1917

‘1917’ es un viaje onírico, en el que la realidad desgarrada por la guerra se parece más a un mundo de pesadillas que a la realidad.

Título original: 1917
Dirección: Sam Mendes
Guion: Sam Mendes, Kristy Wilson-Cairns
Fotografía: Roger Deakins
Música: Thomas Newman
Reparto: George MacKay, Dean-Charles Chapman, Mark Strong, Richard Madden, Benedict Cumberbatch, Colin Firth.
Fecha de estreno: 10/01/2020
País: Reino Unido. Duración: 119′. Género: Bélico.
Distribución: Universal Pictures. Cines: 376. Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de dos jóvenes soldados británicos, Schofield y Blake, quienes reciben una misión aparentemente imposible. En una carrera contrarreloj, deberán atravesar el territorio enemigo para entregar un mensaje que evitará un mortífero ataque contra cientos de soldados, entre ellos el propio hermano de Blake.

Una anécdota castrense de su abuelo es todo lo que ha necesitado Sam Mendes para rodar la que quizá sea una de las películas bélicas mejor rodadas de la historia. Con 1917, su décima película, el director británico regresa al cine bélico para ofrecer una visión realista de la guerra, como ya hizo en Jarhead en 2005. La película es una experiencia inmersiva total, grabada con lo que parece ser una única toma que permite al espectador adentrarse en las trincheras del frente occidental durante el decisivo año de 1917.

Su metraje intenso y vibrante, pero no por ello frenético ni caótico, crea un conjunto de altísima factura junto con el apartado visual en el que el film se consagra como un nuevo hito del cine bélico. Un mérito que se debe al impecable trabajo de Roger Deakins como director de fotografía y a la excelente recreación de la vida en las trincheras y los extensos kilómetros de tierra de nadie. La construcción de escenarios es soberbia y detallada, excelente en el retrato de lo que realmente es la guerra: barro, agua sucia, alambres, cadáveres en descomposición, ratas y hedor a muerte. Un viaje onírico, en el que la realidad desgarrada por la guerra se parece más a un mundo de pesadillas que a la realidad. Otto Dix en la gran pantalla. Y todo esto aderezado con la tensa música de Thomas Newman que se funde con el implacable viaje por las trincheras de los dos protagonistas.

Sin ser su punto fuerte, el argumento nos cuenta una historia sobre la supervivencia del hombre y el sinsentido que es la guerra. Aquí no hay banderas, discursos gloriosos ni exaltaciones del martirio. Mendes tampoco profundiza en el desarrollo de los personajes ni busca una emotividad vacía. Es una historia a contrarreloj sobre dos compañeros con una misión clara: evitar otra masacre (más). Unos notables George MacKay y Dean-Charles Chapman cargan con el peso interpretativo de la película, participando en una historia que se desenvuelve con naturalidad y en la que el espectador es el tercer acompañante.

En conclusión, 1917 es un filme impecable que merece ser disfrutado por todo lo alto en la sala de cine, ese altar particular de los que amamos el séptimo arte. La película destaca no tanto por su dramatismo, sino por la creación de una experiencia inmersiva magistralmente rodada y visualmente sobrecogedora. Verla es lo más parecido a viajar en el tiempo que vamos a poder experimentar en una sala de cine y lo es gracias al buen hacer de Sam Mendes. Por cierto, atención al guiño (musical) a Senderos de Gloria de Kubrick.

Lo bueno: Un espectáculo inmersivo único sobre la Primera Guerra Mundial. Puro cine.
Lo malo: Poco margen para el desarrollo de los personajes.

Nota: 9,5/10

Escrita por Alexandre Lavado.

Unamuno, Amenábar y el duelo a garrotazos (Parte 2)

Por: Alexandre Lavado i Campàs

Foto: ABC

Hace unas semanas publicamos la primera parte de un extenso artículo escrito por Alexandre Lavado que trataba sobre la figura de Miguel de Unamuno en la película Mientras Dure La Guerra de Alejandro Amenábar. En esta segunda parte se centra en el otro personaje clave: Francisco Franco. Sigue leyendo

Mientras Dure La Guerra

‘Mientras Dure La Guerra’ es un filme serio y convincente, que explica a través de la gran pantalla sucesos que debemos conocer para aprender del pasado y comprender el presente.

2719939Título original: Mientras Dure La Guerra
Dirección:
 Alejandro Amenábar
Guion: Alejandro Amenábar, Alejandro Hernández
Fotografía: Alex Catalán
Reparto: Karra Elejalde, Eduard Fernández, Santi Prego, Nathalie Poza, Patricia López, Luis Zahera, Luis Bermejo, …
Fecha de estreno: 27/09/2019
País: España. Duración: 107′. Género: Drama.
Distribución: Buena Vista International. Cines: 283. Tráiler.

Sinopsis: explica los primeros compases de la Guerra Civil Española, de julio a diciembre de 1936, desde los ojos del célebre escritor Miguel de Unamuno. Tras ganarse la enemistad de la República apoyando al bando sublevado ––convirtiéndose así en la referencia intelectual de los insurrectos––, a medida que avanza el conflicto empieza a cuestionar su posición y sus principios cuando advierte de primera mano la verdadera naturaleza de la ideología de los rebeldes.

De la mano de uno de los intelectuales más lúcidos y a la vez contradictorios de la España moderna, Alejandro Amenábar nos muestra el inicio de un conflicto fratricida que derivó en la página más negra de la contemporaneidad española con la dictadura franquista. Lo que el director trata de mostrar al espectador es la vigencia y actualidad de los sucesos acaecidos en ese periodo, y cómo la sombra de la Guerra Civil y del Franquismo forman parte de un legado que es necesario recordar, pero no acoger ni extender sus raíces.

El filme es un retrato extraordinario y fidedigno de los primeros meses de la guerra. No necesita cubrirse de un manto de sangre o visibilizar la dureza del conflicto para conmover, pues la cinta logra consternar a través de una atmósfera triste y trágica característica de la guerra entre ciudadanos de un mismo país, circunstancia que acentúa su sentido funesto bajo un cielo plomizo.

El discurso de Unamuno en el paraninfo de la Universidad de Salamanca ante los sublevados es con toda probabilidad el momento de más actualidad y donde reside el espíritu de la cinta. El espectador abrigará la convicción de que casi nada ha cambiado: desde la criminalización a catalanes, vascos y comunistas (la llamada Anti-España o los “malos españoles”) a ése espíritu rancio, propio de los extremos, envuelto bajo el grito de “Arriba España”, propio de las mentes menos lúcidas y vacías de contenido, perfectamente representado en la figura de Millán Astray.

De esta forma, Amenábar consigue dejar patente su mensaje: la irreconciabilidad de los dos bandos (representado en las discusiones entre Unamuno y Salvador Vila) y que alude a la confrontación izquierdas-derechas en el presente, o el fascismo instalado en Europa bajo los regímenes fascistas en Italia y Alemania, lo que en la actualidad es equiparable a la aparición de la derecha radical en España, previo repunte en Europa.

La actuación del elenco de actores es portentosa. Mención aparte merecen Karra Elejalde (Unamuno) y Eduard Fernández (Millán Astray). Ambos representan dos idiosincrasias opuestas y enfrentadas, la del general, que alberga la acción, y la del intelectual, que abriga la razón.

Con todo, Amenábar logra un filme serio y convincente, que explica a través de la gran pantalla sucesos que debemos conocer, lo que proporciona un elemento didáctico: aprender del pasado para comprender el presente. El objetivo de Amenábar no es tanto explorar la barbarie en forma de violencia inusitada, sino cómo germina en política un fenómeno tan destructivo como el fascismo sin casi darse cuenta. Convence y persuade.

Lo bueno: el elenco de actores, la atmósfera del filme y la necesidad del cine de época.
Lo malo: la polémica que ha generado antes de salir a la luz.

Nota: 8/10

Escrita por Sergio Gavilán.