Basada En Hechos Reales

Las consecuencias del éxito. Roman Polanski vuelve a la gran pantalla tras cuatro años desde “La Venus de las pieles” con thriller psicológico que lo que pretende es contar las consecuencias que tiene el éxito.

Polanski, con ayuda de Oliver Assayas, adapta la historia de la novela de Delphine de Vigan sobre la vida de una escritora de éxito que no lleva muy bien la fama hasta que un día conocerá a una persona que la ayudará para conseguir algo a cambio. El argumento que presenta la película no deja de ser un tema muy trillado que recuerda a esa película de Rob Reiner titulada “Misery” sobre las consecuencias que puede llegar a tener la celebridad. Además, las secuencias que van acompañando a la protagonista son muy poco creíbles, pero quedan escondidas bajo la inestabilidad de la protagonista, magníficamente interpretada por Emmanuelle Seigner.

El filme nos adentra en una atmósfera parisina elegante para explicar la construcción de la relación tóxica entre las dos mujeres y, como espectadores, sigamos la trama y profundicemos en la psicología de Elle, la mujer que lleva el tempo de la película. Sin embargo, a medida que avanzan los minutos te das cuenta de la manipulación por la que te está llevando y sabes cómo terminará. Aun así, te dejas llevar por sus entresijos y guión y te involucras definitivamente con la trama.

Así pues, Polanski llega a la veintena de largometrajes con una obra menor en su filmografía que contiene elementos muy interesantes, como sus escenarios, las interpretaciones, los debates sobre el éxito y el juego que propone, pero destaca en muy poco como thriller, es demasiado previsible y muy poco creíble.

Lo bueno: la batalla entre Emmanuelle Seigner y Eva Green.

Lo malo: su final. Esperaba algo nuevo.

Nota: 6’5/10

Distribuida por Entertainment One
Estreno en 206 cines
Anuncios

La Forma del Agua

Demasiado fantástico como para creérselo. El director de ‘La cumbre escarlata’ o ‘El laberinto del Fauno’, Guillermo del Toro, vuelve al cine con otra película fantástica, esta vez ambientada en la Guerra Fría para explicar una historia romántica entre una mujer muda y un anfibio.

Una vez más, Del Toro nos sorprende con un argumento peculiar y llamativo con el que pretende explicar una historia de amor hermosa, emotiva y conmovedora rodeada de elementos del género fantástico. Podríamos decir que es un romance fantástico que, gracias a la actuación de Sally Hawkins, que pese a ser muda sabe transmitir y hablar mucho, y Doug Jones dentro de esa criatura que le da alma, y la música magistral de Alexandre Desplat, le dan un toque personal, único e inmejorable.

Sin embargo, el film contiene instantes y elementos que me hacen sacar de esta historia de amor y me descolocan, provocando así cierto rechazo e imposibilitando que me crea lo que me cuenta. De este modo, personalmente la película técnicamente es excelente, pero es su thriller el que se me hace interesante, no su romance, y se sustenta en su gran mayoría por este amorío, por lo que acaba siendo una decepción.

‘La Forma del Agua’ puede ser el film más completo de Guillermo del Toro y el mejor en aspectos técnicos, ya que su fotografía, banda sonora, escenarios y manera de grabar son dignos de admirar -no es una mala película-. No obstante, si uno no entra y no se cree el amor entre Elisa y el anfibio se queda en un mero inteligente ejercicio cinematográfico disfrutable y difícil de olvidar, y también, en una mera historia de amor demasiado ‘ñoña’ que quiere conquistar a toda costa al espectador.

Lo bueno: Sally Hawkins.

Lo malo: que no seduzca al espectador, como pretende, y seas de los pocos a los que no le ha gustado.

Nota: 6/10

Distribuida por 20th Century Fox
Estreno en 294 cines

Valerian y la ciudad de los mil planetas

Viajando por el universo con Luc Besson. El director de grandes películas como ‘León: el Profesional’ o ‘El Quinto Elemento’ deja a Lucy para adentrarse en el universo de Valérian y Laureline, creado por Pierre Christin y Jean-Claude Mézières.

Con mucha responsabilidad en su espalda, Besson adapta un cómic ambicioso lleno de colores, animales, lugares, personas y planetas que inspiró en su momento a grandes ‘space-operas’ como ‘Star Wars’ y ahora nos sumerge en un apasionante y maravilloso viaje por Alpha. Los responsables de todo son Dane DeHaan y Cara Delevingne quienes transmiten mucha química entre ellos aunque por momentos nos recuerda a una típica historia adolescente e inmadura de dos jóvenes salvando el universo.

Aun así, a parte de momentos donde el guión flojea mucho, surgen instantes de lágrima fácil innecesarios y alarga escenas inútilmente, la película se sustenta, en su mayoría, por sus efectos especiales los cuales nos hacen pensar que los casi 200 millones de euros gastados han estado bien invertidos. Gracias a ellos, como espectador disfrutas de un auténtico viaje por el espacio y planetas descubriendo seres rarísimos, empatizas con ellos y te crees todos los lugares por lo que te transporta. Y todo esto acompañado por una banda sonora de Alexandre Desplat sinfónica, dinámica y épica que recuerda a John Williams.

De este modo, Luc Besson y su imprescindible equipo aprueban con nota alta este proyecto ambicioso que decae en su parte narrativa convencional, pero da la talla en su lado técnico invitando al público a viajar en una ‘space-opera’ exagerada, apabullante y entretenida en sus  137 minutos. Personalmente, no gozaba tanto de una película así desde ‘Avatar’.

Lo bueno: su arte para capturar al espectador y no dejarlo en las casi dos horas y media.

Lo malo: el diálogo en muchas escenas y los momentos emotivos innecesarios.

Nota: 8/10

Distribuida por EOne Films
Estreno en 351 cines

American Pastoral

Cuánta curiosidad crea el hecho de que un actor como Ewan McGregor se atreva a ponerse tras la cámara para dirigir su primera película. Nuestro querido Obi-Wan Kenobi no pisa sobre seguro y apuesta por adaptar a la gran pantalla la novela compleja de Philip Roth saliéndole algo cara la jugada.

‘American Pastoral’ tiene un comienzo prometedor con una presentación de personajes exquisita y demostrando al espectador que Ewan McGregor también sabe manejar la cámara. Una lástima que esto solamente se quede en una primera impresión, en una mera ilusión. A medida que avanza la cinta la historia pierde fuelle, emoción y decae en un tono de telefilm resuelto de forma irregular y perdiendo por el camino el interés del espectador.

Con respecto a la batalla interpretativa, tanto Ewan McGregor como Jennifer Connelly no sorprenden, ya que defienden sus papeles de forma magistral. La pequeña (aunque ya no tanto) Dakota Fanning ya no es ese talento al que durante tantos años nos tenía acostumbrados, forzando en ciertos momentos su papel y fallando en uno de los momentos clave de American Pastoral y no llegando a conectar con el espectador (cuando ello era totalmente necesario).

Es una película bien dirigida, pero carente de alma y con graves problemas de guión, lo que hace que sea una cinta irregular y que no logre estar a la altura en momentos que así lo requerían.

Lo bueno: Ewan McGregor y Jennifer Connelly

Lo malo: Su irregularidad y ausencia de alma.

Nota: 5/10

Escrita por Gabriela Rubio.

Distribuida por Tripictures
Estreno en 81 cines