• Aliados

    Un drama sin drama. El director Robert Zemeckis pone en su filmografía una de las peores películas que ha hecho desde que empezó como director. La idea es explicar la historia de un romance en medio de la Segunda Guerra Mundial y cómo evoluciona después que a él se le comunique que ella es una espía alemana. Y para poner cara a estas dos personas han cogido dos actores famosos, Brad Pitt y Marion Cotillard. Entre ambos no hay química ni romance porque son dos personas muy frías y diferentes -mucho se ha criticado por su frialdad que, a mi parecer, es necesario-. El argumento se desarrolla bien, pero entretiene…