Salyut-7

Un nuevo logro ruso. Cuando en 1985 la nave soviética Salyut-7 se convirtió en una amenaza espacial y todo parecía que la Unión Soviética demostraría no ser capaz de afrontar la situación, llegaron dos cosmonautas para solucionarlo.

Este es el argumento principal de la película que firma el director ruso Klim Shipenko que, desde el minuto 1, nos adentra en una aventura espacial que recuerda a la maravillosa ‘Gravity’ de Alfonso Cuarón. Durante 119 minutos estamos entre el espacio y la tierra para contarnos el rescate de la nave soviética.

Entre lo terrenal y lo espacial se mueve la historia que nos presenta unos personajes bien definidos en un contexto de Guerra Fría. Quizás, en el aspecto terrenal es donde la película falla más porque le da toques convencionales de dramatismo que, con una música épica, ensalzan los momentos emotivos. Por lo que se refiere al espacio es excelente porque tenemos tensión, ciencia, credibilidad y puro entretenimiento. Sucede el típico fallo del ruido en el espacio, pero no minusvalora la obra de Shipenko.

Por lo tanto, ‘Salyut-7’ demuestra que el cine ruso también es capaz de contar historias heroicas de sus personajes históricos y estar a la altura de las producciones estadounidenses como ‘Apolo 13’ o ‘Space cowboys’. Un logro espacial y cinematográfico ruso.

Lo bueno: la capacidad de inmersión espacial.

Lo malo: el nudo de la historia se puede hacer eterno.

Nota: 8/10

Distribuida por A Contracorriente Films
Anuncios

Valerian y la ciudad de los mil planetas

Viajando por el universo con Luc Besson. El director de grandes películas como ‘León: el Profesional’ o ‘El Quinto Elemento’ deja a Lucy para adentrarse en el universo de Valérian y Laureline, creado por Pierre Christin y Jean-Claude Mézières.

Con mucha responsabilidad en su espalda, Besson adapta un cómic ambicioso lleno de colores, animales, lugares, personas y planetas que inspiró en su momento a grandes ‘space-operas’ como ‘Star Wars’ y ahora nos sumerge en un apasionante y maravilloso viaje por Alpha. Los responsables de todo son Dane DeHaan y Cara Delevingne quienes transmiten mucha química entre ellos aunque por momentos nos recuerda a una típica historia adolescente e inmadura de dos jóvenes salvando el universo.

Aun así, a parte de momentos donde el guión flojea mucho, surgen instantes de lágrima fácil innecesarios y alarga escenas inútilmente, la película se sustenta, en su mayoría, por sus efectos especiales los cuales nos hacen pensar que los casi 200 millones de euros gastados han estado bien invertidos. Gracias a ellos, como espectador disfrutas de un auténtico viaje por el espacio y planetas descubriendo seres rarísimos, empatizas con ellos y te crees todos los lugares por lo que te transporta. Y todo esto acompañado por una banda sonora de Alexandre Desplat sinfónica, dinámica y épica que recuerda a John Williams.

De este modo, Luc Besson y su imprescindible equipo aprueban con nota alta este proyecto ambicioso que decae en su parte narrativa convencional, pero da la talla en su lado técnico invitando al público a viajar en una ‘space-opera’ exagerada, apabullante y entretenida en sus  137 minutos. Personalmente, no gozaba tanto de una película así desde ‘Avatar’.

Lo bueno: su arte para capturar al espectador y no dejarlo en las casi dos horas y media.

Lo malo: el diálogo en muchas escenas y los momentos emotivos innecesarios.

Nota: 8/10

Distribuida por EOne Films
Estreno en 351 cines

Life (Vida)

El super ‘Alien’ estrangulador. El director sueco Daniel Espinosa deja el drama histórico -’El niño 44’- para introducirnos en una historia espacial sobre una tripulación y el descubrimiento de una posible vida extraterrestre en el planeta Marte.

Para empezar, si habéis visto el trailer ya habéis visto la película. Volvemos a tener en la gran pantalla una película que no desmarca en el género de la ciencia-ficción ni en el de las aventuras espaciales que, inevitablemente, recuerda a la mítica película de ‘Alien, el octavo pasajero’. En ocasiones, pretende ser un thriller con momentos de tensión y algunos sustos inesperados para crear alguna reacción en el espectador, pero tanto la tensión como los sustos están contados.

Además, el único interés que hay en el film son sus primeros 20 minutos con los que te hace una clase magistral de ciencia perfecta para ser partícipe del argumento. Sin embargo, una vez comienza la acción ya sabes todo lo que sucederá. Es totalmente previsible y no funciona como gozo visual porque, aunque los efectos especiales estén bien, no son nada nuevo.

Y, por acabar de rematar, no solo hay ruido en el espacio -grave error- sino que todo los 103 minutos que dura el film, no hay ni un solo momento en qué no haya banda sonora y, su gran mayoría de temas son muy ruidosos. Debo advertir que siento debilidad por estas películas, pero en esta no tenía muchas esperanzas puestas y no las ha superado.

Lo bueno: algunos momentos de tensión.

Lo malo: el guión, los errores y la banda sonora.

Nota: 4’5/10

Sigue leyendo

Star Trek: Más Allá

597436-star-trek-mas-alla-nuevo-trailer-espanol-nuevos-cartelesDemasiado allá. La tercera entrega de ‘Star Trek’ llega a los cines de la mano del director Justin Lin, conocido por su filmografía llena de acción trepidante y que, esta vez, le toca sustituir a J.J. Abrams.

Primeramente, debemos destacar que hay mucha más acción, más tensión, más espectacularidad y mucho más gozo para los ojos que las anteriores entregas y, no significa que sea un error sino al contrario, una virtud. Además, es entretenida, estás conectado durante todo el metraje y encontramos más humor, sobretodo en la dupla de Spock-Bones.

Michael Giacchino vuelve a ser el responsable de componer la música que, una vez más, nos impresiona, emociona y gusta. Exquisita. Y, destacar las interpretaciones de todo el reparto quienes estan correctísimos en sus papeles y no defallan en ningún momento.

Ahora bien, esta entrega va demasiado allá, es decir, tiene puntos positivos dignos de reconocer, pero no todo es perfecto. ‘Star Trek: Más Allá’ es una película que roza límites peligrosos. Por ejemplo, roza el límite del diálogo nefasto y previsible, el de cine demasiado épico, el de la acción ya vista -escenas parecidas a ‘Fast & Furious’-, el de los errores técnicos en cintas del espacio -ruido espacial-, el límite de ser únicamente para complacer a los fans, el de la poca originalidad, entre otros.

Con todo esto, debo añadir que, como en las otras dos cintas, tiene momentos típicos, es bastante previsible y el antagonista interpretado por Idris Elba, en comparación con Benedict Cumberbatch, es mucho menos aterrador. A todo esto y como ya he dicho, es una película con sus rasgos positivos y negativos los cuales hay que reconocer y mencionar.

Finalmente, debo reconocer y sincerarme de que disfruté mucho más esta cinta que las otras gracias a la mezcla de tensión, lágrima, comedia y su enorme espectacularidad pese a que el doblaje en español es horrible. Hacen un buen homenaje a la série antigua y a los fans así como a Leonard Nimoy y Anton Yelchin. Una película totalmente gozable con sus respectivos altibajos.

Nota: 7’5/10

2001: una Odisea del Espacio

Señoras y señores, bienvenidos al espacio. 2001: Odisea en el EspacioStanley Kubrick hizo lo imposible el año 1968 creando esta obra maestra de la ciencia-ficción y del cine. Y mi favorita.

Una película que penetra por los sentidos sin darte cuenta: por los ojos gracias a unos efectos especiales increíbles -sobretodo por la época- y por los oídos con una banda sonora elegante, variada y magistral -y clásica-. Juntos desarrollan en el espectador el sentido de la imaginación para que pienses en el significado de cada escena, plano o acción y vivas intensamente el significado de esta obra.

Ritmo muy lento para que el argumento -a veces difícil de entender- profundice en tu interior y te muestre la genialidad del espacio. Tiene detalles muy cuidados y momentos inolvidables.

Es una auténtica obra de arte en mayúsculas y precedente de muchas cintas posteriores. Más ciencia que ficción y muy difícil de superar.

Nota: 10/10