Mamma Mia: Una y otra vez

Oda a la maternidad y al libre albedrío. Una y otra vez vuelve el musical que se convirtió en todo un hito del verano del 2008, esta vez para contarnos el antes y el después de la historia de Donna, Sophie y los tres padres. Ol Parker se encarga de la dirección y recoger perfectamente el testimonio de Phyllida Lloyd.

El musical construido a base de pequeños videoclips de música alejado de los clásicos musicales como ‘Singin’ in the rain’ regresa. Con una vez no tuvimos suficiente y esta segunda parte sabíamos que era posible porque de la historia del verano de Donna cuando conoció a Bill, Harry y Sam podía salir un entrañable relato. Y regresa por la puerta grande regalando más dosis de emotividad a la historia.

Así es esta secuela que viene cargada de otros temas de ABBA con momentos memorables y un argumento bien contado convirtiéndose en una especie de oda a la maternidad y al libre albedrío. Tiene ‘gags’ divertidísimos, el reparto trabaja eficientemente, destacando a Lily James que lleva la batuta de toda la película. Quizás, el personaje que queda más descolgado es el del director del hotel que interpreta Andy García. La película, además, cuenta con un estupendo montaje que entrelaza la historia “del antes” con la otra parte que explica “el después” de todo lo acontecido en la primera parte.

No obstante, esta segunda entrega no hace nada más que repetir la misma fórmula de la primera, por lo que originalidad le falta. Asimismo, sus decorados son mejorables y el resultado en sí no es una película muy buena, si no más bien un producto de entretenimiento distinto y perfecto para esta época de año.

Así pues, ‘Mamma Mia 2: Una y otra vez” da lo que el público pide: música, ganas de bailar, momentos irresistibles, el imprescindible reparto original con la aparición de Cher, entretenimiento y un cúmulo de sensaciones que se van acumulando. Todo ello da un resultado que de bien seguro hará que la gente repita más veces a verla. ¡Larga vida a ‘Mamma Mia’!

Lo bueno: sus secundarios y el cast femenino.

Lo malo: el reparto masculino.

Nota: 7/10

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 383 cines
Anuncios

El Gran Showman

El mayor espectáculo del mundo. Termina el 2017 con una película perfecta para esta etapa navideña e idónea para ir al cine con toda la família a verla. El director Michael Gracey inicia su etapa como director con esta historia sobre Phineas Taylor Barnum, un empresario circense que fundó el conocido como “mayor espectáculo en la Tierra”.

El encargado de encarnar a Barnum es Hugh Jackman quien demuestra, con maestría, su capacidad para actuar en musicales, haciendo creíble su papel, y su potencial en la voz. Asimismo, Jackman cuenta con un elenco actoral magistral en sus papeles que logran hacer unos números musicales frenéticos y perfectamente bailados con una música que transmite todo tipo de sensaciones. No obstante, donde decepciona más la película es en la historia pues no deja de ser un convencional, típico y ñoño drama sobre el éxito y el fracaso de un hombre ambicioso, con la añadidura del racismo en esa época del siglo XIX.

El argumento es exprimido al máximo y deja mucho que desear, pero el film llega a un momento que nos da entender que su propósito no es explicar una historia sino, más bien, convertir la misma película en una espectáculo al que no se le debe exigir.

Como drama decepciona; como musical gusta, se pega, se agradece e invita a grandes y pequeños a gozarla.

Lo bueno: las canciones y los números musicales.

Lo malo: la historia, ser exigente, buscar el mejor musical y compararlo con ‘Moulin Rouge’.

Nota 7’5/10

Distribuida por 20th Century Fox
Estreno en 339 cines

La La Land

lalalandEl romance más ‘hype’. Expectativas muy altas con mucho despliegue publicitario y muchos premios es lo que define este musical que parece se llevará todos los premios.

Damien Chazelle nos alucinó con ‘Whiplash’ y vuelve por la puerta grande para presentar una película con una mezcolanza de emociones que puede gustar o defraudar. Para ello, cuenta con las interpretaciones creíbles y bien actuadas de Ryan Gosling y Emma Stone que ambos se coronan en lo más alto y llevan el tempo y toda el alma de la cinta.

Debo reconocer que técnicamente es estupenda y perfecta y, cumple con su objetivo que es contar el romance de una pareja y su posterior evolución. Con esta premisa incide en temas más allá de lo que muestra para reflexionar como, por ejemplo, el hecho de pasar una mala racha, seguir tus sueños, seguir el amor y hacer las cosas por amor, el sacrificio, el éxito, el esfuerzo, la pasión por el jazz o la actuación, entre otros. Y, para hacerlo ameno y diferente, añade temas musicales para convertirlo en un musical y entrar más en el corazón de la gente.

Sin embargo y según mi opinión, la mezcla que contiene de emociones y sensaciones termina agobiando y alejando al espectador para que éste solo goce de las canciones -todas magníficas y lo poco que sentí- y números musicales. Pienso que es una gran película, muy bien ejecutada y, personalmente, me gustó -más las partes de comedia que de romance/musical-, pero el ‘hype’ le perjudica y puede hacerse fría o quedándose en nada. Será recordada por sus premios, pero, ¿lo será por ser la película que es?.

Lo mejor: el número inicial y su pasión por la música.

Lo peor: la mezcla difícil de emociones.

Recomendada para los amantes de los musicales, los romances, Ryan Gosling y Emma Stone.

Nota: 7’5/10

Sigue leyendo

¡Canta!

cantaPor ilusión y no por dinero. La factoría de “Los Minions” terminaron el 2016 estrenando esta película de animación llena de alegría, música y algún que otro mensaje para reflexionar. El encargado de dirigirla es Garth Jennings y cuenta con un increíble reparto en las voces que se adecuan a sus personajes así como en sus respectivas canciones.

La historia principal de la película es original y curiosa, pero se desarrolla como puede porque lo más importante que tiene el film y por lo cual te prepara es su final, es decir, las actuaciones de cada candidato de las audiciones y, para llegar a dicho momento, primero pasan diversas subtramas -algunas innecesarias- que terminan por cansar.

No obstante, la película entretiene pese a que se haga pesada en algunos instantes y, sus canciones son bailables, alegres y variadas. Además, deja entrever algunos mensajes para los adultos como, por ejemplo, -y el más valioso para mi- las cosas deben hacerse por ilusión y pasión y no sólo por el dinero.

A todo esto, tenemos delante una película diferente que puede gustar a los más pequeños, pero también se les puede hacer pesada.

Lo mejor: su mensaje y sus canciones.

Lo peor: algunas subtramas como la del ratón.

Recomendada para el público más pequeño quienes se lo pasarán en grande.

Nota: 7/10

Sigue leyendo

Vaiana (Moana)

vaianaEl mar de Vaiana. La gran empresa de los sueños y la animación que tanto nos ha dado desde pequeños vuelve a la carga después del éxito de ‘Zootropolis’ con ‘Vaiana’, una joven que desea explorar navegando por el océano.

Con una ambientación muy cercana a la Polinesia, esta historia sobre las inquietudes y la curiosidad de los más jóvenes nos sumerge en una mundo absorbente y emocionante gracias a su excelente creación gráfica que penetra por oídos, ojos y corazón. Las canciones que contiene son adecuadas a cada momento así como sus propias letras perfectas para leer, escuchar y gozar. Cada tema que suena gusta más y provoca tal emoción dentro de cualquier persona -pequeños y adultos- que incita a gozar la película en todo su conjunto.

Si es cierto que Disney tira mucho de su reputación y fábrica de historias y puede ser inferior a otras que haya hecho actualmente, pero, para mi, es una experiencia inolvidable, divertida y encantadora. Entretiene durante los 113 minutos y no quieres que termine gracias a sus personajes, su protagonista distinta e inquieta y su música magnífica.

Una historia curiosa con un mensaje típico, pero digna de disfrutar ya que es totalmente complaciente y, en definitiva, extraordinaria.

Lo mejor: sus canciones y su perfecta dirección artística.

Lo peor: puede ser previsible y muy visto todo lo que presenta.

Nota: 9/10

Sigue leyendo

Sing Street

singstreet¡Qué viva la música! Y qué viva para siempre ya que con esta película amaremos este arte a más no poder con una historia convencional, pero desarrollada de la mejor manera. John Carney vuelve a sorprendernos con este filme lleno de instrumentos, ilusión, letras, canciones, sentimientos, lazos familiares, denúncia social y mucha pasión para luchar por lo que realmente quieres.

Esta vez, el director nos lleva una historia sobre un chico que decide crear un grupo de música rock-futurista para acercarse a una chica modelo por la cual ha caído enamorado. Hay que reconocer que tiene muchos momentos previsibles y el argumento es convencional, pero las subtramas de problemas familiares en una Dublin de los años 80 cuando los jóvenes zarpaban dirección Londres a buscar un futuro mejor da pie a nutrir su base para obligar al espectador a bailar con sus canciones, pero sobretodo, obliga a pensar en la sociedad del momento y, al mismo tiempo, criticarla. Además, el filme contiene un amor por los hermanos muy bonito y curioso y, el elemento más importante de todos es el ansia de querer hacer lo que más te gusta y dejarlo todo para conseguirlo.

Debo reconocer que salí de la sala del cine hipermotivado y con la sensación de haber visto una gran película -de las mejores del año-. Me obligó a bailar en medio de la sala, cantar sus temas durante días y no dejar de pensar en ella no solo por su energía sino por lo que realmente me quiere contar. Cada minuto que pasa te engancha más y cada canción que suena te gusta más como si degustaras una gustosa golosina durante una hora y media hasta que concluye y te quedas con ganas de mucho más.

Una delicia, una maravilla y una joya.

Nota: 9/10