Vengadores: Infinity War

Thanos ha venido para quedarse. Volvemos a tener en el cine una nueva superproducción de Marvel Studios y de la saga de los “Vengadores”, los cuales esta vez lo pasarán mal con el malvado Thanos.

Los hermanos Russo firman una vez más la dirección de esta nueva entrega en la que el espectador encontrará todo lo que quiere ver: espectáculo, entretenimiento, humor y la típica batalla de buenos contra malo. Y así lo da en bandeja el film durante sus 156 minutos que pasan volando junto a un disfrute visual apabullante.

El verdadero logro que tiene esta película es hacer caber en un mismo producto todos los personajes que aparecen y explicarlo bien. El hilo argumental es contar diferentes historias paralelas que, a mitad de metraje, se entrelazan entre ellas, mientras van dando al público batallas épicas y de pelos de punta. Todo ello manteniendo el miedo que hay por Thanos y de conseguir las gemas.

Al final, el resultado es una gran superproducción monumental y espectacular que transmite al espectador diferentes sensaciones, una de ellas la de miedo por el malvado Thanos, que por fin es un auténtico antagonista, y, también, las ganas de ver más a todos estos superhéroes juntos. Los hermanos Russo y todo el equipo han conseguido una gran hazaña que parecía imposible: realizar la culminación perfecta de años de películas y superhéroes.

Lo bueno: Thanos.

Lo malo: que no tenga nada más profundo que el mero argumento ya conocido y los personajes de los ‘Guardianes de la Galaxia’.

Nota 7’5/10

Distribuida por Disney España
Estreno en 398 cines
Anuncios

Ready Player One

El videojuego de Spielberg. El mítico y célebre director de cine, Steven Spielberg vuelve a las salas de cine dos meses después de estrenar “Los Archivos del Pentágono” con la adaptación del libro de Ernest Cline, “Ready Player One”.

La historia se centra en la vida de Wade Watts en un futuro distópico. Este chico, interpretado adecuadamente por Tye Sheridan, es el encargado de guiar al espectador por el mundo de “Oasis”, un mundo virtual propio de un videojuego. Y aquí reside una de las virtudes del film porque el guión y la manera como se cuenta la historia es apropiada, ya que conecta con el espectador desde los segundos iniciales de la película y no lo deja hasta pasados los 140 minutos con total entretenimiento.

Por otro lado, tenemos una creación con múltiples referencias a las modas ochenteras y una música de Alan Silvestri precisa a cada instante que incentiva la sensación de estar viajando en un videojuego al mismo tiempo que te cuenta una historia interesante y curiosa. No obstante, una de las pocas objeciones que tiene el film es que su primera hora es mucho mejor que la segunda y, a este desequilibrio en ritmo e interés, le añadimos que hay instantes en los cuales procura hacer más homenajes que proseguir con la historia.

Aun así, Steven Spielberg vuelve a dejarnos con la boca abierta con esta película que se aleja de la formalidad para coger al espectador y trasladarlo en un futuro increíble para hacernos gozar del paseo por Oasis mientras nos plantea algunas reflexiones que, más de uno se las habrá planteado.

Lo bueno: tiene todo lo que debe tener un estupendo ‘blockbuster’, su espectáculo y tiene momentos memorables.

Lo malo: quien busque una historia profunda se decepcionará.

Nota: 8/10

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 341 cines