Objetivo: Washington DC

‘Objetivo: Washington DC’ es una película que cumple con su objetivo de entretener a un público poco exigente durante 120 minutos aunque esto signifique no ver nada nuevo.

Título original: Angel Has Fallen
Dirección: Ric Roman Waugh (El Mensajero)
Guion: Creighton Rothenberger, Katrin Benedikt, Robert Mark Kamen
Fotografía: Jules O’Loughlin
Música: David Buckley
Reparto: Gerard Butler, Morgan Freeman, Piper Perabo, Lance Reddick, Jada Pinkett Smith, Tim Blake Nelson, Nick Nolte, Chris Browning, …
Fecha de estreno: 30/08/2019
País: Estados Unidos. Duración: 120′. Género: Acción.
Distribución: Vértice Cine. Cines: 306. Tráiler.

Sinopsis: en esta película, el protagonista Mike Banning es acusado de intento de asesinato del presidente de los Estados Unidos. Será perseguidos por su propia agencia y por el FBI y él mismo iniciará una carrera a contrarreloj en la que ha de desvelar al auténtico grupo terrorista que atentó contra el presidente.

En 2013, Antoine Fuqua inició la saga Fallen o Objetivo, en 2016 la siguió Babak Najafi y en 2019 la continua (¿y acaba?) Ric Roman Waugh, director de El Mensajero o Shot Caller. Esta tercera entrega se aprovecha de los cambios tecnológicos para hacer una acción más trepidante como, por ejemplo, con drones explosivos. No obstante, más allá de ésto, la película sigue manteniendo el mismo tono de la saga, con los mismos giros argumentales previsibles y difíciles de creer.

En esta nueva entrega se agradecen las dosis de humor provenientes de Nick Nolte quien le añade al argumento un tono más familiar y dramático. Por lo que respecta a Gerard Butler da la sensación que ya no está preparado para este tipo de películas y, aparte de que no cambia la expresión de la cara en ningún momento, parece que esté cansado en todo momento. Aun así, sabe hacer bien su papel para que el espectador disfrute de momentos de tensión e intriga con explosivos y duelos masculinos. 

Así pues, Objetivo: Washington DC o, más bien dicho, Objetivo: Mike Banning es una película que cumple con su objetivo (vaya la redundancia) de entretener a un público poco exigente durante 120 minutos y, con esto, no hace falta pedir más. Eso sí: si hay una cuarta parte podrían dejar de lado algunos elementos arquetípicos ya muy vistos.

Lo bueno: la acción trepidante y el humor de Nick Nolte.
Lo malo: tradicionales elementos arquetípicos en estas cintas de acción.

Nota: 6/10

Anuncios

Un Golpe Con Estilo

La tercera edad en acción. Michael Caine, Morgan Freeman y Alan Arkin, tres veteranos de la Historia del Cine, se juntan en este ‘remake’ de una película del año 1979 para provocar en el espectador una sonrisa y transmitirle un buen rollo durante 96 minutos.

El film consigue ganarse al público, pero es una comedia irregular que decae en algunos instantes aunque sus intenciones tampoco son gran cosa. El guión es correcto y la historia está bien contada y concluida así como, también, actuada, pero no podemos pedir menos a este elenco de personajes. Además, hay escenas con las que pretende jugar con el espectador por lo que ayuda a involucrarte en el argumento.

Personalmente, me gustó su principio y, sobretodo, sus críticas a la sociedad y al momento actual, pero podría haber dado más de sí o, al menos, haber aguantado bien su ritmo durante todo el metraje.

Lo bueno: sus juegos con el espectador.

Lo malo: la comedia se disuelve por momentos.

Nota: 6/10

Sigue leyendo

Ben-Hur (2016)

ben_hur-517406743-largeLa apuesta más arriesgada del año. Antes que nada quiero advertir que no es un ‘remake’ de la de William Wyler (1959) sino otra adaptación. Personalmente, pienso que esta película debe tomarse de dos formas: teniendo en cuenta la de 1959 o sin tenerla.

Primero de todo, si tenemos en cuenta la de Wyler vemos que han pasado los años a peor ya que no tiene la misma alma y conexión entre personajes y público. La de Charlton Heston (1959) es una obra maestra simplemente por el arte de poder hacer una película de tal tamaño. Ésta tiene un tamaño todavía más grande gracias a los efectos especiales y la espectacularidad que demuestra -y gracias al dinero-, pero, ni por asomo llega al arte de la obra maestra que todos conocemos. Por lo tanto, si vamos pensando en la que todos sabemos debemos reconocer que es horrorosa pese a ser otra adaptación, ya que los elementos que comparte con la de 1959 y la recuerdan positivamente, en la actual están desmejorados.

Por otro lado, si no tenemos en cuenta la de Wyler -y lo digo sinceramente- podría llegar a gustar porque como filme histórico y comercial con efectos, momentos de tensión, escenas espectaculares, elementos épicos, entretenimiento, gozo visual etc da la talla -hemos visto cosas mucho peores-. Sin embargo, reconozco que pese a tener elementos buenos, tiene tantos de negativos que no se merece ser aprobada.

Técnicamente, la película carece de un diálogo poco apropiado para la época, una malísima caracterización de Morgan Freeman, unos efectos especiales muy mejorables -el mar-, una banda sonora empapeladora que solo engrandece la película sin tener claro cuál es el motivo por el que está allí, un final demasiado inverosímil, una historia medianamente nueva e interesante que se deja una parte muy importante, algunos personajes exagerados -el ‘horco’ de las galeras-, una canción final de créditos a los James Bond que no pega, un Jesús para nada creíble, entre otras cosas.

Sinceramente y desde mi punto de vista, la película decae cuando sale Freeman, pero no por él -le salva el diálogo, sus frases y su poderío- sino porque da la sensación que quieren llegar a su objetivo: que se vea la famosa carrera de cuadrigas. Y con esto deja atrás muchos elementos que el dinero no puede solucionar como, por ejemplo y lo más importante, que el reparto se crea sus papeles y nos hagan creer que sienten lo que están actuando -actuaciones frías-.

‘Ben-Hur’ (2016) no tiene la chispa de la de 1959 porque es, en general, inevitable e imposible igualarla. Sin embargo, como película sin precedentes podría agradar y complacer al espectador que ha comprado la entrada.

Nota: 4’5/10

Objetivo: Londres

Ulondon-has-fallenn objetivo maximizado. En comparación con “Objetivo: Casa Blanca”, esta entrega dirigida por Babak Najafi quiere conseguir que todos los ingredientes de una películas de acción sean más y mejor. Más intriga, más efectos, más disparos, más acción, más argumento, más muertes, más oscuridad, etc.

Lo único que logra es hacer una película típica y previsible de este género con unas interpretaciones mejorables -Morgan Freeman se salva por algunas frases- y estar muy por debajo de su predecesora.

El factor de la oscuridad intenta crearte intriga, pero rápidamente sabes qué pasará. Y, a esto, le sumamos algunos errores y alguna escenas sin utilidad nos queda una película que solo se goza visualmente -en esto esta bien- y es bastante pasable de ver.

Lo mejor de la película es que solo dura 99 minutos y no se hace pesada. No le da tiempo.

Nota: 5/10

TED 2

ted 2Los compitruenos vuelven. Esta segunda entrega sigue el mismo estilo que la primera: un conflicto principal que se va resolviendo con comedia por el medio.

Sin duda, una cinta llena de risas y escenas divertidas con unas buenas interpretaciones adecuadas y creíbles a sus papeles. Wahlberg, Seyfried y Freeman también sirven para este género.

Además, el conflicto principal intenta que el espectador reflexione sobre el tema que se trata y crea momentos de emoción que compagina muy bien con las carcajadas.

Al mismo tiempo podemos ver cómo se entremezclan muy bien diferentes lenguajes como el vulgar y el formal que hacen de esta película una comedia buena, divertida y entretenida aunque no se desmarca mucho de la primera.

Nota: 7/10