Downton Abbey

‘Downton Abbey’ es un buen drama de época, propio del ‘cine de tacitas’, que gustará a sus amantes y a los seguidores de la serie pese a hacerse aburrido y algo frío.

Título original: Downton Abbey
Dirección: Michael Engler (Empire, Notorious)
Guion: Julian Fellowes
Fotografía: Ben Smithard
Música: John Lunn
Reparto: Hugh Bonneville, Michelle Dockery, Maggie Smith, Joanne Froggatt, Kate Phillips, Imelda Staunton, Simon Jones, …
Fecha de estreno: 20/09/2019
País: Reino Unido. Duración: 122′. Género: Drama.
Distribución: Universal Pictures. Cines: 301. Tráiler.

Sinopsis: explica las peripecias de la familia Crawley y su carismática servidumbre que, esta vez, se preparan para el momento más crucial de sus vidas: una visita del rey y la reina de Inglaterra que desatará una situación de escándalo, romance e intriga que pondrá en peligro el futuro de Downton.

El director de una cantidad de series Michael Engler decide dar vida a los acontecimientos de Downton en formato película después de que la serie creada por Julian Fellowes fuera todo un éxito. Es, quizás, el spin-off adecuado y más esperado para sus seguidores y, probablemente, hará las delicias de su público pero, en mi caso, sin haber visto la serie, me aburrió mucho y me dejó totalmente frío.

Engler explica la historia de una manera académica dando la sensación que cada plano, momento y suceso se está ejecutando tal y como estaba pensado. La dirección artística es estupenda, la ambientación también y tiene personajes muy interesantes e insuperables, como el de Maggie Smith e Imelda Staunton. El tema más interesante de la película es la lucha entre el servicio de Downton y la Casa Real que es realmente el protagonista y lo poco que se le puede extraer al argumento. Otro logro del film es la perfecta combinación de las historias que envuelven el precioso castillo de Downton, perfectamente hiladas.

En resumen, Downton Abbey no es un mal producto cinematográfico porque a los amantes del género del ‘cine de tacitas’ les gustará e interesará, pero su historia en sí no deja de ser una más y, en mi opinión, se hace pesada y aburrida. En general, todo lo que cuenta me da bastante lo mismo, no me interesa en exceso pese a que me entretiene. 

Lo bueno: Maggie Smith, sin duda.
Lo malo: si no eres seguidor de la serie da bastante igual todo lo que sucede.

Nota: 6’5/10

Anuncios

Zama

La sensualidad de lo exótico. La directora Lucrecia Martel nos trae una historia ambientada en el siglo XVII, y adaptada del libro de Antonio di Benedetto, sobre el personaje de Don Diego de Zama, un encomendero y funcionario asentado en Asunción que lucha para que les sean reconocidos sus méritos y poder vivir en Buenos Aires.

Desde el primer minuto de metraje, de los 115 que tiene, nos sitúa en un lugar exótico y cálido, y no lo digo solo por su bella fotografía sino por sus efectos musicales, pues como espectador te sientes como si estuvieras en el mismo sitio que el protagonista. A partir de aquí, nos adentramos en un drama de época en medio de los antiguos territorios de la Corona Hispánica y el actual Paraguay, siguiendo al personaje de Diego de Zama y sus quehaceres, con el que empatizas gracias a Daniel Giménez Cacho. El actor hace suyo el papel de protagonista y lo dota de sentimiento, carisma y personalidad para hacernos ser partícipes de las tradiciones y costumbres de ese momento.

La sofisticada película de Martel quiere dar sensualidad a todas las imágenes y detalles que muestra la cámara y es el gran logro porque cuida cada instante, sonido, voz y acción. Sin embargo, lo que hace difícil el aguante personal por este viaje es su excesiva duración y su lentísimo e irritante ritmo que, es cierto que está hecho con la intención de hacer un film sensitivo, pero eso puede apartar al público, incluso el más exigente.

Lo bueno: Daniel Giménez Cacho y la capacidad para observarte.

Lo malo: que su ritmo y metraje produzcan rechazo y aburrimiento a la hora de verla.

Nota: 7/10

Distribuida por BTeam Pictures
Estreno en 16 cines

La Seducción

Una seducción poco dañina. La directora Sofia Coppola reinterpreta la novela de Thomas Cullinan que ya adaptó al cine Don Siegel con Clint Eastwood en 1971. Esta vez, Coppola vuelve al drama de época para contar la historia de cómo una escuela femenina de Virginia se ve alterada por la llegada de un hombre malherido de la guerra civil americana.

La película cuenta con un reparto excelente capitaneado por Nicole Kidman que vuelve a demostrar la gran actriz que es y lo natural y creíble que puede hacer su personaje. Además, no solo son creíbles las actuaciones sino que, también, la ambientación y el carácter que acoge el film de dureza y disciplina en un momento histórico delicado. Esto lo consigue gracias a su diálogo, la puesta en escena y la elegancia que transmite durante sus 91 minutos, que pasan rápidamente, por los cuales nos dejamos llevar en una historia de tensión sexual, rabia y crudeza. Sin embargo, lo decepcionante de la película es la sensación de que podría haber sido más, es decir, le falta garra, mala baba y más conexión con el personaje de Colin Farrell.

Coppola no desilusiona del todo, pero tampoco sorprende en este film en el que su realización es perfecta pese a ser una seducción que no hace daño y pasa sin pena ni gloria.

Lo bueno: Nicole Kidman.

Lo malo: Kirsten Dunst y su inevitable comparación con la de Don Siegel.

Nota: 6/10

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 193 cines

La Luz Entre Los Océanos

oceanosUn ‘dramón’ entre océanos. El director Derek Cianfrance se dispone a llevar al cine un drama de época sobre una familia que vive en un faro y, un buen día, reciben un bote con un hombre muerto y un bebé, y deciden adoptarlo hasta que todo se complica cuando descubren que la madre biológica está viva.

El argumento, a primera vista, parece muy interesante, curioso y digno de analizar ya que puede dar lugar a buenas reflexiones y juicios morales. Sin embargo, la intención que le dan durante todo los 130 minutos es que sea primero un romance-drama y, segundo, un drama-moral, pero los dos están condimentados de innecesarios momentos lacrimógenos y escenas totalmente inverosímiles. Podríamos decir que les importa más que conectes con los personajes por el drama, el llanto y el lloriqueo que tienen encima.

Sin duda y según mi opinión, la ejecución de la película es totalmente fallida y lo único positivo que podemos destacar es su fotografía y su banda sonora. Fassbender y Vikander actúan bien en sus papeles -a veces forzados- pero no consiguen levantar un proyecto que podría prometer mucho y que, en cambio, terminas pensando en su larga e innecesaria duración.

Lo bueno: la fotografía.

Lo malo: su ejecución.

Recomendable para las personas que les gusten los dramas de épocas que pretenden incidir en el corazón del espectador y provoquen alguna lágrima.

Nota: 5/10

Sigue leyendo