Animales fantásticos y dónde encontrarlos

animalesUna monstruosidad. Después de 5 años sin la magia de Harry Potter y J.K. Rowling, vuelve el universo mágico que se apoderó de muchas personas y corazones durante mucho tiempo.

Esta vez el argumento es diferente e inventado pues han adaptado una “enciclopedia” de animales escrita por la famosa escritora. Podríamos decir que se han sacado una historia del bolsillo a partir de un libro que no tiene y nos hacen creer que Newt Scamander, un joven mago tiene monstruos guardados en una maleta -similar a Mary Poppins- y un buen día se les escapan algunos y otros de muy peligrosos. Este personaje es interpretado por Eddie Redmayne, un actor en auge que no defrauda en su actuación como tampoco lo hace su actor no-mágico Dan Fogler que le da el toque de humor al film. Por lo que se refiere al resto del reparto, todos hacen su trabajo sin destacar.

Si entramos dentro del análisis, vemos una película con un hilo argumental que va a la deriva y sin rumbo que solo se preocupa de los efectos especiales -más faltaría con 180 millones-. No tiene la misma alma ni magia que tenia Harry Potter -imposible, en parte- y no consigues conectar con ningún personaje. Además, sus más de dos horas y los momentos que intenta emocionar a toda costa -los momentos “ñoñas” les llamo- acaban de destrozar la película que ya de por sí no se aguantaba.

En definitiva, lo mejor que podemos encontrar es una sorpresa que nos tienen guardada con Colin Farrel y lo peor, dentro de lo que cabe, las cinco posibles secuelas.

Nota: 6/10

La Chica Danesa

Chica DanesaEinar y Lili. Dos personas en una misma en la que Tom Hooper dedica este filme a enseñar como de Einar sale Lili. Su intención no es denunciar la crítica de la transexualidad de la época sino mostrar la sensación de la persona que se siente mujer atrapada en el cuerpo de un hombre y sus cambios personales.

Por un lado, la realización es notable porque el tema debe tratarse con naturalidad y así lo hace. Sin embargo, hay momentos que parecen demasiado preparados y pierde toda la naturalidad necesaria. Además, su ritmo lento hace que preveas lo que pasará y no lo hace especial cuando debería.

Por otro lado, la película se sostiene gracias a las magníficas y perfectas actuaciones de Vikander y Redmayne totalmente creíbles. Y su banda sonora es precisa en cada momento crucial del protagonista. No abusa de momentos lacrimógenos y quiere que conectes con lo mismo que Einar Wegener va sintiendo a lo largo de sus sentimientos cambiantes.

Una película sentimental con una realización correcta, pero mejorable en momentos trascendentes.

Nota: 7’5/10