First Man (El Primer Hombre)

“First Man” es una intensa aventura espacial que se convierte en una experiencia digna de gozar, pero que en el aspecto dramático se convierte en convencional y aburrida.

Título original: First Man
Dirección: Damien Chazelle (Whiplash, La La Land)
Guion: Nicole Perlman, Josh Singer
Fotografía: Linus Sandgren
Música: Justin Hurwitz
Reparto: Ryan Gosling, Jason Clarke, Claire Foy, Kyle Chandler, Corey Stoll, Pablo Schreiber, Lukas Haas, …
Fecha de estreno: 11/10/2018
País: Estados Unidos. Duración: 133′. Género: Drama | Aventura espacial, Biográfica.
Distribución: Universal Pictures. Cines: 314. Trailer.

Sinopsis: cuenta la historia de Neil Armstrong y su trayectoria anterior de la llegada a la Luna, concretamente el periodo de los años 1961 y 1969. Un relato basado en la novela de James R. Hansen sobre una de las misiones más peligrosas de la Historia.

Damien Chazelle sigue su trayectoria filmográfica explicando un hecho mítico y muy conocido, pero que, a la vez, parece misterioso e incierto. Es por eso que el director de la maravillosa Whiplash y el dramón La La Land pretende aventurarse en el espacio y, el resultado es una película intensa y técnicamente impecable que da mucha importancia a la evolución que sufrió Armstrong, a nivel profesional y personal.

Sin embargo, donde peca más el film, en mi opinión, es en el aspecto dramático, ya que pasa a ser un relato convencional, frío y con poca empatización con el público. Eso sí, sostenido por una insuperable Claire Foy. Pese a que su trabajo es adecuado, da la sensación que la historia individual de Armstrong con Ryan Gosling podría contarse sin la de su mujer, provocando así bostezos y desinterés.

En definitiva, Chazelle logra convertir la historia de Neil Armstrong en una experiencia espacial muy recomendable de gozar que bebe de 2001: odisea en el espacio, Gravity e Interstellar, pero que a nivel dramático es un rollo.

Lo bueno: cuando el espectador vive y sufre como Gosling/Armstrong dentro del traje espacial en cualquiera de sus misiones.
Lo malo: que Claire Foy no sea suficiente para levantar un drama adormecedor.

Nota: 7’5/10

Anuncios

La La Land

lalalandEl romance más ‘hype’. Expectativas muy altas con mucho despliegue publicitario y muchos premios es lo que define este musical que parece se llevará todos los premios.

Damien Chazelle nos alucinó con ‘Whiplash’ y vuelve por la puerta grande para presentar una película con una mezcolanza de emociones que puede gustar o defraudar. Para ello, cuenta con las interpretaciones creíbles y bien actuadas de Ryan Gosling y Emma Stone que ambos se coronan en lo más alto y llevan el tempo y toda el alma de la cinta.

Debo reconocer que técnicamente es estupenda y perfecta y, cumple con su objetivo que es contar el romance de una pareja y su posterior evolución. Con esta premisa incide en temas más allá de lo que muestra para reflexionar como, por ejemplo, el hecho de pasar una mala racha, seguir tus sueños, seguir el amor y hacer las cosas por amor, el sacrificio, el éxito, el esfuerzo, la pasión por el jazz o la actuación, entre otros. Y, para hacerlo ameno y diferente, añade temas musicales para convertirlo en un musical y entrar más en el corazón de la gente.

Sin embargo y según mi opinión, la mezcla que contiene de emociones y sensaciones termina agobiando y alejando al espectador para que éste solo goce de las canciones -todas magníficas y lo poco que sentí- y números musicales. Pienso que es una gran película, muy bien ejecutada y, personalmente, me gustó -más las partes de comedia que de romance/musical-, pero el ‘hype’ le perjudica y puede hacerse fría o quedándose en nada. Será recordada por sus premios, pero, ¿lo será por ser la película que es?.

Lo mejor: el número inicial y su pasión por la música.

Lo peor: la mezcla difícil de emociones.

Recomendada para los amantes de los musicales, los romances, Ryan Gosling y Emma Stone.

Nota: 7’5/10

Sigue leyendo