Sicario: El Día del Soldado

Más acción y más sicarios. La segunda parte de la película dirigida por Denis Villeneuve en 2015 está dirigida por el director italiano de ‘Suburra’ y ‘Gomorra’, Stefano Sollima y regresa a México para contar la misma historia con más acción, entretenimiento y sicarios.

Sollima cuenta con Josh Brolin y Benicio del Toro para llevar a cabo un argumento parecido al de su predecesora, pero le añaden algo más de complejidad para parecer más madura. El espectador encontrará disparos, muertes, más escenas impactantes, momentos inquietantes y se dejará llevar durante 122 minutos en una historia que no le dejará indiferente.

Pese a ser una secuela trepidante, dura e impecable a nivel técnico, se nota que Villeneuve no la ha dirigido. Con la del director canadiense teníamos una película más atmosférica, más pausada, más inquietante y con un argumento más simple. Con Sollima tenemos más acción, más sicarios, más violencia y le da más protagonismo a la figura de Benicio quien hace una actuación insuperable, pero no siempre más es mejor. Asimismo, es una secuela menos reflexiva, su argumento puede perder al público y no termina de desprenderse de la sombra de su antecesora.

Aun así, el ‘Sicario’ de Sollima no decepciona, ni mucho menos. Da lo que el público busca en películas de este género e intenta ser diferente y tener identidad propia. Lo logre o no dependiendo de la opinión del espectador, Sollima demuestra que sabe hacer un buen thriller de acción con dos monstruos del género: Brolin y Del Toro.

Lo bueno: sin duda, Benicio Del Toro. Cuantos más minutos sale, más se luce.

Lo malo: no poder evitar la comparación con su predecesora.

Nota: 7’5/10

Distribuida por Sony Pictures
Estreno en 354 cines
Anuncios

Tarde para la Ira

iraarevaloLa ira de Arévalo. El famoso actor español Raúl Arévalo pasa a la dirección con su ópera prima ‘Tarde para la Ira’, una historia de venganza, violencia y mucha ira descontrolada.

Con un comienzo muy acertado y veloz nos adentra en su trama para hacernos creer que lo que cuenta puede ser real. El protagonista es Antonio De la Torre con una interpretación estupenda junto a Luis Callejo. Ambos están creíbles en sus papeles y dignos de admirar.

Técnicamente, la película es casi perfecta porque tiene un diálogo trabajado y adecuado y una puesta en escena más que inquietante y formidable. La virtud de la cinta es estar en constante tensión y reflexión para pensar en la decisión que tomará el protagonista en cada caso. Tiene algunos momentos de humor que vienen bien para relajar la violencia y, hay que reconocer que, el filme tiene aires de Quentin Tarantino ya sea por los créditos iniciales como por el argumento.

Sinceramente, tengo que admitir que me dejó un poco frío y no me gustó del todo, pero hay que decir que por ser un comienzo no está nada mal y dan ganas de ver sus próximas entregas.

Nota: 6/10