El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado

el-sacrificio-de-un-ciervo-sagrado-posterLa tragedia griega contemporánea, por Yorgos Lanthimos. Recuerdo que, antes de ver ‘Canino’ (2009) por primera vez, sentía una enorme curiosidad debido al gran revuelo y exaltación que la película había provocado en numerosos festivales. Después de verla ya no sentía curiosidad, sino fascinación. Luego vino ‘Alps’ (2011), un film que, a pesar de ser menos poderoso que su antecesor, transmitía la misma sensación de fascinación dentro de mi.

Esta semana, y con motivo del inminente estreno de la nueva película de Yorgos Lanthimos en nuestro país, sentí la necesidad de visionar su anterior obra: ‘Langosta’ (2015), la cual supuso la confirmación total y absoluta de que me encontraba, sin ningún género de dudas, ante uno de los directores más llamativos, retorcidos, diferentes e interesantes del panorama cinematográfico actual.

Finalmente, un servidor ha tenido la oportunidad de “disfrutar” de ‘El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado’ (2017), de la cual os hablaré a continuación.

INCISO: Escribo la palabra ‘disfrutar’ entre comillas para evitar parecer un enfermo.

He empezado hablando de la fascinación que siento por este cineasta balcánico. Pero, ¿por qué me fascina? O mejor dicho, ¿qué es lo que me fascina? Muy simple: la capacidad de dominación absoluta de una realidad sumamente perturbadora la cual se convierte, de manera automática, en una realidad cotidiana y normalizada donde todo lo que vemos y oímos nos resulta tan frecuente como el hecho de abrir los ojos cuando nos despertamos a la mañana siguiente. ¿Cómo os habéis quedado? Hasta rima y todo. En fin, hablemos de tragedias griegas.

Y es que de eso va ‘El Sacrificio De Un Ciervo Sagrado’. Lanthimos construye, a través de una estructura preciosista, una tragedia griega contemporánea explorando, antropológicamente, temas como la religión, la ciencia, la negación de la fe (representada en el personaje de un magnífico Colin Farrell), los lazos familiares, el sexo… En definitiva, todos los temas que abarcan la obra del director griego aderezados, como no, con grandes dosis de violencia y sadismo marca de la casa.

Destacar las geniales interpretaciones del ya mencionado Colin Farrell, Nicole Kidman, y mención especial para Barry Keoghan que, cada vez que hace acto de presencia, se come la pantalla. En líneas generales, todo el reparto está más que correcto.

Dentro del apartado técnico, su fotografía preciosista nos guía de manera lujosa durante sus 120 minutos de duración gracias, en gran parte, a su grandiosa banda sonora que recuerda, irremediablemente, a esa obra maestra que es El Resplandor’ (1980) de Stanley Kubrick.

Ya por último, decir que algunos espectadores pueden sentirse estafados después de visionar este filme. Y puedo llegar a entenderles, de verdad que sí. Pero yo, y esto creo que es irreversible, estoy totalmente entregado a la fascinación que Yorgos Lanthimos ejerce sobre mi persona.

Lo bueno: el hipnotismo de sus imágenes, el reparto, y su banda sonora.

Lo malo: que el espectador pueda desesperarse buscando “algo más”.

Nota: 9/10

Escrita por Fer Zaragoza

Distribuida por Diamond Films
Estreno en 48 cines
Anuncios

It

Flotando con Pennywise. El payaso más terrorífico del cine vuelve a la gran pantalla para atemorizar a todos los espectadores que vayan a ver este ‘remake’ del telefilm de 1990, readaptando la extensa novela de Stephen King. El encargado es Andrés Muschietti, quien ya nos asustó con ‘Mamá’ en 2013, y ahora vuelve para adentrar al público en una aventura adolescente en el pueblo de Derry donde desaparecen misteriosamente niños cada 27 años.

La película mantiene un tono de incógnita, intriga y suspense muy logrado mientras nos explica la historia de un grupo de amigos y su lucha contra sus mayores miedos. Es aquí cuando el film coge fuerza y poderío emocional digno de una cinta de terror consiguiendo empatizar con los personajes y siendo uno más de esta aventura. Además, su perturbadora y elegante puesta en escena ayuda a que la conexión sea mejor y vivamos una buena experiencia terrorífica.

Bill Skarsgard, que interpreta al payaso magníficamente, pone los pelos de punta en algunas escenas haciendo creíble esa sobrenaturalidad del payaso en momentos que son verdaderos traumas infantiles. Sin embargo, el punto más flojo del film son las mediocres actuaciones de los adolescentes, la historia que los une es muy tópica y, en general, a nivel narrativo y de historia, no sorprende en nada.

Aun así, este ‘It’ da la talla en su faceta de terror, thriller y película comercial con un entretenimiento constante en sus 135 minutos e instantes de auténtico miedo. “Todos flotaremos.”

Lo bueno: el inquietante Pennywise.

Lo malo: el elenco juvenil.

Nota: 7/10

Distribuida por Warner Bros. Pictures
Estreno en 313 cines

Verónica

Magnífica. Así es ‘Verónica’. Y no es de extrañar cuando viene de la mano de uno de los mejores directores de terror del cine español: Paco Plaza. El realizador valenciano vuelve al cine proyectando un largometraje pausado, ingenioso y escalofriante. Con un guión perspicaz. Una delicia para los amantes del género. Y es que, de hecho, ‘Verónica’ no solo es una película de terror, sino que también es un retrato de la sociedad española de los años 90 (al son de ‘Héroes del Silencio’ y del mítico anuncio de ‘Centella’).

‘Verónica’ es descubrimiento. De repente aparece en el cine español una pequeña actriz novel de 16 años protagonizando a una niña ‘poseída por un espíritu’. Y ésta deja a todos los críticos boquiabiertos. Bravo Sandra Escacena. Aplaudir es poco. Esta joven adolescente le ofrece a Verónica una personalidad frívola, especial y única. Huele a Goya a actriz revelación. Y apuesto por ella. En la otra cara de la moneda encontramos a sus hermanos (en la pantalla). Esas dos niñitas de diez años y ese pequeñajo de cuatro engalanan la película de momentos humanos y cómicos. Porque ‘Verónica’, como ya he mencionado anteriormente, va más allá del terror.

‘Verónica’ es un largometraje redondo. Y, seguramente, uno de los mejores filmes españoles del año. Así que, viva el terror español porque está más vivo que nunca.

Lo mejor: Sandra y su Verónica. Su terror y su cotidianidad.

Lo peor: Se puede calificar siguiendo existentes clichés.

Nota: 8/10

Escrita por Pablo Aguilar-Galindo Montoya

Distribuida por Sony Pictures

El Extraño (The Wailing)

476138-jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxx‘El Extraño’ nos narra la historia de cómo un pueblo coreano es sacudido por una serie de asesinatos misteriosos que se le atribuyen a una especie de brujo y, con tan solo ésto, Na Hong-jin nos arrastra con total intencionalidad hacia un mundo real devastado y corrompido por la oscuridad donde nada es lo que parece y donde el espectador es incapaz de averiguar qué está sucediendo realmente en sus casi dos horas y media de metraje.

Técnica y visualmente es espectacular. Es una clase magistral de dirección cinematográfica que todos los jóvenes directores que quieran dedicarse a este mundo tendrían que ver y estudiar en repetidas ocasiones. La dirección de fotografía es inmejorable sobrepasando la perfección. La ambientación es otro de los muchos aciertos del film creando una experiencia brutalmente inmersiva y compartiendo similitud con la también coreana ‘Memories of Murder’ (2003) de Bong Joon-ho.

En cuanto al reparto, destacar a los cuatro protagonistas que están espléndidos en sus respectivos papeles entregándose vitalmente a la historia dotándola de un carisma especial que todos los cineasiáticos conocemos muy bien. La película tiene momentos memorables, ya no solo en cuanto a terror y a suspense -que, como podéis ver, ya lo he dado por hecho-, sino que también está llena de situaciones de lo más surrealistas impregnándola de ese humor tan característico del cine oriental. Ojo a la escena del exorcismo “esotérico” (por llamarlo de alguna forma) que se marca uno de los personajes del filme. Sin palabras.

En conclusión, ‘El Extraño’ es una película diferente, inusual y de las que no se ven todos los días. Un ejercicio de estilo que no dejará indiferente a nadie que se precie a verla. Se agradece mucho ver este tipo de propuestas y más viniendo de uno de los países que está rompiendo moldes en la forma en la que hacemos (y vemos) cine. Na Hong-jin ha roto todos los esquemas cinematográficos del género regalándonos un film épico, con personalidad y único en su especie. 

Nota final: 10/10

Escrita por Fer Zaragoza

Crítica más extensa y original de Fer Zaragoza

Sigue leyendo