Érase Una Vez En… Hollywood

‘Érase Una Vez En… Hollywood’ es la demostración de cómo de bien se lo pasa Tarantino haciendo su cine pese a que a veces no sabe cuándo cortar ni qué hacer con la historia.

Título original: Once Upon a Time in… Hollywood
Dirección: Quentin Tarantino (Malditos Bastardos)
Guion: Quentin Tarantino
Fotografía: Robert Richardson
Reparto: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Al Pacino, Margaret Qualley, Kurt Russell, Bruce Dern, Timothy Olyphant, Michael Madsen, …
Fecha de estreno: 15/08/2019
País: Estados Unidos. Duración: 165′. Género: Thriller, Drama, Comedia.
Distribución: Sony Pictures. Cines: 425. Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de Rick Dalton, una estrella de westerns televisivos que intenta amoldarse a los cambios del panorama de Hollywood a finales de los años 60′, junto a su doble Cliff Booth. Todo esto en el contexto de agosto de 1969 cuando la familia Manson acabó con la vida de la actriz y modelo Sharon Tate.

Después de 4 años de espera volvemos a tener en cartelera al célebre e irrepetible Quentin Tarantino. Deja de lado el western para centrarse en el drama que sufrieron los actores televisivos en los años 60′ en Hollywood. No obstante, Tarantino no es un hombre de dramas sino más bien de violencia, sangre y acción, pero en esta película da muy pocos tintes de estos característicos rasgos. Solo en el tramo final, el mejor de la película, por cierto, da lo que el espectador espera del director.

Esta vez, Leonardo DiCaprio y Brad Pitt son los que encabezan el cartel del film de manera extraordinaria, como de si una buddy film se tratara. DiCaprio está excelente por la cantidad de papel que tiene y Pitt, a medida que pasan los minutos, demuestra lo bien que sabe actuar. Con ellos también está Margot Robbie quien está estupenda en el papel de Sharon Tate y cada vez que sale en pantalla es una bendición.

‘Érase Una Vez En… Hollywood’ tiene el sello Tarantino gracias a su música, el estilo de dirigir, el tramo final y los escenarios. También, a nivel actoral, todo el reparto trabaja estupendamente bien. Sin embargo, en mi opinión, no me gustó que Tarantino necesite 165 minutos para explicar lo que expone porque crea situaciones aburridas, innecesariamente largas y absurdas. Probablemente, todo ésto también forme parte de su sello, pero su visionado se me hizo interminable y me daba la sensación que no sabía qué explicar. Y, a Tarantino, le pido que esté al mismo nivel o superior al de su anterior trabajo.

Lo bueno: el tramo final, DiCaprio y el sello Tarantino.
Lo malo: la sensación de absurdidad, sin rumbo y pesadez.

Nota: 6/10

Anuncios

Máquina de Guerra

La Guerra de Afganistán según el general McMahon. El pasado 26 de mayo Netflix estrenó esta película dirigida por David Michôd contextualizada durante la Guerra de Afganistán y trata sobre un general peculiar quien se tendrá que encargar de comandar las tropas.

Brad Pitt es el responsable de encarnar al general Glenn McMahon y de sobrellevar la película por una historia entre una comedia y un drama con un diálogo magnífico. Principalmente, el film se nos presenta como una sátira sobre el ejército estadounidense con escenas divertidas, momentos de una comedia entre absurda e inteligente y la representación cómica del mismo general McMahon -una gran actuación de Pitt-.

No obstante, en su mayoría de metraje es una cinta seria con instantes bélicos y elementos de crítica que es donde verdaderamente coge fuerza y, en parte, tiene un valor instructivo para enseñar cómo van las órdenes en el cuerpo militar -nada que no hayamos visto antes-. Personalmente, la película da la talla como drama y no como sátira o comedia que es cuando pierde su poderío argumental rozando la estupidez innecesaria.

En general, es una interesante película sobre el ejército vista desde otro punto de vista y entretenida, pero que no sorprende en nada y se olvidará fácilmente.

Lo bueno: Brad Pitt y las intervenciones de Ben Kingsley.

Lo malo: podría haber dado más de sí como comedia.

Nota: 6/10

El Club de la Lucha

clubluchaNo al perfeccionismo; sí a la autodestrucción. David Fincher presentó su cuarta película en su filmografía el año 1999 con esta teoría particular: el perfeccionismo es cosa de débiles y sólo la autodestrucción hace que la vida merezca la pena. Dura y curiosa afirmación que viene dada por Tyler, personaje encarnado por Brad Pitt, dirigida al personaje de Edward Norton, un hombre desilusionado y cansado de su vida con un duro insomnio.

Desde su estreno han surgido muchísimas teorías sobre lo qué realmente quiere explicar o transmitir por lo que es, sin duda, una película que te involucra por completo en el argumento para que una vez la hayas terminado sigas pensando en ella. Sin embargo, no entraré en este tema y me centraré en el filme en sí y qué me ha parecido. Debo reconocer que durante sus 133 minutos no decae en ningún momento y te mantiene atento gracias a su diálogo con frases memorables, su argumento incendiario, sus interpretaciones magistrales, sus escenas violentas, su fotografía digna de analizar, entre otros aspectos.

clublucha1Siendo sincero, tengo que admitir que el giro argumental principal es previsible y fácil de descifrar -almenos lo ha sido para mi-, pero no por eso es una película inferior. De hecho, pienso que hacer una creación de tantos minutos sobre cómo se funda un club de lucha para descargar frustraciones e ira y su posterior evolución tiene mucho mérito y, si además, hay capacidad para analizar psicológicamente cada personaje y darnos cuenta de las feroces críticas a la sociedad, la masculinidad, la publicidad, el capitalismo y muchos otros subtextos nos queda una grande obra maestra de la Historia del Cine.

No obstante y sin ofender a detractores ni alabadores del trabajo de Fincher, es una cinta que a mi me ha gustado mucho y pienso que es una buena película, pero se goza y siente todavía más cuando la has podido visionar más veces para darte cuenta que su disfrute no está en la propia acción del film -que también- sino en su profundo análisis ya sea psicológico, contextual o técnico.

‘El Club de la Lucha’ eleva la filmografía de Fincher aunque, a mi parecer, no es la mejor ni la que he podido saborear más.

Nota: 8/10

Aliados

aliadosUn drama sin drama. El director Robert Zemeckis pone en su filmografía una de las peores películas que ha hecho desde que empezó como director.

La idea es explicar la historia de un romance en medio de la Segunda Guerra Mundial y cómo evoluciona después que a él se le comunique que ella es una espía alemana. Y para poner cara a estas dos personas han cogido dos actores famosos, Brad Pitt y Marion Cotillard. Entre ambos no hay química ni romance porque son dos personas muy frías y diferentes -mucho se ha criticado por su frialdad que, a mi parecer, es necesario-.

El argumento se desarrolla bien, pero entretiene poco y no consigue hacerse interesante así como tampoco logra que empaticemos con ningún personaje. Tiene algunos errores y algunas escenas innecesarias y muy mejorables -el bombardeo parece ‘Blade Runner’. Por suerte no contiene muchos aspectos relacionados con la Historia de la Guerra, pero el romance no se sustenta por ningún lado.

Me parece vergonzoso que a estas alturas se haga una película sobre un romance en guerra completamente visto, se le intente añadir algunos ingredientes del thriller y, en su conjunto, tenga un resultado aburrido, nefasto y sin ningún componente correcto propio de un film de estas alturas.

Nota: 4/10

La Gran Apuesta

La_gran_apuestaUna apuesta mediocre. Adam McKay quiere explicar al espectador lo que creó la burbuja inmobiliaria y como se dieron cuenta anteriormente unos pocos de que en algún momento estallaría. Hasta aquí se puede seguir, es decir, entendemos la ‘letra grande’ del argumento, pero por nuestros ojos y oídos pasan muchas cosas.

Esta película trata un tema complejo e intenta que el público lo comprenda. Sin embargo, no lo consigue porque utiliza un vocabulario muy técnico y denso. Además, apuesta por un montaje enérgico y ágil que provoca aburrimiento y nebulosidad en el cerebro ya que pasan muchas cosas y te pierdes fácilmente.

El tema en si es interesante, los actores trabajan muy bien (sobretodo Steve Carrell), tiene un diálogo idóneo aunque difícil y captas la idea esencial del filme. No obstante, es tan enredado el tema principal y quiere hacer entender un factor en nuestra sociedad tan denso que acaba haciendo fallida. Un (casi) documental interesante, pero mediocre.

Nota: 5/10