Spider-Man: Lejos de Casa

‘Spider-Man: Lejos de Casa’ es mucho más entretenida y visualmente apabullante que ‘Homecoming’, pero mucho más juvenil y tonta.

Título original: Spider-Man: Far From Home
Dirección: Jon Watts
Guion: Chris McKenna, Erik Sommers
Fotografía: Matthew J. Lloyd
Música: Michael Giacchino
Reparto: Tom Holland, Jake Gyllenhaal, Zendaya, Jacob Batalon, Marisa Tomei, Samuel L. Jackson, J.B. Smoove, Jon Favreau, …
Fecha de estreno: 05/07/2019
País: Estados Unidos. Duración: 129′. Género: Acción, fantástico.
Distribución: Sony Pictures. Cines: ?. Tráiler.

Sinopsis: en esta segunda parte, Peter Parker tendrá que enfrentarse por Europa contra criaturas elementales que causan el caos en el continente, pero tendrá la ayuda de Mysterio para acabar con ellas. Sin embargo, la historia se complicará mucho.

Con más de 850 millones de dólares recaudados con Spider-Man: Homecoming, esta segunda parte se hacía inevitable y dos años después volvemos a tener el hombre araña en el cine. No obstante, esta secuela es una continuación a Vengadores: End Game, por lo que, es imprescindibles haberla vista. Con esto, el espectador en Lejos de Casa se encontrará una película más entretenida, con  más acción y visualmente extraordinaria. Personalmente, Homecoming no me gustó (podéis recuperar la crítica aquí), pecaba de lentitud y desinterés por la trama, pero esta segunda parte soluciona estos dos elementos.

Tom Holland sigue dándole un carisma personal y único al personaje de Spider que, junto Jacob Batalon, aportan esa chispa de comedia que siempre viene bien y mantiene el tono juvenil de esta saga. No obstante, esta parte abusa, quizás, demasiado en este tema y se vuelve una comedia romántica ñoña e infantil entre Spider-Man y MJ, de manera que el espectador no encontrará una trama compleja ni seria.

En definitiva, Spider-Man: Lejos de Casa es una digna segunda parte que, a nivel personal, pude disfrutar mucho más y, asimismo, tiene un mensaje reflexivo detrás sobre los drones y los avances tecnológicos muy interesante.

¿Recomendable? Sí, a todos los públicos, pero tiene momentos demasiado infantiles.

Lo bueno: el tramo final y el humor.
Lo malo: que la hayan enfocado más en el público juvenil e infantil.

Nota: 7/10

El Gran Showman

El mayor espectáculo del mundo. Termina el 2017 con una película perfecta para esta etapa navideña e idónea para ir al cine con toda la família a verla. El director Michael Gracey inicia su etapa como director con esta historia sobre Phineas Taylor Barnum, un empresario circense que fundó el conocido como “mayor espectáculo en la Tierra”.

El encargado de encarnar a Barnum es Hugh Jackman quien demuestra, con maestría, su capacidad para actuar en musicales, haciendo creíble su papel, y su potencial en la voz. Asimismo, Jackman cuenta con un elenco actoral magistral en sus papeles que logran hacer unos números musicales frenéticos y perfectamente bailados con una música que transmite todo tipo de sensaciones. No obstante, donde decepciona más la película es en la historia pues no deja de ser un convencional, típico y ñoño drama sobre el éxito y el fracaso de un hombre ambicioso, con la añadidura del racismo en esa época del siglo XIX.

El argumento es exprimido al máximo y deja mucho que desear, pero el film llega a un momento que nos da entender que su propósito no es explicar una historia sino, más bien, convertir la misma película en una espectáculo al que no se le debe exigir.

Como drama decepciona; como musical gusta, se pega, se agradece e invita a grandes y pequeños a gozarla.

Lo bueno: las canciones y los números musicales.

Lo malo: la historia, ser exigente, buscar el mejor musical y compararlo con ‘Moulin Rouge’.

Nota 7’5/10

Distribuida por 20th Century Fox
Estreno en 339 cines

Spider-Man: Homecoming

Las telarañas vuelven a la gran pantalla. El director Jon Watts es el encargado de hacer este reinicio de la mítica saga ‘Spider-Man’ para que volvamos a sentirnos arácnidos y saltemos de edificio en edificio. Esta vez es Tom Holland quien le toca ser Peter Parker en esta entrega arriesgada que no decepciona, pero tampoco es para tirar cohetes.

En ella tenemos una película típica de Marvel, con una historia bien contada, unos personajes bien desarrollados gracias, en parte, al gran carisma que desprende Holland, una acción impactante y un antagonista correcto. Sin embargo, el film se hace pesado, lento, su humor no hace gracia y, por momentos, aburrido con muy pocas escenas trepidantes y mucha historia que contar. Además, la mejor parte de la película no llega hasta el final que es cuando realmente se hace interesante de seguir y disfrutar.

Personalmente, me costó entrar dentro de la vida de Parker, no me interesó en ningún momento lo que explicaba y, en su conjunto, no le encontré nada especial a la película hasta la última media hora. No obstante, valoro y reconozco que es difícil reiniciar una saga por tercera vez y ésto ocasione cierta desconfianza hacia el film. En mi opinión, no me gustó, pero recomiendo verla, sobretodo a los fans de los cómics que pueden ponerse nostálgicos en según qué momento.

Lo bueno: Tom Holland y su última media hora.

Lo malo: el humor y Tony Stark.

Nota: 6’5/10

Distribuida por Sony Pictures España
Estreno en 400 cines