Campeones

“A mi tampoco me gustaría tener un hijo como yo, pero sí me gustaría tener un padre como tú”. Esta es la frase que resume la película de Javier Fesser sobre un entrenador de baloncesto con prejuicios que debe hacerse cargo de un equipo de discapacitados intelectuales.

Después de hacer Mortadelo y Filemón, Fesser regresa a la gran pantalla con una comedia dramática sobre una situación cotidiana que plantea interesantes debates como, por ejemplo, sobre lo que es normal. Además, acompaña al espectador durante 124 minutos sin hacerse larga ni pesada, siempre manteniendo el interés por saber cómo evoluciona el personaje de Marco, magníficamente bien interpretado por Javier Gutiérrez.

Hay que decir que, nada más empezar la película ya sabes qué pasará y, toda ella es bastante predecible. No deja de ser un drama típico sobre un tema actual con el que muchos se pueden identificar, por lo que no juega con el factor sorpresa. Aun así, el carisma y el esfuerzo de todos los integrantes del film hacen que, como drama nos de momentos verdaderamente emotivos y, como comedia nos regala instantes para enmarcar.

Javier Fesser logra hacer una película completa que no deja indiferente y que obliga a pensar sobre los pensamientos que tenemos acerca de determinadas personas sin  antes conocerlas.

Lo bueno: la ternura que desprende cada personaje sin caer en el dramatismo extremo.

Lo malo: la historia de amor parece añadida con calzador.

Nota: 8/10

Distribuida por Universal Pictures
Estreno en 286 cines
Anuncios

Red de Libertad

Libertad y esperanza. Dos de los conceptos principales que definen esta película española dirigida por Pablo Moreno quien nos explica la increíble y arriesgada historia de Helena Studler. Esta mujer, Hermana de la Caridad, decidió crear una red de cooperación, con los ciudadanos de Metz, para liberar a los presos de los campos de concentración nazis y darles una oportunidad.

La película mantiene la atención del espectador en los sucesos del pueblo francés durante todo el metraje, no solo en los actos de Helena sino en la cotidianidad y quehaceres de los habitantes -es donde más acierta-. Assumpta Serna es la encargada de dar vida a este personaje de manera creíble y de adentrarnos en un relato interesante en el que luchar por unos principios propios es primordial. No obstante, el film tiene momentos aburridos, la representación de los nazis es mejorable, abusa de escenas lacrimógenas y tiene diálogo y secuencias sobreactuadas.

Aun así, es de admirar que lleven a la gran pantalla esta historia, y con el bajísimo presupuesto hayan podido realizar este resultado que, tiene aires propagandísticos a nivel religioso, pero que no falla en los instantes más importantes.

Lo bueno: Assumpta Serna y los valores que transmite.

Lo malo: la sensación de que podría haber sido mejor llevada con más presupuesto.

Nota: 6/10

Distribuida por ProyecFilm
Estreno en 70 cines