Ad Astra

‘Ad Astra’ es un paisaje plagado de placeres visuales, donde las estrellas flotan silenciosas y ejercen de testigos de un paseo tan bello como tortuoso.

Título original: Ad Astra
Dirección: James Gray (Z, La Ciudad Perdida)
Guion: James Gray, Ethan Gross
Fotografía: Hoyte van Hoytema
Música: Max Richter, Lorne Balfe
Reparto: Brad Pitt, Liv Tyler, Ruth Negga, Tommy Lee Jones, Donald Sutherland, John Finn, Kayla Adams, Kimmy Shields, …
Fecha de estreno: 20/09/2019
País: Estados Unidos. Duración: 124′. Género: Ciencia-ficción.
Distribución: 20th Century Fox. Cines: ?. Tráiler.

Sinopsis: explica la historia de Roy McBride quien se adentra en las profundidades del espacio exterior en una misión espacial llena de peligros. El objetivo del astronauta es encontrar a su padre ––perdido hace 16 años en una estación de Júpiter–– y desentrañar los orígenes de las peligrosas emisiones que están poniendo en riesgo la vida de los seres humanos en la Tierra.

En un futuro de corte distópico donde la humanidad ha extendido sus apéndices a una luna  tan habitada como territorializada y se asoma con frecuencia al abismo cósmico, los viajes espaciales constituyen poco más que una aventura cotidiana. En una marcada crítica al colonialismo, James Gray dibuja una sociedad deshumanizada en la que la lucha por los recursos, el afán de grandeza y la presencia de sofisticadas máquinas de evaluación psicológica es una constante en un porvenir inquietante.

El motor del filme es sin duda la motivación de Roy por encontrar a su padre, un hombre admirado por ingenieros y astronautas que viajó hasta Júpiter en una fallida misión de búsqueda de inteligencia alienígena. Pero, además, el objetivo de nuestro protagonista es salvar el mundo de unas emanaciones procedentes del espacio exterior que ponen en peligro el equilibrio del Sistema Solar. No obstante, la deliciosa actuación de Brad Pitt pone de manifiesto unas intenciones más emocionales desde el punto de vista paternal, que no por salvar el mundo.

Para nuestro deleite, James Gray, director del filme, nos hace viajar a lo largo de 124 minutos por un paisaje plagado de placeres visuales, donde las estrellas flotan silenciosas y ejercen de testigos de un paseo tan bello como tortuoso. Tortuoso porque Roy no solo se enfrenta a sus propias contradicciones, sino a seres humanos fríos y calculadores, simios asesinos, piratas lunares y al recuerdo de un padre distante e impasible, enajenado en su lucha interna por encontrar inteligencia extraterrestre. En una frase del filme lo resume a la perfección: “Al final, el hijo sufre los pecados del padre”.

El largometraje expone a la perfección los demonios internos de Roy, marcado por una personalidad huidiza del género humano al tiempo que lo acerca al vacío cósmico, donde parece sentirse más cómodo, como su padre. En él recae casi todo el peso de la película, una actuación sublime que hasta el propio director ha preferido restarle realismo por una lágrima de Brad Pitt. Hasta en la gravedad cero, brotan.

Lo bueno: La interpretación de Brad Pitt, la banda sonora y el apartado visual.
Lo malo: con una dosis más de acción, un mayor protagonismo de otros actores y un guión más ambicioso estaríamos hablando de una película excelente.

Nota: 7/10

Escrita por Sergio Gavilán.

Salyut-7

Un nuevo logro ruso. Cuando en 1985 la nave soviética Salyut-7 se convirtió en una amenaza espacial y todo parecía que la Unión Soviética demostraría no ser capaz de afrontar la situación, llegaron dos cosmonautas para solucionarlo.

Este es el argumento principal de la película que firma el director ruso Klim Shipenko que, desde el minuto 1, nos adentra en una aventura espacial que recuerda a la maravillosa ‘Gravity’ de Alfonso Cuarón. Durante 119 minutos estamos entre el espacio y la tierra para contarnos el rescate de la nave soviética.

Entre lo terrenal y lo espacial se mueve la historia que nos presenta unos personajes bien definidos en un contexto de Guerra Fría. Quizás, en el aspecto terrenal es donde la película falla más porque le da toques convencionales de dramatismo que, con una música épica, ensalzan los momentos emotivos. Por lo que se refiere al espacio es excelente porque tenemos tensión, ciencia, credibilidad y puro entretenimiento. Sucede el típico fallo del ruido en el espacio, pero no minusvalora la obra de Shipenko.

Por lo tanto, ‘Salyut-7’ demuestra que el cine ruso también es capaz de contar historias heroicas de sus personajes históricos y estar a la altura de las producciones estadounidenses como ‘Apolo 13’ o ‘Space cowboys’. Un logro espacial y cinematográfico ruso.

Lo bueno: la capacidad de inmersión espacial.

Lo malo: el nudo de la historia se puede hacer eterno.

Nota: 8/10

Distribuida por A Contracorriente Films

Star Trek: Más Allá

597436-star-trek-mas-alla-nuevo-trailer-espanol-nuevos-cartelesDemasiado allá. La tercera entrega de ‘Star Trek’ llega a los cines de la mano del director Justin Lin, conocido por su filmografía llena de acción trepidante y que, esta vez, le toca sustituir a J.J. Abrams.

Primeramente, debemos destacar que hay mucha más acción, más tensión, más espectacularidad y mucho más gozo para los ojos que las anteriores entregas y, no significa que sea un error sino al contrario, una virtud. Además, es entretenida, estás conectado durante todo el metraje y encontramos más humor, sobretodo en la dupla de Spock-Bones.

Michael Giacchino vuelve a ser el responsable de componer la música que, una vez más, nos impresiona, emociona y gusta. Exquisita. Y, destacar las interpretaciones de todo el reparto quienes estan correctísimos en sus papeles y no defallan en ningún momento.

Ahora bien, esta entrega va demasiado allá, es decir, tiene puntos positivos dignos de reconocer, pero no todo es perfecto. ‘Star Trek: Más Allá’ es una película que roza límites peligrosos. Por ejemplo, roza el límite del diálogo nefasto y previsible, el de cine demasiado épico, el de la acción ya vista -escenas parecidas a ‘Fast & Furious’-, el de los errores técnicos en cintas del espacio -ruido espacial-, el límite de ser únicamente para complacer a los fans, el de la poca originalidad, entre otros.

Con todo esto, debo añadir que, como en las otras dos cintas, tiene momentos típicos, es bastante previsible y el antagonista interpretado por Idris Elba, en comparación con Benedict Cumberbatch, es mucho menos aterrador. A todo esto y como ya he dicho, es una película con sus rasgos positivos y negativos los cuales hay que reconocer y mencionar.

Finalmente, debo reconocer y sincerarme de que disfruté mucho más esta cinta que las otras gracias a la mezcla de tensión, lágrima, comedia y su enorme espectacularidad pese a que el doblaje en español es horrible. Hacen un buen homenaje a la série antigua y a los fans así como a Leonard Nimoy y Anton Yelchin. Una película totalmente gozable con sus respectivos altibajos.

Nota: 7’5/10

Apollo 13

Apolo_13_Apolo_XIII-254915224-largeMás realidad, difícil. Una aventura espacial extremadamente realista y fiel a lo que sucedió. Unas muy buenas interpretaciones (Tom Hanks, notable) con un diálogo técnico, pero con explicaciones fáciles de entender y unos efectos especiales trabajados hacen una cinta sobre el espacio adecuada y apetecible.

Un buen montaje acompañado de una buena banda sonora y momentos de tensión constante con un final emocionante de piel de gallina. El posible fallo es su ritmo lento, pero común estas películas. Una realidad muy real.

Nota: 7’5/10