The Party

Sorprendente comedia teatral. La director Sally Potter vuelve al cine después de cinco años de inactividad con una comedia negra muy recomendable e imprescindible.

La historia que nos presenta es la de Janet, una mujer que organiza una fiesta con sus amigos tras ser nombrada ministra del Gobierno, pero este encuentro se convertirá en una celebración totalmente surrealista e hilarante. Su reparto es la gran virtud del film, constituido por siete nombres: Patricia Clarkson, Bruno Ganz, Cherry Jones, Emily Mortimer, Cillian Murphy,Kristin Scott Thomas, Timothy Spall. Todos están excelentes y permiten que el hilo argumental se desenvolupe de manera ágil y sorprenda cada minuto al público.

La película contiene historias independientes que se desarrollan en una misma casa disparando contra temas como el feminismo, la maternidad, la fidelidad, la política y la lealtad que, de cada uno, puedes sacar una propia conclusión. No obstante, la conclusión final no se cierra hasta que se acaba el film y, esa es otra virtud, ya que como espectador estás expectante por todo lo que ocurre, creándose así una especie de ‘thriller-drama’ frenético, divertido y preciso.

‘The Party’ de Sally Potter es una bomba de relojería, que va ganando minuto a minuto y logra entretener durante sus 71 minutos en una comedia negra y dramática con unos diálogos brillantes. Una verdadera sorpresa de obligado visionado.

Lo bueno: todo su elenco y su capacidad por introducir al espectador en medio del ‘follón’.

Lo malo: que no se vea.

Nota: 8/10

Distribuida por Avalon
Estreno en 52 cines
Anuncios

Negación (Denial)

Negando lo innegable. El director británico Mick Jackson nos enseña uno de los juicios más importantes del siglo XX sobre la Segunda Guerra Mundial en el que se pone en cuestión la negación del Holocausto a través de la denuncia de David Irving -un negacionista admirador de Hitler- a Deborah Lipstadt -historiadora judía-. 

Una película que no sólo pone de manifiesto el choque entre dos ideologías o pensamientos sino que va más allá incidiendo en el papel del historiador, la argumentación y la investigación para demostrar que el Holocausto sucedió e incluso induce en el papel del juez, del abogado y de la estrategia de defensa en un juicio.

Es un drama judicial algo convencional, pero muy potente ambientado en los años 90 con diálogos buenos y algunas frases memorables que no solo quiere indignar al espectador sino crear en él la pregunta que pasea durante todo el metraje. Rachel Weisz está estupenda como Mrs. Lipstadt, pero todavía más Timothy Spall como Mr. Irving. Ambos están creíbles en sus papeles y convencen al espectador de las ideologías y teorías que defienden.

Personalmente, pienso que pasará como un drama más, pero es altamente recomendado no solo por la representación de la figura de historiador y el abogado sino porque realmente incita a hacernos un juicio moral en nuestras cabezas y contemplar cómo se desarrolla una historia verídica con símbolos y momentos dignos de admirar. Otra mirada imperdible a ‘La Solución Final’ de Hitler.

Lo mejor: el elenco interpretativo, el diálogo y la representación del historiador.

Lo peor: su convencionalidad y su comparación con otros dramas judiciales históricos.

Nota: 8/10

Sigue leyendo