Sobibor

‘Sobibor’ es un drama intenso sobre un hecho ya llevado, anteriormente, al cine y de mejor manera, con otro enfoque algo cuestionable.

Título original: Sobibor
Dirección: Konstantin Khabenskiy
Guion: Anna Chernakova, Michael Edelstein, Ilya Vasiliev
Música: John Powell
Fotografía:Ramunas Greicius
Reparto: Konstantin Khabenskiy, Christopher Lambert, Mariya Kozhevnikova, Michalina Olszanska, …
Fecha de estreno: 01/03/2019
País: Rusia. Duración: 119′. Género: Drama, Bélico.
Distribución: Flins y Piniculas. Cines: ?. Tráiler

Sinopsis: explica el alzamiento que organizaron los prisioneros del campo de exterminio Sobibor el 14 de octubre de 1943 y que se etiquetó como el ‘mayor levantamiento en un campo de concentración’.

Volvemos a tener la historia que marcó el curso del campo de exterminio de Sobibor, relato ya llevado al cine en 1987 (‘La Escapada de Sobibor’) y el documental de Claude Lanzmann ‘Sobibor, 14 de octubre 1943, 16h’. En esta ocasión, el director y actor ruso Konstantin Khabenskiy da su visión acerca de este hecho combinando la dirección y la actuación del protagonista Sasha. Su trabajo es correcto en ambos aspectos porque la película trabaja muy bien el dramatismo y la parte bélica para que llegue al espectador.

Sin embargo, mientras visualizas la película, personalmente, me da la sensación que no me cuenta toda la historia porque me da una visión algo parcial. Su intención es enfatizar esos momentos de lucha de los prisioneros contra las SS y, a éstos, caricaturizarlos como monstruos, algo que me lleva a pensar que como drama da la talla, pero como documento histórico es dubitativo. Por lo tanto, el público encontrará lo que ya se espera: escenas duras y difíciles de digerir, intensidad hasta el final y, al fin y al cabo, un homenaje a todos los prisioneros que se alzaron. Si se pretende vivir la historia y aprender de ella, en este último caso, mejor que consulte un libro.

Lo bueno: en el aspecto dramático logra ser intenso y llegar al espectador.
Lo malo: la sensación de que no lo explica todo o lo hace a medias.

Nota: 6/10

El Capitán

Hasta dónde puede llegar el instinto de supervivencia. El director alemán Robert Schwentke deja el cine comercial ‘hollywoodiense’ de la saga “Divergente” para cambiar de registro, adentrándose en una historia real de la Segunda Guerra Mundial.

La película explica la historia de Willi Herold o “El Verdugo de Emsland”, un soldado de 19 años que, al final de la Segunda Guerra Mundial, se hizo pasar por un capitán de la Luftwaffe al encontrar un uniforme. A partir de entonces reunió a un equipo de desertores para matar y saquear, haciendo uso de su poder.

Con este argumento, el film nos propone seguir la mentira del capitán Herold mientras él y su grupo se van encontrando a otros generales. Para ello, Max Hubacher es el responsable de interpretar a Herold de manera creíble para que, mediante pequeños detalles, nos creamos todas sus acciones y reacciones. Gracias a él, el espectador entra en una pesadilla histórica con imágenes impactantes que nos enseña hasta dónde nos lleva nuestro instinto de supervivencia.

Schwentke logra hacer de una historia desconocida, un relato muy interesante sobre la condición humana con una fotografía soberbia y una intensidad adecuada para mostrarnos otra visión de la guerra. Parece una película más sobre el Holocausto y el nazismo, pero quedará en el recuerdo como la historia de un desertor que quiere sobrevivir mintiendo y abusando de su poder en una Alemania derrotada.

“El Capitán” es una película de detalles que cuenta una historia dispuesta a crear reflexiones en el espectador sobre la peor imagen del ser humano, en todos sus sentidos.

Lo bueno: su fotografía y que la historia sea filmada.

Lo malo: que no se conozca su historia ni se piense sobre lo sucedido.

Nota: 8’5/10

Distribuida por Karma Films
Estreno en 37 cines

Red de Libertad

Libertad y esperanza. Dos de los conceptos principales que definen esta película española dirigida por Pablo Moreno quien nos explica la increíble y arriesgada historia de Helena Studler. Esta mujer, Hermana de la Caridad, decidió crear una red de cooperación, con los ciudadanos de Metz, para liberar a los presos de los campos de concentración nazis y darles una oportunidad.

La película mantiene la atención del espectador en los sucesos del pueblo francés durante todo el metraje, no solo en los actos de Helena sino en la cotidianidad y quehaceres de los habitantes -es donde más acierta-. Assumpta Serna es la encargada de dar vida a este personaje de manera creíble y de adentrarnos en un relato interesante en el que luchar por unos principios propios es primordial. No obstante, el film tiene momentos aburridos, la representación de los nazis es mejorable, abusa de escenas lacrimógenas y tiene diálogo y secuencias sobreactuadas.

Aun así, es de admirar que lleven a la gran pantalla esta historia, y con el bajísimo presupuesto hayan podido realizar este resultado que, tiene aires propagandísticos a nivel religioso, pero que no falla en los instantes más importantes.

Lo bueno: Assumpta Serna y los valores que transmite.

Lo malo: la sensación de que podría haber sido mejor llevada con más presupuesto.

Nota: 6/10

Distribuida por ProyecFilm
Estreno en 70 cines

Paraíso

El paraíso del Holocausto. El director ruso Andrei Konchalovsky estrena nueva película en su extensa filmografía en la que adentra al espectador en tres historias distintas perfectamente entrelazadas en medio de la Segunda Guerra Mundial.

No es una película bélica ni de acción sino un drama muy lento, pausado y en blanco y negro que recuerda a “Ida” de Pawel Pawlikowski porque es un viaje al más allá y a las entrañas de los campos de concentración desde un punto de vista reflexivo, pensativo y delicado. Propone diversos juicios morales y está maravillosamente actuada.

El film nos muestra tres perspectivas: la del soldado nazi de las SS, una mujer aristócrata rusa encarcelada y, posteriormente, deportada en un campo de exterminio y el funcionario francés que investigará su caso. Tres personajes que reflexionan sobre su conducta. Tres visiones, tres nacionalidades, tres países enfrentados durante este conflicto que devastó Europa.

El punto más débil del film es que es fácil reconocer su trampa o sorpresa, pero no quita mérito al ejercicio que nos enseña Konchalovsky a través de las imágenes que obligan al espectador a pensar más allá de lo que la imagen revela.

Lo bueno: sus mensajes.

Lo malo: si no se sabe qué se verá puede aburrir y adormir.

Nota: 7’5/10

Sigue leyendo

Negación (Denial)

Negando lo innegable. El director británico Mick Jackson nos enseña uno de los juicios más importantes del siglo XX sobre la Segunda Guerra Mundial en el que se pone en cuestión la negación del Holocausto a través de la denuncia de David Irving -un negacionista admirador de Hitler- a Deborah Lipstadt -historiadora judía-. 

Una película que no sólo pone de manifiesto el choque entre dos ideologías o pensamientos sino que va más allá incidiendo en el papel del historiador, la argumentación y la investigación para demostrar que el Holocausto sucedió e incluso induce en el papel del juez, del abogado y de la estrategia de defensa en un juicio.

Es un drama judicial algo convencional, pero muy potente ambientado en los años 90 con diálogos buenos y algunas frases memorables que no solo quiere indignar al espectador sino crear en él la pregunta que pasea durante todo el metraje. Rachel Weisz está estupenda como Mrs. Lipstadt, pero todavía más Timothy Spall como Mr. Irving. Ambos están creíbles en sus papeles y convencen al espectador de las ideologías y teorías que defienden.

Personalmente, pienso que pasará como un drama más, pero es altamente recomendado no solo por la representación de la figura de historiador y el abogado sino porque realmente incita a hacernos un juicio moral en nuestras cabezas y contemplar cómo se desarrolla una historia verídica con símbolos y momentos dignos de admirar. Otra mirada imperdible a ‘La Solución Final’ de Hitler.

Lo mejor: el elenco interpretativo, el diálogo y la representación del historiador.

Lo peor: su convencionalidad y su comparación con otros dramas judiciales históricos.

Nota: 8/10

Sigue leyendo

El Hijo de Saúl

hijosaulLa sangre de Auschwitz. El argumento basado en la Segunda Guerra Mundial y el horror en los campos de concentración durante el holocausto está muy exprimido a estas alturas, pero siempre hay alguna película que destaca por su originalidad u otro modo de enfocar la historia. Eso es ‘El Hijo de Saúl’ de László Nemes, director húngaro que consiguió llevar a lo más alto este filme intimista, psicológico y moral sobre un prisionero judío encargado de limpiar las cámaras de gas.

La vida de la película es la supervivencia moral que el protagonista debe encontrar para tener algo por lo que luchar y no morirse de pena. La virtud está en la originalidad del filme por tener como hilo conductor esta búsqueda moralizadora en un niño, supuestamente hijo del principal. Y, la gloria de la cinta sería compaginar esta idea original con la explicación mediante el horror de Auschwitz de la psicología del protagonista y su lucha por no morir moral ni físicamente. Con todo esto, tenemos una película bien interpretada por Géza Röhrig y perfectamente ambientada, una fotografía realmente buena y, en general, dispuesta a explicar una historia sin hacer un ‘dramón’ de lo que es la crueldad y la barbaridad en los campos con un aire desgarradoramente silencioso e intimista.

No obstante, pienso que abusa demasiado con el tema del niño y acaba perdiéndose en su forma de hilvanar la historia así como su final ambiguo. Aun así, es digna de reflexionar y pensar en ella más allá de lo que muestra y gozar de algunos detalles agradables como su conclusión misma.

Nota: 7’5/10