El Gordo y el Flaco

‘El Gordo y el Flaco’ es una comedia dramática perfecta que logra hacerse con el corazón del espectador y poner al día a las nuevas generaciones de este increíble dúo cómico.

Título original: Stan & Ollie
Dirección: Jon S. Baird
Guion: Jeff Pope
Música: Clint Mansell
Fotografía: Laurie Rose
Reparto: John C. Reilly, Steve Coogan, Bentley Kalu, Nina Arianda, Danny Huston, Shirley Henderson, Rufus Jones, …
Fecha de estreno: 15/03/2019
País: Reino Unido. Duración: 97′. Género: Comedia dramática.
Distribución: EOne. Cines: 143. Tráiler

Sinopsis: cuenta la historia de uno de los dúos cómicos más famosos de la historia del cine en un momento concreto de su vida en el que sus carreras estaban de capa caída. Stan y Ollie logran superar un exigente calendario y se aseguran un lugar en el corazón de su público.

Stan y Ollie; el Gordo y el Flaco. Un dúo cómico único al que hay que hacer justicia y llevar su historia al cine. John S. Baird es el encargado de explicar la historia de estos dos personajes en un momento concreto de su trayectoria, cuando la fama y la salud puede jugar una mala pasada. En ella, el espectador encontrará reflexión, momento cómicos, instantes directos al corazón y, sobre todo, mucha nostalgia.

Para llevar a cabo el argumento, el director está acompañado de una espléndida caracterización a John Reilly y Steve Coogan, ambos insuperables en sus papeles. Su trabajo debe ser reconocido porque si ellos no estuvieran bien, la película no sería la misma y, en este caso, están idóneos a cada momento. Cierto es que, en según qué parte del metraje, lo que nos cuenta está muy visto y el mensaje que transmite puede ser típico. No obstante, la mano del director, el guión de Jeff Pope y la música de Clint Mansell ayudan para convertir esta historia en algo único.

¿Recomendable? Mucho. Para todas las edades.

Lo bueno: que se estrene ahora, en un momento en el que todo pasa muy deprisa y poco nos acordamos del pasado.
Lo malo: la sensación de que el argumento ya se ha visto antes.

Nota: 7’5/10

Anuncios

Ghost in the Shell

Una alma demasiado artificial. El director Rupert Sanders es el encargado de llevar a la gran pantalla el ‘reboot’ de la película japonesa ‘Ghost In The Shell’ con Scarlett Johansson como protagonista.

Primeramente, con esta película tenemos entretenimiento y un ritmo trepidante en las dos horas que dura para gozar de una buena experiencia en el cine. Además, visualmente es soberbia y sus escenas de acción son sorprendentes por lo que para pasar un buen rato vale, y mucho. Sin embargo, donde la película hace aguas es en su argumento y algunas de sus escenas.

La historia que cuenta está muy vista, es previsible y no sorprende en nada. Sabes todo lo que pasará y cómo pasará por lo que le quita toda emoción. Y contiene escenas descabelladas, innecesarias e impensables -¿homenaje a Mario Bros?- que, personalmente, no me convencen. No se puede extraer nada del film o ir más allá de lo que cuenta porque su mensaje ya te los sabes.

Aun así, pienso que es una buena opción si lo que se busca es disfrutar sentado en la butaca del cine de unos espectaculares efectos especiales y nada más, porque la historia ya la hemos visto en otros films y nos la sabemos de memoria. Le da carne y hueso a ese manga de 1995, sin más.

Lo bueno: sus efectos especiales y no es necesario haber visto antes la original.

Lo malo: otra historia más que ya conocemos y el papel de Juliette Binoche.

Nota: 6/10

Sigue leyendo