Jurassic World: El Reino Caído

El parque Jurásico vuelve a abrir sus puertas. Sin embargo, no para el disfrute de los turistas sino para evitar la probable extinción de los dinosaurios. Con esta premisa arranca Jurassic World: El Reino Caído, primera película de J.A Bayona al frente de la saga, con un presupuesto de 250 millones de dólares y con la pareja protagonista de su predecesora, Chris Pratt y Bryce Dallas Howard. La apuesta por este cóctel funciona, y mucho.

La saga expande su universo y explora nuevos conceptos, sin pasarse demasiado, que permiten que sea la película más diferente de la saga con un nivel técnico y pulso cinematográfico que recuerda al mejor Spielberg. Y es aquí donde todo el mérito del film recae sobre el buen hacer de Bayona que consigue imprimir una marcha más y levantar un guión ligeramente plano y con unos personajes poco mimados, siendo éste el punto más flojo del largometraje: la falta de empaque emocional. Aún así, tiene algunos de los mejores  momentos de la saga y consigue entretener que es lo que, principalmente, se le pide a un “blockbuster” de estas dimensiones.

Así pues, para los fans de Jurassic Park, esta película será la suya. Podrán disfrutar de sus dinosaurios como nunca antes en situaciones claustrofóbicas y variopintas dignas de un buen thriller.

Lo bueno: Su sentido del entretenimiento y sus bellos e inquietantes planos.

Lo malo: La dejadez del guión por intentar crear unos personajes más consistentes y una mejor conexión emocional.

Nota: 7’5/10

Escrita por Aleix Hernández.

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 406 cines
Anuncios

Gold, la gran estafa

goldEl lobo de la minería. El director Stephen Gaghan y Matthew McConaughey se juntan para llevar al cine una historia basada en hechos reales de los años 80 cuando Kenny Wells, un fracasado hombre de negocios, tiene un sueño que le indica dónde hay oro en Indonesia y se asocia junto a un geólogo con poco fortuna para extraerlo y ganar dinero.

Sinceramente, es una de esas historias que quieren ejemplificar que todo lo que sube, baja y es así en el mundo de los negocios. Por tanto, es otra historia de este tipo que no esconde ciertas convencionalidades y tampoco intenta desmarcarse de otras como “El Lobo de Wall Street” de Martin Scorsese.

Sin embargo, sí es cierto que la habilidad de la película es hacerse interesante ya que, pese a que sabes cómo terminará, se hace curiosa y atrayente. Y, la gran figura que consigue esto es el grandísimo actor Matthew McConaughey que actua magníficamente y nos invita a seguir sus peripecias en el mundo de los negocios.

En general, la película tiene algunas irregularidades e incoherencias -las leyes, el físico de Matthew-, pero logra entretener y contar la historia de principio a fin. Además, tiene una banda sonora formada por temas muy buenos. Quizás no es mejor que ‘Syriana’ -el anterior film del director-, pero cumple sus objetivos correctamente.

Lo bueno: Matthew McConaughey.

Lo malo: es predecible y convencional.

Nota: 7/10

Sigue leyendo