Detroit

La indignación de Bigelow. La célebre directora de películas como “En Tierra Hostil” o “La Noche Más Oscura” vuelve a las salas de cine con una apuesta ambiciosa, interesante y decidida a indignar al público. En esta película deja las bombas y el terrorismo para adentrarse en la ciudad de Detroit en julio de 1967 cuando se disputaba una auténtica guerra civil.

Nada más empezar la película, ya sabemos que nos encontraremos porque Bigelow nos tiene acostumbrados a un trabajado y buen cine a nivel técnico. La nerviosa puesta en escena del film es la gran protagonista ya que sus idas y venidas desquician y hacen estar en tensión constantemente. Además, las actuaciones del elenco actoral son muy correctas, sobretodo la de Will Poulter, responsable de que salgas de la sala de cine queriendo su muerte. Y, si lo miramos en un tono histórico, vemos que la directora ha querido representar fielmente esa Detroit de años 60 donde el racismo, en según qué cuerpos de seguridad, y en la misma sociedad existía. 

Sin embargo, con Bigelow siempre hay ‘peros’ y, en esta ocasión, remarco como negativo su innecesaria duración de 143 minutos, su intención de indignar hasta que te sientes obligado a hacerlo, y su irregularidad en ritmo y provocación. Personalmente, me esperaba una película más dinámica y diferente, pero es una más dentro del género del drama racial. 

Lo bueno: Will Poulter.

Lo malo: su inexplicable duración y que no vaya más allá de lo que cuenta.

Nota: 6/10

Distribuida por Entertainment One
Estreno en 215 cines
Anuncios

Máquina de Guerra

La Guerra de Afganistán según el general McMahon. El pasado 26 de mayo Netflix estrenó esta película dirigida por David Michôd contextualizada durante la Guerra de Afganistán y trata sobre un general peculiar quien se tendrá que encargar de comandar las tropas.

Brad Pitt es el responsable de encarnar al general Glenn McMahon y de sobrellevar la película por una historia entre una comedia y un drama con un diálogo magnífico. Principalmente, el film se nos presenta como una sátira sobre el ejército estadounidense con escenas divertidas, momentos de una comedia entre absurda e inteligente y la representación cómica del mismo general McMahon -una gran actuación de Pitt-.

No obstante, en su mayoría de metraje es una cinta seria con instantes bélicos y elementos de crítica que es donde verdaderamente coge fuerza y, en parte, tiene un valor instructivo para enseñar cómo van las órdenes en el cuerpo militar -nada que no hayamos visto antes-. Personalmente, la película da la talla como drama y no como sátira o comedia que es cuando pierde su poderío argumental rozando la estupidez innecesaria.

En general, es una interesante película sobre el ejército vista desde otro punto de vista y entretenida, pero que no sorprende en nada y se olvidará fácilmente.

Lo bueno: Brad Pitt y las intervenciones de Ben Kingsley.

Lo malo: podría haber dado más de sí como comedia.

Nota: 6/10