para convertir un drama en un auténtico thriller político inquietante.

Personalmente, cuando vi la película iba con la sensación de ver un drama político que se me hiciera interesante, que me explicase algo que no supiera, y estuviera bien explicado y que me sorprendiese o me emocionara. Spielberg consigue meterme dentro de la historia rápidamente en medio de un documental, un drama y un thriller perfecto en cada momento, sin aburrirme y haciéndome partícipe de los sucesos que ocurren. Esta creación se aleja de ese casi desastre ‘Mi amigo el Gigante’ y asciende la filmografía del director haciendo pequeña cualquier película sobre política que exista en el momento, dejando un sabor de boca extraordinario con un elegantísimo homenaje al periodismo.

Lo bueno: la dirección y el guión. Y, claro, Tom Hanks, Meryl Streep y todo el equipo que los acompaña.

Lo malo: puede que el ritmo se haga eterno a según que espectador, pero lo malo es que no haya más historias así, contadas de esta manera.

Nota: 8’5/10

Distribuida por Entertainment One
Estreno en 330 cines

The Disaster Artist

Lo bueno se hace esperar. Y eso es justo lo que debieron inculcarle al joven James Franco que no sólo protagoniza la excelente “The disaster artist” sino que también se atreve colocándose detrás de la cámara.

“The Disaster Artist” supone la adaptación del libro de Greg Sestero que habla sobre la producción de una de las consideradas peores películas de la historia, “The Room”, dirigida y protagonizada en el año 2003 por Tommy Wiseau. Estamos ante un biopic distinto, fresco y que, a pesar de saber cómo acabará, no podemos evitar sentir esa emoción que el buen cine logra a medida que se va acercando el final.

Una película debe tener un muy buen comienzo y un mejor final. Este es el caso de “The Disaster Artist”, que con sus primeros minutos de testimonios no sólo aporta originalidad sino que además ya dibuja una sonrisa en la cara del espectador avisándole de la maravilla que le espera. 

El sentido del humor que inserta James Franco en su película es de lo mejor de la cinta, un humor inteligente y en ningún momento forzado (cosa que podría haber ocurrido por el personaje interpretado por aquél). Su casting ha sido uno de los grandes aciertos: no nos podemos imaginar a otro que no sea James Franco como Wiseau, Dave Franco está simplemente brillante y sus secundarios como Seth Rogen son piezas esenciales para elevar esta comedia que sin duda podría ser la definitiva de este 2017.

“The Disaster Artist” logra ser un biopic desternillante, original, fresca y que en ningún momento pierde al espectador por el camino. Con esta cinta James Franco demuestra ser un auténtico valiente, de aquellos que no deberían dejar de serlo de aquí en adelante. Gracias, señor Franco. El cine se lo agradece.

Lo mejor: James Franco y los momentos de rodaje.

Lo peor: Que al ser un biopic la gente no apueste por ir al cine.

Nota: 9/10

Escrita por Gabriela Rubio

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 124 cines

Detroit

La indignación de Bigelow. La célebre directora de películas como “En Tierra Hostil” o “La Noche Más Oscura” vuelve a las salas de cine con una apuesta ambiciosa, interesante y decidida a indignar al público. En esta película deja las bombas y el terrorismo para adentrarse en la ciudad de Detroit en julio de 1967 cuando se disputaba una auténtica guerra civil.

Nada más empezar la película, ya sabemos que nos encontraremos porque Bigelow nos tiene acostumbrados a un trabajado y buen cine a nivel técnico. La nerviosa puesta en escena del film es la gran protagonista ya que sus idas y venidas desquician y hacen estar en tensión constantemente. Además, las actuaciones del elenco actoral son muy correctas, sobretodo la de Will Poulter, responsable de que salgas de la sala de cine queriendo su muerte. Y, si lo miramos en un tono histórico, vemos que la directora ha querido representar fielmente esa Detroit de años 60 donde el racismo, en según qué cuerpos de seguridad, y en la misma sociedad existía. 

Sin embargo, con Bigelow siempre hay ‘peros’ y, en esta ocasión, remarco como negativo su innecesaria duración de 143 minutos, su intención de indignar hasta que te sientes obligado a hacerlo, y su irregularidad en ritmo y provocación. Personalmente, me esperaba una película más dinámica y diferente, pero es una más dentro del género del drama racial. 

Lo bueno: Will Poulter.

Lo malo: su inexplicable duración y que no vaya más allá de lo que cuenta.

Nota: 6/10

Distribuida por Entertainment One
Estreno en 215 cines

Barry Seal: El Traficante

Viviendo la vida con Barry Seal. Una vida aparentemente perfecta con família, dinero, una buena casa donde vivir, relaciones sociales importantes y trabajo fijo. Esta es la vida real de Barry Seal, un piloto de aviones que pasó a ser trabajador de la CIA, traficante de droga y armas, más tarde formó parte de la DEA e incluso de la Casa Blanca.

Doug Liman es quien lleva al cine esta historia interesante y curiosa de conocer sobre un hombre corriente que pasó de tener una vida rutinaria a una millonaria hasta el punto de no saber dónde poner el dinero. Cuenta con Tom Cruise quien deja los papeles de acción que lleva años interpretando para revivir su personaje dramático y hacer una de las mejores actuaciones en años. Y, a una buena interpretación y una interesante historia le añadimos unos 114 minutos de entretenimiento -a veces irregular- y, también, unas constantes críticas repletas de una fina ironía a Estados Unidos y a sus instituciones.

Con todo esto, nos da el resultado de una buena y más que recomendable película que no hace daño ver por todo lo que da al espectador y un pedazo de lección de Historia muy analizable.

Lo bueno: Tom Cruise, sus críticas y que sea una historia real.

Lo malo: el ir y venir puede ser desconcertante.

Nota: 7’5/10

Distribuida por Universal Pictures