Géminis

‘Géminis’ es una película recomendable si tienes un día de aquellos flojos donde no te apetece ver nada más que persecuciones, acción y tiros por doquier.

Título original: Gemini Man
Dirección: Ang Lee (La Vida de Pi, Billy Lynn)
Guion: David Benioff, Darren Lemke, Stephen J. Rivele, Christopher Wilkinson, Andrew Niccol, Billy Ray.
Fotografía: Dion Beebe
Música: Lorne Balfe
Reparto: Will Smith, Clive Owen, Mary Elizabeth Winstead, Benedict Wong, Linda Emond, Kenny Sheard, Ralph Brown, …
Fecha de estreno: 11/10/2019
País: Estados Unidos. Duración: 117′. Género: Acción.
Distribución: Paramount Pictures. Cines: 339. Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de cuando Henry Brogan decide dejar su carrera como asesino a sueldo para el gobierno estadounidense, descubre cómo un misterioso agente, que parece ser una versión joven de él, le persigue con el objetivo acabar con su vida. Comenzará así una lucha entre dos “iguales”, entre la experiencia y la intrepidez, tan semejantes, tan distintos.

En ocasiones, uno puede llegar a pensar que por cuantas más manos pase un guión, tanto mejor. Y refuerza esta idea el hecho de que, entre los seis guionistas, se encuentren David Benioff (guionista de Troya y Juego de Tronos) y Andrew Niccol (guionista de El show de Truman). No obstante, una vez visualizado el tráiler se conciben ligeras sospechas de su calidad. Una vez el filme echa a correr, las sospechas se convierten en dudas razonables, para después, en su transcurso y apogeo, trocarse en decepción y certeza de un tortazo. Lo cierto es que da la impresión de que el guión, en lugar de demasiado manoseado, parece estar desprovisto de ideas, sin personalidad. La película pone todo su atractivo en la parte visual, en los efectos especiales y en la acción. Pero, ¿basta sólo con esto?

El espectador no puede conformarse con una trama tan pobre y vacía de contenido. Se puede profundizar y explotar la carga psicológica que comporta descubrir un mundo sin ética, donde el protagonista advierte que pasas de cazador a cazado, por tu propio yo clonado, por una copia exacta de ti más joven, más fuerte. Pero Brogan no parece experimentar nada ante este descubrimiento, y pronto todo se convierte en una lucha sin cuartel entre los mejores sicarios del mundo. Sin más. Por eso, la película es un mal producto debido a un guión ramplón, del que cabe preguntarse cómo es posible que no le dieran más vueltas. Y es que, si la fuerza del guión reside en la espectacularidad de la acción, ¿no era mejor crear una trama algo más compleja y profunda? Sin duda, como hemos señalado arriba, tenía sus posibilidades y bajo esos preceptos se hubiera logrado algo más convincente.

Will Smith es quien carga con todo el peso del filme, pues encarna al protagonista y al antagonista. En mi opinión, rescatar a Will Smith es una buena muestra de las posibilidades del cine actual y del futuro. Sin embargo, es lo único salvable de la película, junto a los extraordinarios efectos especiales de un cine más propio de la noche de un sábado en abierto. ¿Entretiene? Depende para quién. Lo cierto es que puede llegar a ser recomendable si tienes un día de aquellos flojos donde no te apetece ver nada más que persecuciones, acción y tiros por doquier. Pero no, la película no se deja apreciar, no han querido.

Lo bueno: los efectos visuales
Lo malo: el guión.

Nota: 4/10

Escrita por Sergio Gavilán.

Aladdin (2019)

“Aladdín (2019)” es un intento sólido de Disney de volver a crear nuevos clásicos con la intención de llegar a nuevas generaciones para que puedan continuar ensimismados con su mundo ideal.

Título original: Aladdin
Dirección: Guy Ritchie
Guion: John August, Guy Ritchie
Fotografía: Alan Stewart
Música: Alan Menken
Reparto: Mena Massoud, Naomi Scott, Will Smith, Chico Kenzari, Billy Magnussen, Nasim Pedrad, Numan Acar, Navid Negahban, …
Fecha de estreno: 24/05/2019
País: Estados Unidos. Duración: 128′. Género: Musical, fantástico.
Distribución: Disney. Tráiler

Sinopsis: narra la aventura de Aladdín, un “vulgar” ladrón, junto a su estimado compañero Abú. Sumergido inesperadamente en un mundo mágico de la mano de un Genio, deberán hacer frente a las tempestuosas aspiraciones de Jaffar, visir del sultàn, que anhela hacerse con el poder del reino, aunque para evitarlo contarán con la ayuda de Jasmine, la hija del sultán y heredera al trono.

Guy Ritchie consigue hacer un remake bastante sólido, añadiendo momentos de humor a su debido tiempo, junto al feminismo como telón de fondo y encarnado por el personaje de Naomi Scott. Mena Massud consigue bordar el papel de Aladdín, a pesar de alguna escena sobrante en la película. Naomi Scott, por otro lado, consigue hacer de Jasmine un personaje más presente en el film que el mismo personaje en la película original. Y no hay que olvidar la actuación de Will Smith como genio, dando momentos de mucha vivacidad al metraje, pese a que muchos continuamos echando de menos a Robin Williams interpretando al famoso genio de la lámpara.

En contra, tenemos a Marwan Kenzari que ha recibido algunas críticas sobre su papel en la película, ya sea por ser poco convincente en el papel o el exceso de maldad que el propio guion le da al personaje. De cualquier manera, Kenzari consigue encajar muy bien dentro de la figura de malvado que le corresponde. Y cabe remarcar la falta de protagonismo que Yago tiene dentro de la película, en comparación a la de dibujos.

Podemos estar de acuerdo o no sobre si nos gusta o nos recuerda más o menos a nuestra película de la infancia, pero es necesario recordar que este intento de Disney de volver a crear nuevos clásicos obedece a la intención de llegar a nuevas generaciones que puedan continuar ensimismados con su mundo ideal.

Lo bueno: La banda sonora, las nuevas canciones incorporadas, la actuación de Naomi Scott y Will Smith, la entrada del feminismo en la película.
Lo malo: Ciertos personajes caen en desuso dentro del film y pierden un importante peso que con la original sí tenían. Además de recordar a Robin Williams, y su carácter único.

Nota: 7,5/10

Escrita por Albert Sánchez.

Belleza Oculta

Una película bien conseguida que sabe encontrar el equilibrio emocional y proyectarlo adecuadamente hacia el espectador. David Frankel, director de “El diablo se viste de prada”, consigue en este film exprimir, a fondo, la fibra sentimental y, al mismo tiempo, el gran talento de actores de la talla como Helen Mirren, Keira Knightley, Kate Winslet o el mismo Will Smith.

La trama principal discurre a través del protagonista (Will Smith) y al problema que cierne sobre él, desde con su conducta hacia sus antiguas amistades y compañeros de trabajo, com a su propia familia. Asimismo, los personajes que se nos presentan como secundarios, desde un principio, acabarán compartiendo protagonismo con Smith y, a la vez, sus historias se entrelazarán, consiguiendo un final totalmente inesperado para el espectador, con un guión a manos de Allan Loeb (“The space between us”) muy ingenioso y una puesta en escena de los actores bien estudiada.

A banda de la magnífica dirección del film, cabe criticar la excesiva imagen que da de paranoico el propio protagonista que en algunos momentos puede que incluso al espectador le suscite cierta sobreactuación en momentos puntuales del metraje. También, es una película que juega mucho con la lágrima fàcil y, para aquellos que, de alguna manera, no les gusta ver “dramones”, este film se añade a la colección aunque no todo gire a través de esto.

En resumen, de esta película puedes esperarte que no todo lo que se te mostrará desde un principio acabará siendo tal y como se espera, jugando con las emociones del espectador hasta el último momento.

Lo bueno: El guión, dirección y actuación de todos los protagonistas en general.

Lo malo: sobreactuación de Will Smith y algunos momentos que hieren la fibra sensible que todos llevamos dentro.

Nota: 7,5

Escrita por Albert Sánchez

Escuadrón Suicida

353x502_2_1_1Espectáculo suicida. La película más esperada del año llega a los cines de la mano de David Ayer para contar la historia de un grupo de villanos que deben salvar el mundo del ataque de una bruja. Con esta película, DC Comics pretende renovar su imagen para hacer una mezcla entre ‘Los Vengadores’ y ‘Deadpool’ y así luchar contra la competencia de Marvel.

Con todo esto, la cinta es puro espectáculo. Una acción movida y ágil con unos personajes muy malos y algunos graciosos, un objetivo a conseguir a toda costa, una música excelente basada en canciones y, en su conjunto, gozoso para los ojos. Sin embargo, esta cinta peca de muchos lados. Por ejemplo, hay escenas que no tienen sentido mostrarlas, unas bromas inútiles, un desequilibrio total entre personajes, algunos errores, difícil empatizar con todos los intérpretes, unos cameos innecesarios de otros superhéroes, un final excesivamente visto, etc. Además, tanta publicidad con el Joker y sólo sale en contadas escenas, pero hay que reconocer que cuando aparece se sale y abduce.

Debo destacar las interpretaciones de Margot Robbie y Cara Delevingne: perfectas en su papel, una de psicópata y loca de remate y la otra de bruja mala. Robbie lo borda cada vez que sale y transmite una sensación muy ácida. El gran error del filme es querer mostrar a un grupo de villanos y solo dos o tres tiene el protagonismo en toda la película mientras que los otros aparecen y alguno tiene su momento de gloria pero nada más.

‘Escuadrón Suicida’ es una película que ha dividido la crítica y en la que nosotros pensamos que es digna de disfrutar por su gran espectáculo y entretenimiento, pero que decae por otros motivos por lo que no hay que tomarla en serio y hay que saber a lo que se va.

Nota: 5’5/10