Fast & Furious 8

Tenemos gasolina para rato. La familia de Dominic Toretto vuelve una vez más con mucha más acción, más efectos, más escenas sorprendentes, más personajes, una nueva historia y una película más de la saga que, para mi, es mejor que la séptima.

Este tipo de creaciones debemos encasillarlas en su género y valorarlas según sus propósitos y puntos fuertes, es decir, no nos encontraremos un diálogo perfecto ni muchos mensajes reflexivos. Con esta película debemos disfrutar viéndola en el cine -en casa pierde mucho- y sabiendo lo que nos vamos a encontrar. En concreto, esta octava entrega nos deleita con una historia típica y muy previsible con una antagonista excelente que es Charlize Theron.

Como todas las otras, tiene sus fallos y momentos poco creíbles, pero si vamos sin prejuicios pensaremos que hemos visto una buena película de acción y muchas ‘ostias’ donde los coches ya no son los protagonistas. En comparación con la séptima, personalmente me gusta más la nueva entrega porque tiene más historia y menos espectacularidad por lo que juega a su favor. Además, tiene frases e instantes buenísimos con Jason Statham y el típico humor de siempre de Tyrese Gibson que se agradece.

‘Fast and Furious 8’ es absolutamente lo que queremos si buscamos lo que hay que buscar. Se han vuelto a superar.

Lo bueno: momentos de Jason Statham y la superación sin exceso.

Lo malo: desaprovechado Kurt Russell y los típico en esa saga.

Nota: 6/10

Sigue leyendo

Billy Lynn

580294-jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxxLa dura crítica de Ang Lee. El director oscarizado por ‘Brokeback Mountain’ y ‘La Vida de Pi’ vuelve a la gran pantalla con una historia emotiva, conmovedora, necesaria y real sobre una patrulla del ejército estadounidense que sobrevive a un ataque durante la Guerra del Iraq y son tratados como héroes cuando regresan a casa.

La historia se desarrolla a partir del personaje de Billy Lynn, un joven de 19 años que intentó proteger al sargento del pelotón mientras era atacado por las fuerzas contrarias. Con él nos adentramos en la película ejecutada mediante un montaje desordenado que intenta combinar momentos pasados en la guerra con otros de actualidad. Es aquí donde está la experiencia de Ang Lee para contar este relato que puede descolocar y alejar al espectador o puede sumergirlo para que piense y reflexione en las diversas críticas que proporciona la cinta. Junto con esto, cabe dcir que técnicamente es magnífica ya sea por su puesta en escena, sus actuaciones o su diálogo -contiene algunas frases memorables-.

El film plantea cuestiones interesantes como, por ejemplo, el hecho de ser un héroe, de luchar en una guerra inútil, de hacer un acto de solidaridad y éste se convierte en un espectáculo o, simplemente, el hecho de servir a tu país arriesgando la vida. Asimismo, tenemos tiempo de ver una dura crítica a la sociedad de Estados Unidos en personajes de diferentes rangos: el millonario, la cheerleader, los de seguridad, la hermana, entre otros y pensar en el patriotismo ‘americano’.

En definitiva, Ang Lee presenta una película compleja en la cual podemos encontrar de todo -críticas, guerra, reflexiones-, con un montaje particular y el descubrimiento del actor Joe Alwyn.

Lo bueno: algunas frases, Joe Alwyn y el combinado de críticas.

Lo malo: puede hacerse distante emocionalmente con el espectador.

Nota: 7/10

Sigue leyendo

xXx: Reactivated

xxxreVuelven los Triple X. La misión creada por Augustus Gibbons ha vuelto a activarse para hacer saltar al espectador de la butaca y para que goce de un espectáculo visual repleto de explosiones, escenas de acción trepidante, violencia y, esta vez, muchas chicas.

D. J. Caruso es el encargado de dirigir este proyecto hecho solamente para entretener y pasar los minutos con las peripecias de Vin Diesel quien sigue estando en su salsa actuando como Xander Cage. Comparada con las otras dos películas de la saga, ésta es más surrealista porque contiene más momentos sin ningún tipo de credibilidad así como, también, algunos errores imperdonables.

Su objetivo es bien claro: entretener durante los 107 minutos con acción extrema y una música agotadora. Puede gustar a quien esté acostumbrado a ver este tipo de películas, pero podríamos decir que al cine no le hacía falta esta tercera parte. El único aspecto que me gustó fue ver a todos los personajes juntos -menos la presencia de Neymar Jr. que es prescindible y, en general, la historia hace aguas-, y, en pocas palabras, es como si juntaras ‘Los Mercenarios’ con ‘Fast and Furious’.

Lo bueno: una o dos escenas y alguna frase de humor.

Lo malo: el resto.

Recomendable para esas personas que les guste este género de acción sin ninguna intención de incidir en la mente del espectador.

Nota: 4/10

Sigue leyendo